header print

Los Beneficios De Los Alimentos Fermentados

A pesar de no ser los alimentos más consumidos, los alimentos fermentados, como el chucrut, el yogur natural, o los quesos viejos se encuentran entre los súperalimentos más beneficiosos para la salud. Aunque su fuerte aroma y sabor suelen generar un rechazo casi inmediato, luego de descubrir las increíbles propiedades y beneficios de este grupo de alimentos, no dejarás de incluirlos en tu dieta diaria. 

¿Qué son los alimentos fermentados?

Los productos fermentados son alimentos que atravesaron un proceso de lactofermentación en el cual los microorganismos naturales, como bacterias, hongos, y levaduras, se alimentan del azúcar y almidón de un alimento, produciendo ácido láctico o alcohol como resultado. Este proceso permite preservar los alimentos, y crear enzimas beneficiosas para la salud, como vitaminas, omega 3, y diferentes tipos de probióticos. 

Por otro lado, la fermentación natural de los alimentos ha demostrado ser efectiva a la hora de preservar los nutrientes, y desintegrar la comida en una forma más fácil de digerir. Este hecho, sumado a los probióticos producidos en el proceso de fermentación, explica la relación entre el consumo de productos fermentados y los beneficios digestivos. 

Historia de los alimentos fermentados

Desde la antigüedad, las diversas civilizaciones del mundo han fermentado su comida. De hecho, existe evidencia que demuestra que, alrededor del año 5000 AEC, los habitantes de Babilonia ya comenzaban a fermentar sus bebidas. Esto sucedió en Egipto alrededor del año 3150 AEC, en el México prehispánico alrededor de 2000 AEC, y en Sudan alrededor de 1500 AEC. Además, existe evidencia que sugiere que, en Egipto, se producía pan con levadura en el antiguo tan temprano como en el año 1500 AEC. En la actualidad, las diferentes culturas del mundo continúan manteniendo esta tradición alimenticia, con productos como el chucrut, en Alemania, o el kimichi, en Corea. 

 
 
Beneficios de los alimentos fermentados

1- Probióticos – El consumo de alimentos y bebidas fermentadas, como el kéfir o el hongo de té, permite ingresar bacterias beneficiosas en el sistema digestivo, contribuyendo al equilibrio de la flora intestinal. Como si esto fuera poco, los compuestos probióticos también han demostrado ser beneficiosos a la hora de retrasar o revertir el desarrollo de diversas enfermedades, mejorar el movimiento intestinal, y fortalecer el sistema inmune. 
2- Mejoran la absorción de nutrientes – Las personas que presentan una flora intestinal equilibrada, y cuentan con suficiente cantidad de enzimas digestivas tienen una mayor capacidad para absorber los nutrientes de los alimentos consumidos. Si combinas los alimentos fermentados con una dieta saludable, podrás aprovechar al máximo las propiedades nutritivas de cada producto. 
3- Alimentos más fáciles de digerir – La fermentación permite transformar alimentos incomestibles en productos nutritivos, aptos para consumo. Por ejemplo, el gluten, las lectinas, y el ácido fítico presente en los granos puede verse reducido considerablemente durante este proceso. Asimismo, la lactosa en la leche puede ser desintegrada en azúcares simples, permitiendo que los productos lácteos sean más fáciles de digerir. 
4- Elimina compuestos anti-nutrientes – Los compuestos naturales o sintéticos que interfieren con la absorción de nutrientes pueden ser eliminados en el proceso de fermentación. Por ejemplo, el ácido fítico, un compuesto presente en legumbres y semillas, se une a minerales como el zinc o el hierro, reduciendo su absorción al ser consumidos. 
5- Prevención de enfermedades – El consumo de alimentos fermentados y los microbios que éstos aportan han sido asociados con la prevención de enfermedades intestinales, trastornos autoinmunes, como alergias o diabetes I, y enfermedades metabólicas, como diabetes II u obesidad. 
 

Alimentos fermentados más recomendados
 

Panes fermentados (masa madre)

Conservas de vegetales

Kombucha (hongo de té)

Yogur natural

Quesos viejos

Aceitunas

Tempeh

Vinagre

Chocolate

Vino

Salsa de soja

Kéfir

Chucrut

Artículo original: wellnessmama

Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: