header print

¡Las Grasas También Pueden Beneficiar La Salud!

Aunque la palabra “grasas” implica un rechazo casi inmediato para la mayoría de la personas, en realidad existe una gran variedad de alimentos que, a pesar de ser ricos en grasas, tienen sorprendentes beneficios para ofrecer. De hecho, muchos de los alimentos que solían ser considerados “poco saludables” por su alto contenido de grasas, comenzaron a ser recomendados como componentes esenciales de una dieta equilibrada. 

Sin embargo, para obtener beneficios del consumo de grasas, es importante leer la información detallada en las etiquetas de los productos, y comprender cuáles son las grasas consideradas saludables y los nutrientes que éstas pueden aportar a nuestro organismo. ¡Sorpréndete al descubrir la enorme cantidad de beneficios que puedes obtener de estos 9 alimentos grasos pero saludables!

1- Aguacates

Alimentos grasos

Las enormes cantidades de grasas monoinsaturadas presentes en los aguacates los convierten en uno de los alimentos grasos más beneficiosos para nuestro cuerpo. A pesar de ser un alimento calórico, esta fruta aporta importantes cantidades de fibra y potasio que han demostrado ser efectivas a la hora de reducir y controlar la hipertensión, uno de los principales factores de riesgo para la salud cardiovascular. Además, su alto contenido de antioxidantes ayuda a promover la salud de la vista. 

Si quieres incorporar aguacates a tu dieta diaria, puede hacerlo en la forma de ensaladas, salsas, o sándwiches, acompañados de otros vegetales para multiplicar los beneficios. 

2- Aceite de oliva

Alimentos grasos

Al ser saludable, nutritiva y liviana, la dieta mediterránea se ha vuelto extremadamente popular en los últimos años. Uno de los principales componentes en este tipo de dieta es el aceite de oliva, otro producto que está cargado de grasas monoinsaturadas, que son beneficiosas para la salud. Los especialistas en nutrición afirman que el aceite de oliva tiene la capacidad de reducir el riesgo de desarrollar ciertos tipos de cáncer, controlar la presión arterial, prevenir la ocurrencia de enfermedades cardiovasculares, y estabilizar los niveles de azúcar en sangre. 

La naturaleza versátil de este producto permite incorporarlo en un gran número de preparaciones, desde carnes, hasta pastas, ensaladas, salsas, e incluso postres.

3- Salmón

Alimentos grasos

Debido a sus increíbles beneficios para la salud, el consumo de salmón continúa aumentando en todo el mundo.  Este pescado es rico en proteína y omega 3, un ácido graso saludable que ha demostrado ser efectivo a la hora de proteger la salud del corazón y reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares. 

Además de los beneficios para el corazón, el salmón también promueve la salud del cerebro y las articulaciones, y ayuda a tratar la depresión, la diabetes, el Alzheimer y el asma. Como si esto fuera poco, el salmón ha sido asociado con una reducción en el riesgo de desarrollar ciertos tipos de cáncer.

4- Huevos

Alimentos grasos

Durante muchos años, el huevo ha sido un alimento incomprendido, e incluso rechazado. De hecho, las personas conscientes del cuidado de la salud solían consumir solo la clara y descartar la yema por su alto contenido de grasa y colesterol. Sin embargo, diversas investigaciones recientes han demostrado que la yema de huevo está cargada de nutrientes, y la mayor parte de su contenido de graso es beneficioso para la salud. Además, su contenido de colesterol no es del tipo perjudicial para el corazón. 

Por otro lado, el alto contenido de vitaminas, proteína y antioxidantes presente en los huevos, ayuda a proteger la salud de los ojos, reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares, y combatir el sobrepeso, manteniéndote satisfecho por más tiempo. Con este alimento podrás preparar deliciosos y nutritivos platos para incorporar a tu dieta. 

5- Frutos secos

Alimentos grasos

Aunque las almendras y los pistachos suelen ser evitados por su alto contenido de grasa, el consumo de un puñado diario de estos frutos cargados de grasas monoinsaturadas podría traer enormes beneficios para la salud. De acuerdo con la Clínica Mayo, este tipo de ácido graso puede ayudar a reducir el riesgo de enfermedades cardíacas, normalizando los niveles de colesterol y mejorando la coagulación sanguínea.  

Como si esto fuera poco, las nueces han demostrado efectividad a la hora de reducir el riesgo de ciertos tipos de cáncer, aliviar el estrés, mantener un peso estable, proteger los huesos, mejorar la calidad de la piel, y estimular el funcionamiento del cerebro. Aunque no todos los frutos secos son igual, la mayoría de ellos contiene valores nutricionales similares. Lo único que debes hacer es asegurarte de consumirlos de forma natural, sin agregado de sal o aceite.

6- Coco

Alimentos grasos

No importa si es aceite, copos, o coco crudo, la mayoría de los productos a base de esta fruta están cargados de nutrientes beneficiosos para la salud. Dependiendo del tipo de producto, los componentes del coco pueden ayudar a fortalecer el sistema inmune, reducir la grasa abdominal, estabilizar los niveles de azúcar, optimizar las funciones metabólicas, mejorar el proceso digestivo y aumentar los niveles de colesterol bueno.

Debido a que el uso de esta fruta ha ganado popularidad en todo el mundo, en la actualidad, podrás encontrar una gran variedad de recetas y platillos para preparar con coco y disfrutar de sus beneficios. 

7- Semillas de lino

Alimentos grasos

A pesar de ser pequeñas, este súperalimento contiene enormes cantidades de omega 3, fibra y fitoquímicos, que han demostrado beneficiar numerosos aspectos de la salud. Incorporando tan solo una cucharada de estas semillas en tus comidas podrás reducir la presión arterial, y el consecuente riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares. 

Muchos estudios han demostrado que estas semillas podrían reducir el riesgo de desarrollar ciertos tipos de cáncer y enfermedades hepáticas, controlar los niveles de colesterol, mejorar la digestión y reducir la inflamación. Además de los beneficios físicos, el lino ha sido asociado con una reducción del riesgo de desarrollar ciertos trastornos psicológicos, especialmente depresión. Según la opinión de expertos de la Clínica Mayo, para obtener el máximo beneficio, es mejor consumir semillas molidas, ya que nuestro cuerpo no es capaz de desintegrarlas de forma natural.

8- Mantequilla de maní

Alimentos grasos

Al ser rico en proteína, potasio, fibra y grasas monoinsaturadas, la mantequilla de maní es un alimento con enormes beneficios para la salud. Sus propiedades pueden ayudar a disminuir el riesgo de desarrollar diabetes y enfermedades cardíacas, reducir la grasa abdominal, prolongar la sensación de saciedad, y elevar los niveles de energía. 

A pesar de tener múltiples beneficios para la salud, no todas las mantequillas de maní son iguales. Algunos productos contienen agregados innecesarios de sodio, azúcar y otros ingredientes artificiales que limitan los beneficios y calidad de la mantequilla. Por esta razón, te recomendamos optar por versiones naturales, sin agregados.
 
Nota: si eres alérgico al maní, puedes optar por mantequilla de almendras y disfrutar de beneficios similares.

9- Chocolate amargo

Alimentos grasos

¡Esta es una excelente noticia para los amantes del chocolate! A pesar de contener pequeñas cantidades de grasas poco saludables, el chocolate puede aportar una gran variedad de nutrientes beneficiosos para la salud, siempre y cuando se consuma con moderación. Este producto tiene importantes concentraciones de fibra y antioxidantes, que ayudan a reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares, proteger la piel, reducir el colesterol y combatir el daño causado por los radicales libres. 

Una porción diaria de 30 a 35 gr es suficiente para disfrutar de estos beneficios. Recuerda que debes optar por chocolates con por lo menos un 70% de cacao, ya que las versiones más procesadas contienen grandes cantidades de azúcar, saborizantes y grasas poco saludables. 
 
Artículo original: ActiveBeat
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: