header print

6 Mujeres Que Hicieron Historia En Su Vejez

Las inspiradoras mujeres que te presentaremos a continuación rondan en edades comprendidas entre los 66 y los 98 años. Pero fue justo después de los 60 cuando ellas empezaron a vivir su vida a plenitud.  Ellas le han demostrado al mundo que nunca es tarde para lograr romper esquemas y hacer historia.  Desde escalar el Kilimanjaro, ser profesoras de yoga o nadar de Cuba a Florida, estas mujeres son un símbolo de valentía, optimismo y superación. Toda una inspiración para todas las demás. El mensaje es claro: debemos atrevernos a vivir sin miedos.
 
Diana Nyad, 67 Años

La nadadora estadounidense Diana Nyad batió un récord que se había convertido en su obsesión después de varios intentos fallidos: ser la primera persona en atravesar el mar nadando desde Cuba a Florida. Esta hazaña la realizó sin ninguna protección contra tiburones, pero con más energía que nunca.  


Esta vez Diana dijo estar preparada para las medusas con un traje confeccionado con un tejido especial, gorro y guantes. Cuando Diana llegó a Estados Unidos exhausta, con la piel quemada y los labios hinchados dijo dos cosas: ''Nunca te rindas y nunca eres demasiado viejo para perseguir tus sueños''.

Tao Porchon-Lynch, 98 Años
Porchon-Lynch es la profesora de yoga más veterana del mundo. Comenzó a practicar yoga a los 27 años y decidió enseñar a los 52. A pesar de su pasión por el yoga, no es la única cosa que ella disfruta. Porchon-Lynch también es una bailarina consumada. De hecho, el año pasado, con 97 años de edad, hizo una aparición en America’s Got Talent donde cautivó a los jueces, incluyendo a Heidi Klum y Howard Stern, mientras bailaba por todo el escenario al ritmo de la canción 'Fireball' de Pitbull. Los jueces se sorprendieron al descubrir que ha sido operada de la cadera en tres ocasiones. Cuando se le preguntó al respecto, ella dijo "No permito que nada deje de sacar lo mejor de mí". Parece que esta mujer seguirá siendo la inspiración para las mujeres de las futuras generaciones.
 
Phyllis Sues, 84 Años

Phyllis Sues asistió a su primera clase de yoga cuando contaba con 85 años y desde entonces lo practica a diario. Sin embargo, no eso solo yoga lo que la mantiene activa. Phyllis ha tenido un estilo de vida muy activo, pues comenzó a bailar de manera profesional a los 14 años actuando por todo el mundo. 

El baile la llevó a componer seis bellos tangos incluidos en su CD ''Tango Insomnia''. Phyllis Sues practica también otras disciplinas, su estilo de vida incluye buceo, tenis, natación y senderismo. Esto lo que ella opina después de tanto años dedicados a la danza y al deporte: 


Tu cuerpo es tu mejor amigo.
Ama lo que haces y ámate a tí mismo.
La práctica regular del Yoga es la llave para una vida larga y sana.

Gunhild Swanson, 71 años de Edad

La veterana atleta americana fue la protagonista de la Wester States, el ultra trail más longevo del mundo. Más de 15 horas después de que llegara el ganador, Swanson consiguió hacer historia sólo por unos segundos.

El cronómetro no dejaba de avanzar y justo cuando quedaban seis segundos para que finalizara la carrera, Gunhild Swanson cruzaba la meta, convirtiéndose, con sus 70 años, en la mujer de más edad que ha finalizado la Western States, además de ser la primera septuagenaria en hacerlo. Su hijo, su nieto y sus seguidores no dejaron de animarla en todo momento. 

Kaye Divas, 97 Años
Kaye es toda una inspiración para aquellos que acuden al gimnasio, ya que a la edad de 93 años completó su entrenamiento número 1.000 en su gimnasio de Michigan. Aunque pueda parecer que Kate no ha logrado demasiadas cosas en comparación con otras mujeres de esta lista, su logró está en mantenerse en forma con solo 10 minutos de ejercicios al día, tres veces por semana. Su consejo para el resto de las mujeres es claro: “No hay excusas para no mantenerse activo, si tienes una mentalidad positiva, puedes hacerlo’’.

Anne Lorimore, 86 Años
Anne Lorimore puede presumir ser la persona más anciana en haber logrado escalar el Kilimanjaro. Pero el trayecto hasta la cima no fue nada fácil. Al inicio de la escalada cayó enferma de gripe pero no se desanimó y logró llegar a la cumbre sin ningún tipo de asistencia. También logró recaudar dinero para una asociación que ella misma fundó en beneficio de los niños más desfavorecidos. Aunque siempre le gustó el senderismo y la montaña, Anne nunca se dedicó a esto de manera profesional, por lo que su hazaña es aún más admirable. 
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: