header print

Las Causas Más Comunes Del Exceso De Gas

A pesar de ser un tema delicado e incluso embarazoso, el gas intestinal es una parte inevitable en la vida de todos los seres humanos. Sin embargo, si en el último tiempo comenzaste a notar que este problema se ha vuelto más frecuente e intenso de lo normal, es posible que tu cuerpo esté intentando indicarte la presencia de algún tipo de problema en el sistema digestivo, mediando la acumulación de gas. Las siguientes 7 condiciones médicas son algunas de las causas más comunes detrás de esta molesta e incómoda afección ¡Descúbrelas!

1- Desequilibrio de la bacteria en el tracto gastrointestinal

Las bacterias son las encargadas de fermentar los alimentos que consumimos. Aunque normalmente esto sucede en el intestino grueso, si alguna de las bacterias del colon pasa al intestino delgado, se producirá una fermentación de alimentos que aún no terminaron de ser digeridos, causando una importante acumulación de gas. Cuando es producido en el intestino delgado o en el colon, el gas tiende a descender a través del sistema digestivo, hasta ser liberado en la forma de flatulencias. 

Por otro lado, el exceso de gas podría ser el resultado de un desequilibrio bacteriano en el intestino, en especial si la persona ha padecido alguna enfermedad recientemente. Luego de haberse curado de una gastroenteritis o un virus estomacal, algunas personas pueden presentar un cambio en la flora intestinal que puede ser el causante de una mayor producción de gas. Para tratar este desequilibrio, los profesionales de la salud suelen recurrir a tratamientos con ciertos antibióticos, y dietas bajas en carbohidratos fermentables, como frutas con carozo, legumbres, trigo, cebollas, etc. 
 

2- Comer al paso

Si eres de las personas que terminan su almuerzo en cuestión de minutos, mientras están en una reunión o continúan trabajando, lo más probable es que termines tragando grandes cantidades de aire en el proceso. Lo mismo sucede cuando comemos goma de mascar. Debido a que el aire está compuesto de gas, si tragamos grandes cantidades, lo más probable es que terminemos hinchados por el exceso de gas, que eventualmente se liberará en la forma de eructaciones. 

3- Exceso de lácteos en la alimentación

A pesar de nunca haber tenido problemas para asimilar productos lácteos, esta habilidad puede cambiar a medida que envejecemos. Con el paso del tiempo, nuestro sistema puede disminuir los niveles de la enzima lactasa y, en consecuencia, dificultar la digestión de productos lácteos. Si sueles manifestar problemas estomacales de diferentes grados luego de consumir algún producto lácteo, es posible que tu cuerpo esté indicando la presencia de una alergia o intolerancia a la lactosa. 

En estos casos, los especialistas recomiendan evitar el consumo de productos lácteos por un tiempo determinado, de manera de observar la reacción del cuerpo y determinar si los síntomas se siguen manifestando. 
 

4- Sensibilidad al gluten o celiaquía

Si tu cuerpo está teniendo problemas para asimilar ciertos alimentos, lo más probable es que te lo haga saber a través del gas. Las personas que padecen celiaquía u otras enfermedades autoinmunes pueden manifestar serios problemas de absorción, ya que sus cuerpos comienzan a romper el revestimiento del intestino delgado, como parte de la reacción al gluten. 

En caso de identificar alguno de estos síntomas, te recomendamos realizar una consulta médica para obtener un diagnóstico preciso. 

 
5- Cambios hormonales

Las mujeres que están atravesando la menopausia y aquellas personas que padecen algún tipo de enfermedad hormonal pueden manifestar problemas con el exceso de gas intestinal. Aunque aún no se ha logrado determinar si el causante de este problema es el estrógeno o la progesterona, la mayoría de las mujeres experimentando cambios hormonales afirma que su actividad intestinal no es la misma de antes. En estos casos, la actividad física es una de las principales recomendaciones de los especialistas, ya que ayuda a mantener el movimiento regular de los intestinos. 
 

6- Constipación

Además de ser un problema incómodo y molesto, la constipación puede convertirse en uno de los principales causantes de exceso de gas intestinal. Cuando los desechos no son eliminados del organismo, la mayoría de las personas siente que produce más gas de lo normal. Esto se debe a que los desechos están compuestos bacterias que permanecen en el sistema digestivo, fermentando alimentos que aún no terminaron de ser digeridos, y aumentando la producción de gas. 

Si estás constipado, asegúrate de beber abundante agua, realizar ejercicio regular, e incorporar fibra en tu dieta diaria. 

7- Sensibilidad al gas

Algunas personas presentan una especie de hipersensibilidad al gas, incluso cuando su producción de gas es normal. Esta condición, que se manifiesta con síntomas como irritación, hinchazón, flatulencias, y dolor abdominal, se encuentra dentro del espectro del Síndrome de Intestino Irritable, por lo que es importante realizar una consulta médica para determinar cuál es el mejor tratamiento para tu caso. 
 
 
Artículo original: Prevention
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: