header print

Una Jubilación Particular...

En el ejército se encontraron con que tenían muchos generales, por eso deciden otorgar el beneficio de jubilación temprana. Plantearon diferentes planes de jubilación pero nada parecía satisfacer a los generales.


Desesperados deciden ofrecer todos los beneficios anuales, más $10.000 por cada centímetro que midiesen entre dos puntos de sus cuerpos a elegir libremente. 


 
El primer hombre, un general de la fuerza aérea, acepta la propuesta y pide que midan la distancia entre su cabeza y la punta de sus pies. Luego de haber medido 182 cm, el hombre se retira con $182.000.

El segundo hombre, un general de las fuerzas armadas, pide que le midan la distancia entre el extremo de sus brazos extendidos y la punta de sus pies. Luego de haber medido 243 cm, el hombre se retira con $243.000.
 

Para sorpresa de todos, el tercer hombre, un viejo general de la marina, pide que midan la distancia entre la punta de su pene y sus testículos.Los encargados del trámite de jubilación sugirieron que el hombre reconsidere su elección, pero este insistió con medir esa zona. Los encargados solicitan la colaboración de un oficial médico para realizar la medición. Al llegar, el oficial le pide al hombre que muestre sus partes. El oficial puso el medidor sobre la punta del pene, y cuando comenzó a bajar dice sorprendido: “Dios Mío, ¿Dónde están tus testículos?”
En Vietnam”. 
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: