header print

Chiste: El Permiso De La Esposa

 Una pareja que tan solo llevaba unas semanas de casados sostiene una conversación porque el marido, aunque sé sentía feliz, tenía deseos de irse a beber unas cervezas con sus amigos, así que le dice a su mujer:

- Mi vida, ahorita regreso

- ¿Adónde vas, mi amor?" (Expresión típica de recién casados).

- Al bar mi cielito, a tomarme una cervecita.

La mujer se lleva la mano a la cintura y le dice: ¿quieres una cerveza, mi vida?

Y en eso abre la puerta del refrigerador y le enseña 25 marcas de cervezas de 12 países diferentes.

El hombre no sabe qué hacer y se le ocurre decirle: 

- ¡Ay, mi reina, pero en el bar, ya sabes, la jarra de la cerveza está bien helada!
 

Chiste: El Permiso De La Esposa

No terminaba de decirle, cuando la esposa lo interrumpe diciéndole: 

- ¿Quieres una jarra congelada mi amorcito?

Saca del congelador una jarra congelada, blanca y escarchada. El esposo sorprendido le dice: 

- Sí mi cielo, pero en el bar sirven unas entradas riquísimas.

-¿Riquísimas, vuelvo enseguida, Sí?

-¿Quieres unas entradas, mi amorcito?

Abre el horno y el refrigerador y saca 20 entradas diferentes: aceitunas, empanadas, papas fritas, tacos, cacahuates, quesos, paté, caviar, carnes frías, etc. Pero caramelito, en el bar, tú sabes las palabrotas y todo aquello...

- ¿Quieres palabrotas, mi cielito lindo? Entonces: 

- ¡Te tomas la maldita cerveza, en esa jarra de mierda y te comes esas malparidas entradas, pero de aquí no sales imbécil!

Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad