maavaron
Estás siendo transferido a la página solicitada...
header print

7 Maneras De Preparar Unas Ricas Pastas Cremosas

Nunca rechazaría un buen plato de macarrones con queso o una deliciosa porción de lasaña, y aunque prefiero no consumir alimentos rellenos de crema y queso, de vez en cuando se me antoja una textura rica y cremosa, especialmente cuando preparo pasta. Por lo tanto, en un esfuerzo por reducir mi lácteos y la ingesta de grasas, he intentado elaborar salsas caseras cremosas que sustituyan el queso y la crema y que no tenga tantas calorías. Aquí hay siete maneras de preparar una salsa más natural y saludable.
 
1. Mezcla algunos frijoles blancos
Imagen y receta: chocolatecoveredkatie.com
Los frijoles grandes del norte son suaves, lo que los hace ideales a la hora de preparar un puré cremoso lleno de proteínas. Su textura es bastante gruesa, pero se reducirá si le agregas un poco de leche. Para reforzar el sabor, añade un poco de levadura nutricional, polvo de ajo, aceite de oliva y un chorrito de vinagre de sidra de manzana.
2. Puré de aguacate 
imagen y receta: damndelicious.net
Los beneficios saludables de los aguacates deben ser una razón suficiente para añadirlos a nuestra dieta diaria. A parte de ser deliciosos e utilizados en variedad de recetas, también son el complemento perfecto para acompañar tus pastas. Prepara un puré de aguacate con ajo, aceite de oliva y albahaca (algo similar a la pasta de pesto). Para darle más sabor, mezcla la salsa del aguacate con piñones tostados y tomates cherry. (La receta tomará unos 20 minutos de preparación), como los aguacates se doran rápidamente, es mejor servir la salsa de inmediato.
3. Pasta de semillas de sésamo
imagen y receta: grandmothersfigs.com
La pasta de semillas de sésamo o pasta de sésamo (como se le conoce comúnmente) no sólo se utiliza para hacer puré de garbanzos. La rica y aterciopelada pasta también se puede usar para preparar una salsa de pasta cremosa. Mezcla la pasta de sésamo con leche de almendras, pimentón, salsa de soja, zumo de limón y un toque de jarabe de arce. Rocía la salsa sobre los espaguetis y añade unas tiras de pimiento rojo asado para darle sabor a la mezcla.
 
4. Crema cremosa de coliflor
Imagen y receta: heartbeatkitchen.com
Esta verdura crucífera es una gran manera de satisfacer tus antojos. Lo único que tienes que hacer es cocer el coliflor a fuego lento con un poco de anacardos, levadura nutricional y caldo de verduras hasta que la mezcla esté suave. A continuación, añade a la mezcla puré de ajo tostado con clavos para lograr una textura aún más suave y cremosa.
5. Batir un poco de tofu
Puede que no te parezca muy apetitoso, pero el puré de tofu tiene una textura cremosa y ligeramente granulada, que casi se asemeja al queso ricotta. Para mayor cremosidad, agrégale frijoles blancos, un poco de ajo y  ralladura de limón. Prueba el relleno de esta mezcla en los canelones.
6. Nueces
imagen y receta: veggieandthebeastfeast.com
Para lograr un rico puré, los anacardos crudos forman una salsa cremosa perfecta. La puedes dejar en remojo durante la noche para una textura más suave. Añade un poco de ajo tostado, caldo de verduras caliente y un poco de vinagre de sidra de manzana a la mezcla. Mezcle con el brócoli y los puerros asados, y combínalo con pasta de trigo integral.
7. Cocina la pasta, como lo harías con el risotto
imagen y receta: sweetloveandginger.com
La textura cremosa del risotto proviene de la adición de añadir agua caliente y caldo de a poco. Este proceso ayuda a liberar el almidón de las hojas de arroz, y también funciona bien con la pasta. Para obtener una textura más cremosa, puedes agrega un chorrito de leche y queso parmesano. Pero si estás interesado en la creación de una salsa sin leche, la puedes suplirla con la leche de almendras sin azúcar y sustituir el queso por una guarnición salada como la levadura nutricional o las aceitunas picadas.
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: