maavaron
Estás siendo transferido a la página solicitada...
header print

Disfruta Estas 10 Actividades Al Aire Libre Con Tus Hijos

El tiempo de calidad que puedo pasar en compañía de mi familia es un tesoro que trato de cuidar y conservar; ya sea juntarnos en la cena, una noche de películas o un poco de lectura. Sin embargo, no hay nada mejor que disfrutar de actividades en familia al aire libre.  Aquí te proponemos 10 divertidas actividades al aire libre que mantendrán a tus hijos o nietos alejados de los aparatos electrónicos y felices. 
 
1. Un árbol en un tarro
No hay mejor manera de conseguir que tus hijos aprecien la belleza de la naturaleza y de los árboles. Para esta actividad educativa se necesita un par de gafas, tarros de plástico transparente con tapa o botellas de cuello ancho, y agua. En cada frasco coloca una muestra de un árbol. Puedes añadirle algunas ramitas, hojas, semillas y conos en el interior. Échale agua y cierra la tapa. Pega algunas etiquetas en cada tarro con los nombres de los árboles para exhibirlos en tu casa.
2. Pinta algunas piedras
La próxima vez que vayas a dar un paseo con tus nietos, lleva algunas pinturas y pinceles contigo. Pídeles que encuentren un par de piedras lisas (si no hay piedras lisas alrededor, puede utilizar otras) y píntalas de tal manera que se conviertan en pequeñas obras de arte como las que aparecen en la fotografía. Pueden hacer mariquitas, carritos o casas.
3. Construye una casa de hadas
¿Qué tal si construyes una casa de hadas en compañía de tus nietos más grandes? Todo lo que tiene que hacer es hacer un marco de ramitas, y unirlos con una cuerda delgada. Haz el techo de la casa con hojas y decóralo con flores. Si quieres ir un paso más allá, arregla su interior con algunos muebles de casas de muñeca para hacerla mucho más real y agradable.  
4. Ir de caza por el bosque
No hay mejor manera de disfrutar de una actividad al aire libre que ir a un bosque. Ármate con una lista de hallazgos y un lápiz. Lleva un conjunto de imágenes con cosas que tu y tus hijos deben buscar en el bosque. Pueden ser hojas, flores o insectos, por ejemplo. Con cada imagen, incluye una casilla junto a él, para que puedas comprobar qué tantas cosas has conseguido. 
 
5. Clasifica la naturaleza de acuerdo a los colores
Dibuja una cuadrícula en una hoja de papel en casa y pinta las plazas con diferentes colores. A continuación, pídele a tus nietos que ordenen todo con su respectivo color. Por ejemplo, los conos de color marrón, los dientes de león de color amarillo, las hojas en verde. Esta es una actividad perfecta para que tus hijos repasen los colores y aprendan más sobre la naturaleza.
6. Crear tejidos naturales
Lleva a un ovillo de hilo y un par de tijeras contigo y recoger algunas ramas largas y únelas en forma cuadrada, rectangular o triangular. Enrolla el hilo alrededor de ella y entrelazar las muestras forestales que encuentres en ella. ya sean hilos, flores, hojas, ramas, conos o trozos de corteza.
7. Crear un volcán en erupción y verlo
Si a tu nieto le encanta la ciencia, pídeles que hagan un montículo en la arena o tierra. Pon una botella de plástico con bicarbonato de sodio en el interior del montículo. Vierte lentamente el vinagre en la botella y disponte a observar el volcán en erupción. A tus nietos les fascinará, así que que si tienes una cámara préparala para captar su cara de sorpresa.
8. Pintar su entorno
En tu próximo paseo al bosque, ten a mano un libro de colorear contigo, o unas hojas con algunas pinturas, pinceles, y agua y deja volar tu imaginación.
9. Pídeles que recojan provisiones de invierno para las ardillas
Antes de emprender esta tarea, pregúntale a tus nietos cómo sobrevivirían si vivieran en el bosque durante los meses de invierno, tal como viven las ardillas. Pídeles que encuentren un hueco de un árbol y recojan algunos suministros para el invierno que se pueda esconder en el interior. Una semana más tarde, asegúrate de volver y comprobar si los suministros todavía están allí. ¿Será que algunas ardillas los encontraron?
10. Crear una mandala con la naturaleza
Se dice que dibujar mándalas es una gran manera de aliviar el estrés. Pero cuando las haces inspirándote en la naturaleza, son mucho más satisfactorias.  Antes de empezar, reúnen algunos de los tesoros del bosque, tales como las castañas, bellotas, hojas, flores, ramas, conos, piedras, musgo y así sucesivamente, y a continuación crea tu mándala. No te olvides de tomar una bonita foto.
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: