header print

Los Cuidados Que Tu Aloe Vera Necesista

El Redactor: Ysabel T. L.
 Las plantas de aloe vera (o sábila) son originarias de las zonas tropicales, pero son plantas caseras comunes en una variedad de climas. Cuidar una planta de aloe vera es sencillo una vez que conozcas los aspectos básicos. Con un poco de esfuerzo, puedes ayudar a que la planta de aloe vera sobreviva por años.
 

1. Cuidados básicos

aloe vera

1. Coloca el aloe vera en un lugar soleado

La ventana soleada de la cocina o cualquier otro ambiente soleado de tu casa es ideal para esta planta. También prospera en zonas que reciben la luz indirecta del sol. 

2. Riega en profundidad, pero con moderación

Las plantas de aloe vera son muy fáciles de mantener, puesto que no necesitan mucha agua. Espera a que la tierra esté seca al menos 5 cm (2 pulgadas) por debajo de la superficie y luego riega de forma lenta y profunda hasta ver que el agua salga por los agujeros de drenaje.

3. Fertiliza el aloe durante la temporada de crecimiento

De abril a setiembre, el aloe crece de forma vigorosa. Si deseas, puedes ayudarle proporcionándole un poco de fertilizante dos veces al mes durante este periodo. 
4. Presta atención a los insectos
Hay unas cuantas plagas que son visitantes comunes de la planta de aloe vera, como las cochinillas de la harina. Estos insectos son planos y marrones, y les gusta succionar la savia del aloe vera.

2. Trasplantar el aloe vera

aloe vera cuidados

1. Observa la maceta en la que compraste la planta.

El aloe vera suele venir en macetas de plástico pequeñas y frágiles. Para ayudarle a durar por años, es una buena idea trasplantarlo a una maceta más grande y de arcilla para que tenga más espacio. 


2. Compra una mezcla para cactus

Como otros cactus, el aloe prefiere una tierra seca y arenosa y no le va bien en la abundante humedad de la tierra para macetas regular. Busca en tu tienda de jardinería una mezcla elaborada específicamente para los cactus o suculentas, ya que son plantas que almacenan su agua y prefieren que sus raíces estén secas en vez de húmedas.


3. Elige una maceta tres veces más grande que el cepellón del aloe vera

El cepellón es la mezcla de raíces y tierra que está en la base de la planta. A esta le encanta extenderse y crecer. Por lo tanto, debes elegir una maceta grande que le dé mucho espacio. Compra una maceta de arcilla con agujeros de drenaje y una bandeja para colocarla por debajo con el fin de atrapar la tierra y el agua. También asegúrate de no permitir que la maceta asiente el agua. Es necesario que pueda drenarla.
como cuidar de tu planta aloe vera


4. Mete el aloe en la maceta de modo que las hojas estén por encima de la tierra

Llena la maceta con tierra de forma parcial y luego coloca el cepellón justo en el centro. Vierte más tierra alrededor del cepellón, hasta la base de las hojas. Compáctala ligeramente con las manos para mantener la planta en su lugar.
Ten en cuenta que la tierra debe cubrir únicamente la raíz. Coloca guijarros en la parte superior de la tierra.

5. Esparce piedritas o conchas sobre la tierra expuesta

Esto le ayudará a retener la humedad y reproducirá el ambiente natural del aloe vera. Elige cualquier tipo de piedritas, rocas o conchas que desees. Presiónalas un poco en la tierra en la base de la planta.

Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad