header print

Chiste: Cómo Asustar a Los Rusos

 Tres hombres están en una habitación de hotel en la Rusia soviética.
 
Los primeros dos hombres abren una botella de vodka, mientras que el tercero está cansado y se va directo a la cama. Sin embargo, no puede dormir, ya que sus amigos cada vez más borrachos cuentan chistes políticos en voz alta.

Después de un tiempo, el hombre cansado se frustra y baja las escaleras para fumar. Se detiene en el salón y le pide a la recepcionista que traiga té a su habitación en cinco minutos.

El hombre regresa a la habitación, se sienta con ellos en la mesa, se inclina hacia una toma de corriente y comienza a hablarle.

"Camarada mayor, queremos un poco de té en la habitación 62 por favor".

Sus amigos se ríen de la broma, hasta que tocan a la puerta. La recepcionista trae una tetera. Sus amigos se quedan callados y pálidos, horrorizados por lo que acaban de presenciar. La fiesta se termina y el hombre se va a dormir.
 
Chiste KGB hombre durmiendo
Después de una buena noche de descanso, el hombre se despierta y nota que sus amigos se han ido. Sorprendido, baja las escaleras y le pregunta a la recepcionista a dónde fueron.
La recepcionista nerviosa susurra que llegó la KGB y se los llevó antes del amanecer.
El hombre está horrorizado. Se pregunta por qué se salvó.
"Bueno", susurró la recepcionista, "al camarada mayor le gustó mucho su chiste del té".
 
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad