header print

¿Conoces a Alguien Con Depresión? Esta Guía Puede Ayudarte

No importa cuán optimistas seamos, hay algunas situaciones en la vida en las que sencillamente nos venimos abajo, la muerte de un ser querido, una devastadora separación sentimental, frustaciones laborales, etc.  La tristeza hace parte de nuestras emociones, pero si esa tristeza va más allá de una simple nostalgia pasajera y nos impide ver una posible solución a nuestros problemas, tal vez estamos atravesando por algo más que una simple depresión momentánea. Sabemos que la depresión puede ser difícil de enfrentar, y en ocasiones hasta difícil de reconocer. Pero ,,,¿cómo podemos saber a cien y a cierta si tu ser querido o amigo está atravezando por algo más que una mala racha? 

 
 
 

Identifica los síntomas de la depresión

¿Sabías que la depresión afecta al 7% (16 millones) de adultos americanos? ¿Cómo podemos distinguir la tristeza de la depresión?

 

La depresión es persistente, es una condición de salud mental de larga duración que interfiere con la vida cotidiana del que la sufre. Esto afecta muchos aspectos del bienestar y la funcionalidad de la persona. A diferencia de la tristeza, que puede ser activada por un evento doloroso de la vida, el grado en que la depresión se afianza y arrastre hacia abajo a una persona es mucho mayor. Entonces, ¿cómo identificar los signos y síntomas si sospechamos que alguien que conoces está sufriendo de depresión?

Asegúrate de si tu ser querido o amigo presenta alguno de estos síntomas

  • Poca energía
  • Fatiga física
  • Dificultad para concentrarse o recordar
  • Dificultad para tomar decisiones
  • Disminución de la líbido sexual
  • Sentimientos de soledad, tristeza y culpa
  • Cambios en el sueño y el apetito
  • Pensamientos de suicidio
  • Sentimiento persistente de ansiedad
  • Sentimientos de desesperanza y pesimismo
  • Pérdida de interés en los hobbies y actividades
  • Molestias y dolores, dolores de cabeza, problemas digestivos sin posible causa que no se mejoran con tratamiento.

 

No todo el mundo experimenta todos los síntomas cuando está lidiando con la depresión. Algunas personas sólo experimentan algunos, mientras otros experimentan la mayoría de ellos. Vale la pena señalar que los síntomas persistentes, junto con un bajo estado de ánimo pueden ser un signo claro de un mayor grado de  depresión, y que los síntomas pueden variar dependiendo de la etapa de la enfermedad.

 

En el caso de la depresión leve, los individuos pueden sentirse persistentemente negativos,  Si es moderada, la depresión comienza a interferir con su vida cotidiana. Estar en busca de signos, tales como no salir de la cama,  no limpiar la casa o no lavar la ropa.

 

Para resumir la diferencia entre la tristeza y la depresión: Una persona con tristeza aunque no quiera ir a trabajar, termina yendo, mientras que una persona con depresión no sale de su cama (a menos de que las consecuencias sean graves y pueda verse despedido). Una persona triste hace el esfuerzo de salir con sus amigos, pero una persona con depresión ignora llamadas y mensajes y prefiere estar sola.

 
depression
 

Cómo hablar con tu ser querido sobre la depresión

Una vez que los síntomas han sido identificados, no se requiere buscar ayuda psicológica inmediatamente. En un principio la persona puede sentirse más cómoda compartiendo sus sentimientos y pensamientos con un amigo o persona cercana a él. Naturalmente, a veces es difícil tener las palabras adecuadas para hablar y animar a aquella persona que está atravezando por la depresión.  Quizá te preocupes que le sienten mal tus palabras, que se sienta ofendido o no entendido.  Te debes asegurar sobre qué palabras usar, qué preguntar y cómo buscar la mejor manera para apoyarlo.

El simple hecho de hablar con alguien cara a cara puede ser de gran ayuda para ellos. En este punto, debes saber que una sola conversación no será la única. Por lo tanto, es posible que necesite escuchar  sus preocupaciones una y otra vez. Por lo tanto el objetivo de ser suave, pero persistente.

Rompiendo el hielo:

Si no estás seguro de cómo empezar la conversación con tu ser querido o amigo, aquí encontrarás algunos puntos que te pueden ayudar:

  • Últimamente me he sentido por muy preocupado por ti.
  • Me he dado cuenta que has cambiado ciertas cosas de tu vida y me pregunto por qué.
  • Quería hablar contigo porque te siento muy desmotivado últimamente.

Fuente

Anima a tu ser querido para que se abra a ti: 

Mostrar interés por como se están sintiendo hará que tu ser querido se abra a ti y te muestre sus sentimientos. Las preguntas que puedes hacer son:

  • ¿Cuándo empezaste a sentirte así?
  • ¿Pasó algo que te haya hecho empezar a sentirte de esta manera?
  • ¿Cómo puedo ayudarte a que te sientas mejor?
  • ¿Piensas que necesitas algún tipo de ayuda.

Fuente

Lo que dices ayuda:

Tus palabras pueden ser de gran ayuda y apoyo para brindarle esperanza y ánimo a quien lo necesita. Puedes decir cosas como:

  • No estás sólo en esto. Estoy aquí para ti.
  • No lo creerás ahora, pero todo pasa...
  • Quizá no puedo ser completamente capaz de entender cómo te sientes, pero me preocupo por ti y quiero ayudar.
  • Cuando quieras renunciar a todo, tienes que decirte a ti mismo que puedes manejarlo.
  • Tú eres importante para mi, tú vida es importante para mi.
  • ¿Dime qué puedo hacer por ti?

Fuente

 

Evita decir esto:

  • Todo está en tu cabeza.
  • Todos pasamos por cosas como estas.
  • Trata de ver el lado brillante de la vida.
  • No puedo hacer nada por tu situación.
  • ¡Sal de esto ya!
  • ¿Qué pasa contigo?
  • ¿No deberías estar mejor?

Fuente

 
depression
 

¿Cuándo es el mejor momento para empezar un tratamiento?

Si lo anterior es útil, y no tuvo ningún efecto positivo en tu ser querido o amigo, el asunto debe ser tratado por un profesional en salud mental. La necesidad de  la búsqueda de ayuda profesional varía de persona a persona. Como regla general, si ya no te sientes capaz de manejar la situación por tu cuenta, o notas que su condición está afectando tu vida cotidiana - tu trabajo, relaciones o el hogar - entonces vale la pena hacer un esfuerzo extra para alentar a la persona a buscar tratamiento .

¿Qué hacer si tu familiar o amigo se rehusa a recibir ayuda para tratar la depresión?

Ten en cuenta que la depresión acaba lentamente con la motivación y la energía - incluso reservar una cita puede parecer desalentador. Aquí hay un par de cosas que puede hacer:

Sugiere una revisión con un psiquiatra: Si tu ser querido está ansioso de buscar ayuda, un buen primer paso podría ser  visitar a un médico de familia. Luego, tu médico puede transferirlo a un psiquiatra o psicólogo. Después de todo, una opinión "profesional" puede hacer la diferencia.

Ofréceles ayuda para encontrar un médico o terapeuta, y ir con ellos en su primera consulta: Cualquier persona que sufra de depresión y baja energía puede encontrar gran alivio al no tener que buscar el tratamiento solos y recibir compañía durante sus primeras visitas.

Dónde deberían empezar: ajustar el estilo de vida podría ayudarlos a vencer esas nostalgias momentáneas . Sin embargo, cuando se trata de depresión, la terapia de conversación, también conocida como psicoterapia, es un punto fantástico para comenzar. Por otro lado, la psiquiatría está más orientada hacia la medicación. De hecho, las investigaciones han demostrado que se trata de un primer curso eficaz de tratamiento, con el enfoque más común es la terapia cognitivo conductual (TCC) - un medio muy efectivo para ayudar a las personas a manejar su depresión. TCC consiste en ayudar a los pacientes utilizan su propio cerebro para cambiar su comportamiento, lo que les permite ver su entorno de una manera más positiva y realista. Con las herramientas adecuadas, una persona deprimida puede empezar a entender cómo controlar o eliminar sus síntomas sin medicación. Un psicoterapeuta experto puede entonces indicar si los medicamentos son necesarios. También tener en cuenta que, independientemente de cómo la depresión puede ser compleja y variable, también hay una multitud de tratamientos disponibles.

 
depression

Cuida de ti mientras ayudas a una persona con depresión

Inevitablemente este será un momento difícil para ti, por lo que estos tips te ayudarán a mantenerte firme y con fuerza mientras apoyas el tratamiento y la recuperación de tu ser querido.

Habla claro: Si tu ser querido te hace sentir mal, sé honesta con él o ella y exprésale cómo te sientes al respecto. Sufrir en silencio, solamente construíra resentimiento. En consecuencia, tu ser querido recogerá más emociones negativas, lo que hará que se sienta mucho peor. Habla sobre cómo te sientes y comunícate con sensibilidad.

Establece límites: Es importante que no dejes que tu vida sea controlada por la depresión de tu ser querido. Evita que el desgaste y el resentimiento entre en tu vida mediante el establecimiento de límites claros que debes estar dispuesto a hacer.

Mantenerse en camino: Sigue con los planes y citas que tenías antes de empezar a apoyar el proceso de tu ser querido. 

Busca ayuda y apoyo:  Únete a grupos de apoyo donde puedan conocer personas con las mismas sensaciones y necesidades. 

Fuente1, Fuente2
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: