header print

Chiste: El Curandero y El Oportunista

El Redactor: Jessica Quinonez
 Un curandero colocó un cartel en su casa que decía: "Puedo tratar todo tipo de enfermedades por $ 100. Si no puedo, ¡te pagaré $ 1000!"
 
Un chico probó suerte y entró.
 
Guy: "Oiga doc, mi sentido del gusto está en mal estado".

Curandero: "De acuerdo. Déjame obtener el medicamento del segundo estante y te beberás una cucharada de ella".
(El chico bebió la medicina)

Chico: (Escupió) ¡"Ugh, esto es gasolina!"

Curandero: "Tu sentido del gusto ahora está funcionando. Por eso serán $ 100".

El chico enojado, le pagó y se fue, pero regresó dos días después.

Chico: "Oiga doc, sigo olvidando cosas".
Curandero: "Bueno. Déjame traer la medicina del segundo estante y te beberás una cucharada de ella.” 
Chico: "¿Estás loco? ¡Esto es gasolina!"
Curandero: "Tus facultades mentales se han restaurado. Por eso serán $100."
Engañado por segunda vez, le pagó muy enojado y se fue, pero regresó dos días después.
Chico: “Oiga doc, ya no puedo ver bien ".
Curandero: (Se queda pensando por algún momento) "Bueno, lo siento, no tengo una cura para eso. Supongo que me atrapaste. Bien, pues un trato es un trato, aquí está el dinero como te prometí". (Saca dinero del cajón y se lo da al chico)
Chico: "Espera un minuto, estos son 50 dólares".
Curandero: "¡Muy Bien! ¡Tú vista ha regresado! Por eso serán $ 150".
 
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad