header print

8 Hábitos Que Pueden Estar Causándote Problemas De Tiroides

Según la Asociación Americana de Endocrinología, al menos 30 millones de americanos tienen problemas de desorden tiroideo, aunque la mitad de ellos sufren los síntomas en silencio. Las mujeres tienen 10 veces más probabilidad de tener un problema de tiroides que un hombre, particularmente aquellas que estén sobre los 35 años. Estudios muestran que el mayor riesgo de desorden tiroideo es precisamente en las personas que ronden entre esas edad (Más de 30 años).

Pero, cómo afecta la tiroides a mi cuerpo? Localizada en el cuello, justo abajo de la manzana de Adán, la tiroides es una glándula en forma de mariposa, que tiene un impacto dramático en muchas de las funciones del cuerpo. La tiroides produce la hormona tiroidea (TH) que regula la temperatura de tu cuerpo, el metabolismo y el ritmo cardíaco. 

 

Thyroid

Las cosas empiezan a ir mal cuando la tiroides está fuera de control. Si está lenta, produce muy pocas hormonas tiroideas, y si está muy alta producirá mucho más de lo necesario. Los síntomas van desde el cerebro hasta los intestinos,  y el diagnóstico de este trastorno puede llegar a ser todo un reto. Así que si notas que tú tiroides está un poco desequilibrada, revisa los siguientes síntomas.

  • Sentimientos de agotamiento y cansancio frecuente
  • Colesterol alto
  • Bajo interés sexual
  • Piel seca
  • Subida de peso
  • Pérdida de apetito
  • El cerebro se siente difuso
  • Intestino impredescible 

El Hipotiroidismo (Cuando al cuerpo le falta suficientes hormonas tiroideas) es especialmente común debido a las dietas y al estilo de vida. Cuando queremos corregir los temas de la tiroide es importante calmar el sistema inmune , reduciendo las fuentes de inflamación. La inflamación es el resultado de una dieta pobre y del estrés diario, lo que altera dramáticamente la conversión de TH.

 

8 hábitos que pueden contribuir en tu Hipotiroidismo

1. Dieta libre de grasas:  Una cierta cantidad de grasa es importante para regular las hormonas y la función cerebral, pero se deben evitar los excesos.
 

2. Consumir mucha soya: la soya debería ser la comida perfecta debido a su poco contenido calórico y de carbohidratos, pero esto también puede interferir con las hormonas y la digestión. El yodo juega un papel importante  para mantener la función tiroidea normal, pero ten cuidado porque mucha leche de soya o tofú puede bloquear la absorción del yodo en la comida.


3. Tratar de encajar mucho en un horario: Decir que sí a todos los planes y eventos a los que nos invitan es restarle tiempo de calidad a nuestro propio cuidado. Antes de decir que sí a algo, debes toma una pausa, mirar tu calendario y pensar si realmente el plan te viene bien. Es importante sacar tiempo para ti, para meditar, relajarte y practicar lo que más te guste y te haga feliz.

4. Tomar bebidas dietéticas: Las bebidas dietéticas son vendidas como ese complemento extra que cuidará de nuestro peso mientras nos ayuda a tener energía, pero lo que no somos conscientes, es que esas bebidas están hechas con tantos químicos que crean un ambiente tóxico en nuestro cuerpo. Las bebidas de dieta contienen fluoruro que bloquea los receptores de la hormona tiroidea.

thyroid

5. Consumir alcohol regularmente: Consumir alcohol puede producir  fluctuaciones de azúcar, causando tensión en la tiroides suprarrenal-pituitaria (hormonas que controlan los sistemas vitales en el cuerpo). Este proceso repetido puede afectar negativamente el sistema endocrino, lo que conduce a la disfunción y hace que el sistema de señalización falle. En consecuencia, aumentará la formación de grasa y con ella la sensación de cansancio, fatiga y depresión.

6. Consumir aceites vegetales y grasas: La glándula de la tiroides se basa en las grasas saludables y el colesterol para liberar la cantidad adecuada de hormonas para todo el cuerpo, pero el consumo  de aceites vegetales como la margarina o mantequilla pueden contribuir al síndrome de intestino permeable, lo que hace que las partículas de alimentos no digeridos entren en el torrente sanguíneo. Este alimento no digerido puede sobre-activar el sistema inmune. Como resultado, el cuerpo comenzará a atacar los órganos pequeños sin tener un buen sistema de defensa, tal como la glándula tiroides.

7. Consumir mucho gluten: Muchas de las personas que sufren de problemas de tiroides son probablemente intolerantes al gluten. Para probar tu intolerancia, prueba una dieta de eliminación de gluten por 30 días. Si te sientes mejor sin el gluten, seguramente tu tiroides está trabajando mucho mejor.

 

8. Consumir mucho azúcar: La azúcar refinada agota las vitaminas y los minerales y bloquea la construcción de una tiroides saludables y suprarrenales fuertes. La dieta americana puede ser un factor que contribuye en los problemas de tiroides, pues  debido a las altas fluctuaciones de azúcar en la sangre , se ponen mucha tensión adicional en la tiroides y en las glándulas suprarrenales.

 

Descargo de responsabilidad: Estas sugerencias pretenden incentivar nuevos hábitos saludables que mejoren el estilo de vida y contribuyan a una mejor salud, más no necesariamente hacia la prohibición o mejoramiento del hipotiroidismo.

Fuentes de imágenes: webmd.com
Fuente de información : grassfedgirl.com
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: