header print

Chiste: Una Rubia Cazadora De Cocodrilos

 Una joven rubia estaba de vacaciones en las afueras de Luisiana en los Estados Unidos. Deseaba ansiosamente un par de zapatos de cocodrilo reales, pero no quería pagar los altos precios que los vendedores locales le pedían.
 
Después de sentirse muy frustrada con la actitud de "no regatear" de uno de los comerciantes, la rubia gritó: "¡Quizás salga y atrape mi propio cocodrilo para poder tener un par de zapatos a un precio razonable!"

 

El comerciante le respondió: "Por supuesto, hazlo. ¡Quizás tengas suerte y atrapes uno muy grande!"

Chiste: Una Rubia Cazadora

Determinada, la rubia se fue  y se dirigió a los pantanos, y atrapó un cocodrilo. Por la tarde, el comerciante regresaba a su casa, cuando vio a la joven en el pantano parada con agua hasta la cintura y con una escopeta en la mano.

En ese momento, vio un enorme cocodrilo nadando rápidamente hacia ella. La chica le apuntó con la escopeta, mató al cocodrilo y, con mucho esfuerzo, lo arrastró a la orilla del pantano.

Cerca de allí se apreciaban más cocodrilos muertos. El comerciante miró con asombro. En ese momento, la rubia voltea a ver al cocodrilo muerto que cargaba sobre su espalda y, frustrada, grita: "¡Maldición, este cocodrilo tampoco trae zapatos!"

Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad