header print

No Podrás Creer Todo Lo Que Puedes Hacer Con El Papel De Lija

El papel de lija es una de las herramientas más útiles, es económico, simple y puede ayudarte en varias tareas, tanto dentro como fuera de la casa y hasta en el jardín. Con este material tienes la posibilidad de solucionar algunos de los problemas cotidianos más molestos. Aquí encontrarás algunos de los fantásticos usos del papel de lija.

1. Quita manchas de la gamuza

La gamuza es hermosa y delicada, pero además tiene la particularidad de absorber manchas de manera sencilla, lo que puede hacerla verse descuidada en poco tiempo. Para resolver este problema, toma un papel de lija de grano fino y frótalo suavemente sobre las áreas afectadas, luego utiliza un cepillo de dientes viejo (o similar) para lustrar el área que hayas frotado con el papel y de esta manera se verá renovada.
 
2. Limpia tus ollas y bandejas de cocina
 
Las ollas y las bandejas son muy utilizadas en la cocina y es inevitable que la comida y la grasa de adhieran a ellas con el tiempo. Las esponjas y cepillos para lavar trastos suelen no ser muy útiles y tienden a desarmarse su necesitas usarlos con fuerza, pero el papel de lija es una herramienta mucho más útil para estos casos. Utiliza una franja con un jabón fuerte y verás que tus ollas y bandejas se verán como nuevas.
 
3. Haz escaleras seguras, empapelando los escalones
 
Las escaleras que van hacia arriba o abajo de un cuarto que utilizas como depósito, pueden ser peligrosas, ya que en general llegamos a ellas cargando objetos para guardar o utilizar. Para evitar cualquier tipo de accidente o resbalón, es conveniente colocar en los bordes de los escalones una tira de papel de lija de manera que trabe el calzado con ella.
 
4. Afila las tijeras
 
Las tijeras, sobre todo las de los niños, suelen pasar mucho tiempo cortando objetos pegajosos y sucios que terminan dejando residuos en las cuchillas a lo largo del tiempo. Para afilarlas, no necesitas frotar el papel de lija sobre ellas, en su lugar, solo utiliza la tijera para cortar un trozo de papel de lija de grano fino en varios pequeños pedazos y de esta manera las tijeras volverán a estar limpias y afiladas.
 
5. Quita el óxido
 
Si tus podadoras de jardín o alguna de las otras herramientas de jardinería, o incluso las cuchillas de cocina grandes comienzan a mostrar indicios de óxido, entonces el papel de lija puede ayudarte a quitarles unos años de encima. Cualquier tipo de papel de lija hará el trabajo, pero los de grano más grueso pueden ser mejores para este tipo de trabajos. Al ser flexible este material es muy bueno para trabajar con las superficies curvas. Si piensas que el óxido es muy particularmente difícil de quitar de las herramientas grandes, es posible que debas considerar utilizar un cepillo de cerdas de metal eléctrico para deshacerte de la parte más gruesa y luego terminar el trabajo con el papel de lija.
 
6. Remueve las asperezas de la piel de los talones
 
Nuestros pobres pies pagan un precio alto por sostenernos durante todo el día y con frecuencia desarrollan durezas en la piel, especialmente en los talones. Utiliza un trozo de papel de lija de grano fino para remover la piel agrietada y seca, dejando tus pies viéndose y sintiéndose revitalizados.
 
7. Abre frascos difíciles
 
Es muy bueno saber que los contenidos de los frascos se encuentran bien resguardados y frescos antes de ser usados, pero en ocasiones las tapas nos dan mucho trabajo para ser abiertas. Todos hemos intentado abrir las tapas utilizando trapos, toallas y paños de cocina para tratar de darnos un mejor agarre, pero el papel de lija es la solución perfecta. Mantén un pequeño trozo en el armario de la cocina y, cuando sea necesario abrir un frasco, colócalo sobre la tapa cubriendo un lado y apriétalo mientras lo giras. El agarre extra te proporcionará los medios para desajustar la tapa.
 
 

8. Quitar bolitas de los tapizados y de las prendas

Las prendas de lana y de algodón suelen desarrollar pequeñas bolitas con el tiempo y el uso. Toma un trozo de papel de lija de grano fino y frótalo muy suavemente sobre las prendas hacia adelante y atrás, sobre la zona afectada. Si la tela es muy delicada, primer prueba el método en una porción más pequeña y menos visible de la prenda, para asegurarte de no dañarla. Este truco puede ser utilizado en de lana, pero asegúrate de frotarlo hacia un solo lado y no de atrás hacia adelante.
 
9. Agarre extra para los zapatos
 
Si te has comprado un par de buenos zapatos pero sientes que no tienen el agarre necesario con el suelo, haciendo que te resbales en superficies muy lisas y brillosas, aplica un poco de agarre utilizando papel de lija. Utiliza un papel de grano fino para raspar la parte inferior de los zapatos y de esa manera encontrarás que no tendrás más problemas con resbalones, ni caídas.
 
10. Mantén los utensilios de madera libres de gérmenes
 
Las tablas de cortar de madera mostrarán los rastros de su constante uso en las grietas que forman por los afilados cuchillos, en las cuales pueden comenzar a formarse gérmenes que no deseas en tu concina. Para evitar esto puedes utilizar papel de lija para de grano fino una o dos veces al año. Luego aplica aceite mineral para que la tabla no absorba sabores y olores. Puedes utilizar el mismo truco con todos los utensilios de madera.
 
11. Hacer la pedicura a tu perro
 
Los buenos dueños de perros se asegurarán de que sus mascotas tengan las uñas en buen estado, tanto para el bien de ellos como de los muebles. Pero como las uñas de los canes son muy difíciles de cortar sin dejar los bordes irregulares, puedes utilizar el papel de lija como si fuera una lima de uñas y dejar sus patas impecables.

12. Quita la suciedad de las juntas de las baldosas

En ocasiones es muy difícil quitar la suciedad que se amontona en las juntas de las baldosas de los baños o la cocina. Las características abrasivas de la lija de grano fino pueden ayudarte con ese problema, simplemente debes doblar una pieza de papel de lija por la mitad y frotarla suavemente a lo largo de la junta para eliminar la grasa. Ten cuidado de no rayar el suelo de baldosas en el proceso.
 
13. Mantén alejadas a las babosas de tus plantas
 
Si sufres viendo como las babosas se meten en tu jardín y destruyen tus plantas, tienes la solución en tus manos con un poco de papel de lija. Corta un trozo de lija de un poco más grande que el tamaño de la base de tu maceta y colócala debajo de esta, de esta manera las babosas no querrán arrastrarse por esta base tan áspera para subir a la maceta. Además puedes colocar papel de lija alrededor de los retoños de las plantas de tu jardín, flores o donde desees deshacerte de estas molestas criaturas.
 
14. Mantiene tu parabrisas en buen estado
 
Si la goma de tu limpiaparabrisas se encuentra desgastada y no hace su trabajo correctamente, quítalas y frótalas suavemente con papel de lija de grano fino. Luego remueve los residuos y aplícale una capa de vaselina, este truco te asegurará la limpieza de los parabrisas por muchos meses más.
 
15. Afilar agujas de coser
 
Agrega a tu kit de costura un buen trozo de papel de lija y la próxima vez que notes que tus agujas se encuentran desafiladas, hazlas atravesar el papel de lija unas 5 o 6 veces o simplemente gíralas dentro del papel doblado por un minuto o dos. Las dejará más afiladas que nunca.
 
16. Haz que tus plantas crezcan más rápido
 
Si tienes un paquete nuevo de semillas y deseas que germine lo más pronto que sea posible, entonces toma un papel de lija de grano fino y frótalas suavemente antes de colocarlas en la tierra. El papel removerá algunas capas de la costra superficial de la semilla, por lo que el agua penetrará con mayor facilidad y crecerán más rápido.
 
17. Sirve de ayuda para planchar artículos con pliegues
Coloca una tira de papel de lija de grano fino en cada uno de los interiores de los pliegues, para asegurarte que se mantengan en su lugar y de manera recta. Luego pasa la plancha suavemente por arriba de la tela plegada y el trabajo estará hecho.
 
18. Pulir los faros delanteros poco nítidas

Este último tip requiere de una explicación paso a paso:


1. Coloca cinta de enmascarar alrededor de los faros para asegurar la protección de la pintura.
2. Limpia bien el foco para quitar todo rastro de tierra grasa o deshecho que pueda tener pegado.
3. Utiliza papel de lija de grano 800 para quitar rastros de óxido y plástico derretido, mojándola con agua jabonosa y frótala con movimientos de lado a lado suavemente. Asegúrate que la superficie del farol se encuentre permanentemente húmeda.
4. Cambia a lija de grano 1200 para quitar posibles rasguños del paso anterior, luego toma una lija de grano 2000 y vuelve a pasarla suavemente, por último haz lo mismo con una lija de grano 2500 para suavizar la superficie.
5. Aplica pulidor de plástico luego de la lija de 2500 y luego repasa el farol con una toalla suave. Dale al plástico una última enjuagada con agua con jabón y luego aplica un líquido protector.

Artículo original: One Good Thing By Jillee

Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: