maavaron
Estás siendo transferido a la página solicitada...
header print

¿Mala Circulación? Esto Es Lo Que Necesitas Saber

Tu sangre hace un trabajo fantástico a la hora de transportar nutrientes y oxígeno a cada parte de tu cuerpo, por lo que si tienes problemas con tu sistema circulatorio, esto puede crear un efecto negativo y un gran impacto en tu salud. La mala circulación usualmente se debe a otros factores de salud, pero es importante que seas consciente de los síntomas de alarma que pueden indicar un problema, al igual que los pasos que puedes seguir para mejorar tu condición. En este artículo haremos un recorrido por los principales síntomas de la mala circulación y te daremos algunos tips para tratarlos en casa.
 
Mala circulación
Síntomas de la mala circulación

1. Sensación de entumecimiento

Muchos de nosotros accidentalmente nos acostamos sobre uno de nuestros brazos mientras dormimos de un mismo lado, y como resultado terminamos con una sensación de entumecimiento. Sin darte cuenta, esta sensación no sólo es molesta sino que limita tu circulación. Si sientes que a menudo lo experimentas en tus extremidades sin un desencadenante obvio, esto puede ser un signo de que tu circulación es poco saludable o restrictiva.

 

2. Pérdida del apetito

Si no te sientes hambriento a pesar de haberte saltado una comida, esto podría indicar un problema de circulación. El hígado envía señales a tu cerebro para decirle que estás hambriento, pero sólamente podrá hacer esto si recibe el flujo adecuado de sangre. Con el tiempo, los síntomas pueden causar una pérdida de peso a causa de lo poco que comes.
 

3. Manos y pies fríos

El flujo sanguíneo es el responsable de asegurarle a tu cuerpo mantener una temperatura saludable. Si tu circulación resulta comprometida, las áreas de tu cuerpo que cuentan con una gran cantidad de terminaciones nerviosas como las manos y los pies pueden ponerse más frías de lo normal.

 

4. Decoloración de la piel

La cianosis es una condición caracterizada por una ligera decoloración de la piel debido a los bajos niveles de oxígeno justo debajo de la superficie de la piel. Si sufres de mala circulación, es posible que veas signos de cianosis en  los dedos de las manos y los pies , los cuales pueden parecer un poco magullados o rojos.

 

5. Venas varicosas

Si tu sangre no está bombeando sangre como debería, la presión puede aumentar y provocar que las venas se tuerzan y se inflamen. Las venas varicosas resultantes tienden a aparecer en las extremidades inferiores, causando dolor o picazón. Las venas varicosas pueden ser, a la vez, un síntoma causado por la mala circulación, pero debemos decir que hay algunos remedios caseros específicos útiles para su tratamiento

 

6. Uñas quebradizas y pérdida de cabello

Tu cabello y tus uñas pueden ser un síntoma claro de que tu sangre no está distribuyendo la cantidad requerida de nutrientes alrededor de tu cuerpo.  El cabello, por su parte, tiende a volverse delgado, seco y se empieza a caer, sin importar si eres hombre o mujer; y en tus uñas, se empieza a producir un debilitamiento y se vuelven propensas a la rotura.


Mala circulación

7. Hinchazón y úlceras en las piernas

En casos extremos, la mala circulación puede causar hinchazón en las extremidades. Si tus manos y pies comienzan a hincharse sin razón, puede ser el resultado de un  flujo sanguíneo lento. Las úlceras en las piernas son partes inflamadas que causan dolor en la piel, y se caracterizan por una erupción que se niega a desaparecer. Si notas manchas rojas o hinchazón reunida alrededor de los tobillos o las pantorrillas, es posible que tenga problemas de circulación.

 

8. Agotamiento

La restricción del flujo sanguíneo aporta menos oxígeno y nutrientes  a los músculos, por lo que sentirás fatiga más fácilmente. La falta de respiración, el dolor en los músculos, y la incapacidad para completar tareas físicas que encontrabas fáciles pueden ser el resultado de la mala circulación.

 

9. Una opresión en el pecho

Tu corazón debe bombear sangre alrededor de tu cuerpo, pero también tiene que ser suministrado con una gran cantidad de flujo sanguíneo. Si no es así, podrías empezar a desarrollar angina de pecho, que se caracteriza por sentimientos de opresión en el mismo. Si el dolor es recurrente, puede ser un indicador común de mala circulación.

 

10. Baja líbido o disfunción erectil

La mala circulación puede causar problemas relacionados con la líbido femenina y masculina debido a que los órganos reproductivos requieren un suministro considerable de sangre para que todo funcione correctamente. Esto puede afectar a los hombres con la disfunsión erectil, y las mujeres, por su parte, empezarán a tener ciclos de menstruación irregulares y pérdida de la energía en la cama.

 

11. El olvido y problemas de concentración

El cerebro es otro órgano que necesita ser alimentado con un suministro regular de oxígeno para que todo funcione como debería. La mala circulación afecta tu capacidad para enfocarte y concentrarte en tu trabajo diario, y puede tener un impacto negativo a corto plazo y en la memoria a largo plazo.

 

12. Problemas digestivos

Si el flujo sanguíneo se ralentiza tendrá un impacto en una serie de procesos corporales, y la digestión es uno de ellos. Esto puede reducir la frecuencia de los movimientos intestinales e incluso contribuir al estreñimiento.

Mala circulación
 
¿Qué deberías hacer si piensas que estás sufriendo de mala circulación?

Si estás exhibiendo algunos de los anteriores síntomas de mala circulación, seguramente desearás saber qué deberías hacer. Primero que todo, si eres consciente de tus síntomas o ellos te están causando un gran dolor o incomodidad, es muy importante que saques una cita con tu doctor. La mala circulación puede ser un síntoma de otras condiciones como la diabetes, la enfermedad arterial periférica, enfermedades del corazón, obesidad y coágulos en la sangre, por lo que se debe comprobar lo más pronto posible.

 

Sin embargo, hay una serie de cambios de estilo de vida que pueden ayudarte a combatir la mala circulación o impedir su desarrollo antes de seguir experimentando más síntomas. Estas son algunos de los más recomendados:

 

1. Mantente en movimiento

Es natural que en la actualidad pasemos gran parte de nuestro tiempo sentados e inactivos. Pero tu sistema circulatorio requiere movimiento para funcionar correctamente, por lo que te recomendamos hacer ejercicios diarios ( incluso una caminata corta de 30 minutos) puede ser la mejor manera de mantener tu sangre bombeando rápidamente, y evitar futuros problemas.

 

2. No te excedas en alcohol o estimulantes

Estimulantes como el café, las bebidas estimulantes o las pastillas para bajar de peso, tienen un efecto en nuestra sangre. Si tomas mucho, con mucha frecuencia, esto puede generar mala circulación y desencadenar cuestiones más preocupantes. El café y el té tienen beneficios saludables para la salud, por lo que no necesitas erradicarlos del todo, sólo tratar de reducir su consumo a 2-3 tazas por día. De igual manera, el alcohol debe ser limitado a no más de 1-2 unidades por día.
 

3. Aplica aceite de romero

Los músculos tensos pueden comprometer el flujo sanguíneo y conducir a problemas asociados con la mala circulación. Si tienes constantemente calambres en el cuello, los hombros o las piernas, pídele a alguien el favor de darte un masaje con un aceite esencial de romero mezclado con  un poco de aceite de oliva en el área del problema. Utiliza 20-30 gotas de aceite de romero por cada 2 oz de aceite de oliva. El aceite esencial de lavanda también puede ayudar.

 

4. Combina duchas calientes y frías 

Cuando te duchas, trata de aplicarte agua caliente y fría sobre las áreas afectadas por la mala circulación. El agua caliente hace que la sangre se apresure a la región de problema, mientras que el agua fría acelera tus órganos. Este proceso ayuda a mantener el sistema circulatorio en movimiento y tu piel oxigenada.

Mala circulación

5. Añade nueces y semillas a tu dieta

Varios frutos secos y semillas contienen diferentes bondades que pueden reducir la inflamación y el daño oxidativo celular dentro de los vasos y arterias, lo que ayuda a que la sangre circule libremente. Las nueces y las almendras son dos de los mejores frutos secos que puedes usar, y tienen un montón de osos alternativos que puedes ingeniar. Una gran cantidad de semillas que también puede beneficiar tu circulación son: la linaza, chía, calabaza y pino. Espolvoréalas en tu ensalada, en un sandwich, o añádelas a otros platos.

 

6. Escoge tu postura perfecta

La mala alineación de la columna es una receta para la mala circulación, pero, aún así, muchos de nosotros tenemos esa mala postura. Trata de entrenar a tu cuerpo de modo que naturalmente tenga una buena postura mediante la participación en las buenas prácticas

7. Crea la ensalada perfecta

Los vegetales son fantásticos para la salud del corazón y la función circulatoria, y si usas la combinación adecuada en tus ensaladas, ellas podrán darle ese impulso que necesitan tus defensas para luchar en contra de la mala circulación. Trata de tener variedad. Mezcla hojas  verdes oscura como espinacas, pimientos, apio, pepino, cebolla y aceitunas. Consigue un crujido de las nueces y semillas ya discutidos en lugar de migas de pan. Por último, decora con un perejil, es una de las mejores hierbas para gozar de una circulación saludable.

Mala circulación

8. La raíz del problema

El ajo, la cebolla y el jengibre son raíces vegetales que deberían formar parte de la dieta de todo el mundo. Ellos tienen muchos beneficios, incluyendo la estimulación del sistema circulatorio. Todos estos son excelentes antinflamatorios que pueden ayudarte en diferentes maneras.

 

9. Cámbiate al té verde

El té verde es maravillosamente saludable, ya que provee muchos beneficios estimulantes que no están asociados a ningún problema. Te proporcionará un montón de energía y bondades, sin efectos adversos en tu circulación sanguínea.

 

10. Mira tus pies

O más específicamente, échale un vistazo a tus zapatos. Puede sonar poco probable, pero un buen par de zapatos realmente puede reducir el impacto que caminar tiene sobre tu cuerpo. Si tus zapatos te quedan demasiado apretados o la talla es la equivocada, podría ser el momento para cambiarlos por el bien de tu circulación.
 

H/T: www.healthynaturalworld.com &
 www.naturallivingideas.com

Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: