header print

Chiste: El Sacerdote Que Reparte Cruces

 En una tierra muy, muy lejana, había una parroquia que tenía muchos feligreses.
 
Había un sacerdote que formaba parte de ella y solía entregar cruces de palmas en miniatura a los feligreses.
 
Las cruces eran muy especiales ya que él mismo las hacía a mano.

Un domingo, anunció que ese día las entregaría.

La congregación en la iglesia reaccionó con mucha alegría.
Chiste Sacerdote
"Pongan esta cruz en la habitación en donde discuten más con su pareja", aconsejó.
"Así cada que vean la cruz recordarán que Dios los está observando".
Cuando los feligreses salían de la iglesia, una mujer se acercó al sacerdote, le estrechó la mano y le dijo: "Padre, puede darme cinco cruces".
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad