header print

Brinda Con Gusto Por Los Beneficios Del Vino En La Salud

Abrir una botella de vino tinto y tomar una copa después de un largo día de trabajo, resulta ser una idea tentadora, sin embargo en muchas ocasiones también nos tomamos una copa antes de dormir. Recientemente, encontramos un estudio que arroja algo muy importante sobre cuál es la cantidad ideal de vino que debemos tomar antes de acostarnos para beneficiar a nuestro cuerpo y salud. Veamos la información:

 
 
 

Un nuevo estudio encontró que beber vino tinto antes de ir a la cama puede ayudarte a perder peso

Si estás interesado en perder unas cuantas libras, la ciencia dice que un vino antes de dormir puede ser la solución. De acuerdo con el estudio realizado en la Universidad Estatal de Washington en julio de 2015, el vino y la pérdida de peso van de la mano gracias a una sustancia llamada resveratrol (un ingrediente  que contribuye a los muchos beneficios del vino). Este componente encontrado en el vino tinto convierte la  ''grasa blanca'' (un tipo de tejido del cuerpo) en ''grasa parda''.  Investigadores han encontrado que la grasa blanca incrementa el riesgo a sufrir de enfermedades del corazón, diabetes o otros problemas de salud.  La grasa parda, por otra parte, es considerada saludable  por lo que le ayuda a tu cuerpo a quemar calorias, succionando a la grasa blanca del resto del cuerpo.

 

Adicionalmente, un estudio concluyó que una copa nocturna de vino es capaz de frenar el típico picoteo, y por lo tanto, ayudar en la pérdida de peso. Sin embargo, hay que señalar que el estudio fue hecho con abejas y no con seres humanos.   

 

En su mayor parte, los estudios se centraron en los beneficios del vino tinto, principalmente porque las uvas blancas no contienen resveratrol. Aunque debemos decir que el vino espumoso, y el champán, sobre todo, también promete una serie de beneficios para la salud. Afortunadamente, los beneficios saludables del vino tinto no paran solo en la pérdida de peso. Como verás, el ritual de beber vino tinto puede ser un poderoso elixir para la salud. Por supuesto, no hace falta decir que tomarlo en exceso puede ser perjudicial para su salud - por lo que se recomienda no consumir más de 4 a 7 vasos a la semana.

 
 

Aquí te dejamos 8 razones demostradas cientificamente para disfrutar de una buena copa de vino tinto ¡SALUD!

 

1. Vivir más: En Ikaria, una pequeña isla de Grecia, los nativos han descubierto una receta para la longevidad de su cultura y su estilo de vida. Si bien hay una serie de factores que contribuyen a su larga vida, el consumo de pequeñas dosis de vino al día forman gran parte de su estilo de vida. Los locales en Creta y Cerdeña también beben vino rojo oscuro como parte de su estilo de vida anti-envejecimiento.

 

Copia de la anterior teoría, un estudio de 2007 sugirió que las procianidinas (compuestos que se encuentran en el vino tinto) ayudan a promover la salud cardiovascular. También se descubrió que los vinos que se producen en el suroeste de Francia y Cerdeña (dos lugares donde las personas tienden a vivir más tiempo) tienen una gran concentración de este compuesto.

 

Por otra parte, los investigadores de la Escuela de Medicina de Harvard, descubrieron que el resveratrol activa directamente una proteína que promueve la salud y la longevidad, mientras protege a un grupo de genes que mantienen al organismo libre de las enfermedades propias del envejecimiento.
 

2. Inteligencia: Investigadores encontraron que el resveratrol puede ayudar a mejorar la memoria a corto plazo. Después de 30 minutos de pruebas durante un estudio, los participantes que tomaron resveratrol tuvieron un incremento significativo en la retención de palabras y mostraron un mejor rendimiento en la parte del cerebro asociada con la memoria, el aprendizaje y las emociones.

 

3. No más tristeza: Estudios realizados en España demostraron que los hombres y mujeres que consumen 2 o 7 vasos de vino por semana, son menos propensos a ser diagnosticados con depresión. Por supuesto, el estudio también tuvo en cuenta factores como el estilo de vida que puede influir significativamente en los resultados. Aunque a pesar de ello, en el estudio la reducción se mantuvo firme. 

 

4. Promueve la salud visual: De acuerdo con la Escuela de Medicina de la Universidad de Washington en St Louis, el resveratrol detiene el crecimiento de los vasos sanguíneos fuera del control de los ojos. Se cree que esto ayuda en el tratamiento de la retinopatía diabética y la degeneración macular relacionada con la edad. Sin embargo, es importante señalar que estos estudios se llevaron a cabo en ratones. Aún se está por determinar si puede ser usado en humanos. Sin embargo, es un gran comienzo.

 
 


5. Protege los dientes: Beber vino protege los dientes de las bacterias, gracias a los efectos antimicrobianos del mismo. De hecho, los científicos descubrieron la degradación de las bacterias después de aplicar el vino tinto en la placa dental.

 

6. Reduce el riesgo a sufrir cierto tipos de cáncer: Se han encontrado que las uvas rojas pueden  suprimir la actividad de la aromatasa - una enzima utilizada por los tumores de mama para producir su propio estrógeno, llamado inhibidor de aromatasa. El vino tinto también puede servir como un inhibidor de la aromatasa nutricional, por lo que puede alivia el riesgo de cáncer de mama elevado, asociado con la ingesta de alcohol. Por supuesto, las uvas rojas (en particular sus semillas) son especialmente útiles.

 

Además, se cree que el resveratrol puede matar células canceríguenas cortando un camino que alimenta el cáncer. Se ha demostrado también que el consumo de vino tinto reduce el riesgo de cáncer de colon en un 50%. Los hombres que beben un promedio de cuatro a siete vasos de vino tinto a la semana tienen un 52% menos probabilidad de ser diagnosticados con cáncer de próstata, en comparación con aquellos que no lo hacen. Los médicos especulan que los flavonoides y el resveratrol contenido en el vino contienen potentes antioxidantes que pueden contrarrestar los andrógenos - hormonas masculinas que estimulan la próstata.

 

7. Reduce el riesgo de diabetes: Una vez más el resveratrol juega un papel muy importante aquí, pues los hombres y las mujeres que beben vino moderadamente tienen un 30% menos riesgo de desarrollar una diabetes tipo 2. Posiblemente porque el resveratrol mejora la sensibilidad a la insulina (y se cree que la insulina es el factor más importante que contribuye al riesgo de sufrir de diabetes tipo 2).

8. Prevenir un resfriado: He aquí un remedio que nuestras abuelas debieron haber usado. En un estudio realizado a través de 5 universidades en España con 4.000 miembros de una facultad, se encontró que aquellos que bebían vino eran menos propensos a contagiarse de un resfriado, en comparación con aquellos que bebían cerveza o otros licores. Los investigadores creen que los antioxidantes ayudan a reducir la inflamación y reducen los síntomas del resfriado.

 

En pocas palabras: Todos estos beneficios para la salud pueden tentarte a mantener una botella de vino tinto en tu mesilla de noche - sin embargo, no tan rápido, ya que por supuesto demasiado alcohol puede tener efectos nocivos en el cuerpo. Y aunque el resveratrol es un componente clave en el vino tinto, hay formas potencialmente más saludables de cosechar sus beneficios. Como alternativa, puede picar arándanos, uvas y fresas - todos los cuales son fuentes naturales de resveratrol.

Fuente1 Fuente2

Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: