header print

¿Te Sientes Estresado? Esta Guía De Meditación Es Para Ti

 Sí, oíste bien... y es que 5 minutos son suficientes para aliviar el estrés con estos sencillos ejercicios de meditación, que cualquiera puede realizar fácilmente.

 

Personas de todo el mundo practican la meditación por sus maravillosos beneficios para la mente, el cuerpo y el alma. Sin embargo, muchos de nosotros ni siquiera lo intentamos porque pensamos que implica un aprendizaje complejo, habilidades especiales e incluso un nivel de significado que realmente no entendemos. Pero en realidad, la meditación no requiere ningún entrenamiento especial y lo único que necesitas para meditar eres tú mismo. A continuación te explicamos en 4 pasos cómo aliviar el estrés fácilmente.

Cómo funciona

La meditación abarca muchas formas diferentes, pero esta guía te explica una práctica que diseñada para re-conectar contigo mismo, emocional y mentalmente. Prácticas meditativas como esta están específicamente destinadas a promover la relajación, la calma y el alivio del estrés, y te proporcionarán paz de mental. Sólo necesitas cinco minutos para completar el proceso. Por ello puedes interrumpir en cualquier momento tu rutina, en medio de cualquier día agitado o cuando te sientas agotado, ansioso o con exceso de trabajo.

Paso 1: El Cronómetro

No te relajarás correctamente si estás pensando constantemente en el tiempo transcurrido desde que empezaste el proceso, así que utiliza un cronómetro. Por ejemplo el de tu celular, computadora o reloj de muñeca para asegurarte de una buena concentración.

Idealmente debes establecer el temporizador durante cinco minutos, pero si no cuentas con mucho tiempo, incluso puedes ajustarlo un período más corto.

 

Paso 2: Siéntate en una posición cómoda

Al pensar en la meditación, al instante nos vienen a la mente personas sentadas con las piernas cruzadas en el suelo. Y si bien esa es una posición efectiva, no es necesaria. Al sentarte, simplemente debes asegurarte de estar cómodo porque una posición incómoda nos distraerá.

Debes sentarte o tumbarte, pero incluso puedes usar una silla. Sólo trata de mantener los pies en contacto con el suelo. 

Paso 3: Cierra los ojos y concéntrate en la respiración
Acciona el cronómetro, y cierra los ojos. Focaliza toda tu atención en la respiración. No trates de cambiar tu patrón de respiración ni hagas nada inusual, simplemente mantén un patrón de respiración normal. Concéntrate en cómo sientes tu propia respiración (si puedes encontrar una manera de respirar natural pero profundamente será perfecto). 
Paso 4: Mantén la atención fija en tu respiración
Tu mente es la mayor barrera para que una meditación resulte exitosa o fallida. Recuerda que estás tratando de purificarla. Los pensamientos van a la deriva en tu cabeza, pero lo hacen suavemente, reconócelos pero deja que se alejen. Continúa concentrándote en tu patrón de respiración (aunque los pensamientos traten de dominar su mente).
Concéntrate en cada inhalación y exhala hasta que tu cronómetro marque el final de tu meditación.
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: