header print

Extraños Sonidos Corporales y Su Significado

En ocasiones, en momentos inesperados, nuestro cuerpo puede hacer todo tipo de sonidos extraños y anormales. En el mejor de los casos, estos nos hacen levantar una ceja y continuamos en nuestro día. En el peor, puede asustarnos mucho. Sin duda, conocemos algunos de estos sonidos, los clics de las articulaciones, los 'crack' de la mandíbula.

Todos estos sonidos, y otros, simplemente aparecen de la nada, sin embargo, también pueden ser la forma en que nuestro cuerpo nos indique que algo anda mal. Para entender de una vez por todas que ruidos son comunes y cuáles no, les traemos 10 de los más comunes e inexplicables sonidos que hacen nuestro cuerpo y cuáles de ellos nos indican que debemos visitar al médico.

1. Crujido de las rodillas y tobillos

Sonido del Cuerpo

Este sonido puede aparecer cuando estiramos o doblamos nuestras piernas con un movimiento brusco antes de comenzar a caminar o sentarnos. Existen tres razones para esto y son bastante comunes: rudo que hacen los tendones que podrían haberse aferrado a las articulaciones durante el movimiento, la explosión de las pequeñas burbujas de aire atrapado en el interior del líquido que se encuentra entre las articulaciones o una pequeña desviación de la ubicación de las articulaciones.

A medida que envejecemos, estos sonidos aparecerán con más frecuencia, ya que las articulaciones y cartílagos se desgastan naturalmente. Sin embargo, siempre y cuando éstos aparezcan sin dolor, no indican un problema médico. Con el fin de aliviar la recurrencia de este fenómeno, es posible hacer ejercicios simples de estiramiento que "aceitarán" las articulaciones de las rodillas y los tobillos.
 
Cuándo consultar a un médico: Si estos sonidos son acompañados de dolor, hinchazón o una sensación de que las articulaciones "se bloquearon en el lugar", es posible que su cuerpo esté indicando la aparición de una posible artritis, daños en los tendones o incluso un desgarro del menisco en la rodilla.
 

2. Gruñendo y gorjeos del estómago

Sonido del Cuerpo

Lo primero que pensamos cuando oímos a nuestros estómagos rugir es que estamos hambrientos.  Por lo general, estos sonidos son causados entre las comidas cuando el sistema digestivo pasa por una serie de calambres intensos, a menudo fuertes, indicando que va a deshacerse de aquellos materiales no deseados acumulados en el estómago, dando cabida a nuevos alimentos.

Por lo tanto estos sonidos no siempre indican el hambre. Los ruidos pueden indicar que el sistema digestivo se encuentra con dificultades en el procesamiento de ciertos alimentos (como los alimentos ricos en salvado). En otros casos, el consumo de líquidos causará sonidos gorgoteos a medida que pasan a través del sistema digestivo. Así que a menos que sienta hambre, no se apresure a la nevera para deshacerse de estos sonidos. Por otro lado, si estás en su camino a una reunión importante y estás preocupado por los vergonzosos sonidos de gorgoteo, debes evitar las bebidas gaseosas y los alimentos que causan gases tales como las verduras, carbohidratos procesados y productos lácteos.

Cuándo consultar a un médico: En algunos casos, cuando estos sonidos vienen con una sensación de hinchazón y dolores de estómago, y sobre todo si se escucha un sonido acuoso al presionar sobre el estómago, es aconsejable consultar esto con un médico. En casos raros, estos sonidos pueden indicar que los intestinos se sobre contraen o incluso se bloquean (una situación que requiere cirugía).
 

3. Zumbidos de cualquier tipo en los oídos

Sonido del Cuerpo

A veces, sin estar preparado para ello, un pitido o zumbido de alto y duradero aparece en nuestros oídos y al cabo de unos segundos o minutos desaparece. Este sonido, que puede ser alarmante, se llama tinnitus o acúfenos.

La fuente del sonido no proviene de ningún estímulo externo, si que se crea dentro de nuestro cerebro. Lo oímos cuando el cerebro identifica señales eléctricas como sonidos. Puede ser generado por daños en el oído externo (causada a veces por pasar demasiado tiempo en un ambiente muy ruidoso), presión y tensión, la falta de horas de sueño o una sobredosis de cafeína.

Es por eso que un cambio de estilo de vida, utilizando tapones para los oídos, reduciendo el consumo de cafeína y una buena noche de sueño puede disminuir estos fenómenos. Por lo general, cuando el zumbido viene sólo en raras ocasiones, no indica ninguna enfermedad o daño real.

Cuándo consultar a un médico: Si sientes el zumbido durante un período prolongado de tiempo, a un volumen alto y en un solo oído, esto podría ser síntoma de una infección o daño más significativo para el sistema auditivo. Si es necesario, es posible recurrir al uso de audífonos auditivos o a cirugía del oído.

4. Sonidos del hombro

Sonido del Cuerpo

Mientras levantamos, girar o movemos nuestro brazo hacia adelante, podemos oír un ruido de "clic" en el hombro. Cuando este sonido viene sin dolor, no debería darle importancia. Aparece como resultado de la fricción entre el músculo rotatorio y de la articulación del hombro, la mayoría es producto natural del envejecimiento.

El movimiento repetitivo del brazo hacia arriba, como puede ser el de lanzar una pelota, o buscar cosas en un estante alto, pueden causar la inflamación del tendón o un desgarro del cartílago. La única diferencia con la descripción anterior es la presencia de dolor.
 
Cuándo consultar a un médico: Cuando los sonidos se acompañen de dolor, especialmente si la fuente del dolor es profunda dentro de la articulación del hombro, entonces es muy recomendable ir a ver a un experto en ortopedia. Existe una gran cantidad de diferentes tipos de inflamaciones que pueden aparecer en la articulación del hombro, en los tendones o además podría ser un desgarro del cartílago o los músculos. Generalmente se recomienda hacer fisioterapia sobre los distintos músculos del hombro, para aliviar el dolor y ruidos.
 

5. Click y otros sonidos de la mandíbula

Sonido del Cuerpo

Entre nuestras mandíbulas se encuentra un disco constituido de fibras de tejido óseo. Este disco se desliza entre la mandíbula de manera que pueda abrirse sin problemas. A veces, las fibras del disco pueden cambiar su forma, especialmente si han sido estiradas demasiado. En tal caso, el disco puede desarrollar una forma cóncava que causa una interrupción cuando abrimos nuestra boca. La mandíbula inferior se moverá sobe sus partes cóncavas, desviándose de su trayectoria natural, por lo que no se ubicará exactamente debajo de la mandíbula superior. Esto hará que un clic u otro ruido notorio. Si esto es raro en ti, entonces es probable que no tengas ningún problema, y es posible que solo sea indicación de un esfuerzo momentáneo de la mandíbula.

Cuándo consultar a un médico: Si además de presentar sonidos, no puedes abrir o cerrar la boca hasta el final, o si los sonidos son muy fuertes y agudos, es probable que haya una sobre-extensión de las fibras del disco. Estos sonidos también pueden si hiciste presión cerrando la mandíbula en la noche (una consecuencia del estrés). Dado que las fibras no son elásticas, se dificulta su retorno al lugar normal, por lo que es muy recomendable visitar al odontólogo.
 

6. Ruidos de crujidos al girar la parte superior del cuerpo

Sonido del Cuerpo

Cuando se produce un movimiento rotativo brusco en la parte superior del cuerpo, es posible que se oiga un ruido. Este sonido es natural y se produce cuando el aire sale del cuerpo o cuando el aire en los pulmones o el estómago pasa a través de conductos de aire estrechos. No hay necesidad de cambiar la rutina de ejercicios o detenerlos después de escuchar estos sonidos. 

Cuándo consultar a un médico: Si durante estos movimientos de giro escucha los ruidos acompañados de dificultad respiratoria, usted puede estar sufriendo algún tipo de problema respiratorio. Este tipo de movimientos no es recomendable, por ejemplo, a pacientes con asma.
 

7. Ruidos de crujidos en el codo

Sonido del Cuerpo

Como se puedes deducir de los puntos anteriores de esta lista, muchas de nuestras articulaciones tienden a hacer sonidos y ruidos producto del roce constante entre ellas, especialmente cuando están bajo estrés. Por lo que es posible que aparezcan problemas 'mecánicos', al igual que en las otras articulaciones.

Sin embargo, además del desgaste del codo causante de estos sonidos, hay diversos trastornos y síndromes que pueden causar el engrosamiento y la rigidez del codo sin aumentar la cantidad de ruidos y sonidos que produzca.
 
Cuándo consultar a un médico: Si percibes dolor además del sonido al mover el codo, o sientes que este se mantiene 'bloqueado' en su lugar, es hora de ir a ver a un médico. Esto podría significar la existencia de una inflamación del cartílago o los nervios del codo.

8. Un sonido estruendoso durante el sueño

Sonido del Cuerpo

Similar a tinnitus, este es un pitido interno producido por el cerebro y percibido por medio del oído. Además, existe otro fenómeno, más aterrador, que ocurre en el cerebro y se llama " síndrome de la cabeza explosiva". Este fenómeno ocurre durante el periodo de sueño profundo, cuando de repente se oye un ruido muy fuerte de estruendo que provoca el despertar en estado de alerta o pánico. La gente ha descrito este fenómeno como un disparo de pistola, una explosión, o incluso un aplauso muy fuerte. Esto puede ser aterrador, pero no es perjudicial y  aún no sabemos que es lo que lo provoca.

Existe una teoría que explica que cuando el cuerpo se prepara para dormir, el bulbo raquídeo es el responsable de apagar los diversos sistemas cerebrales, como los nervios auditivos, visuales y motoras. Si en el proceso de "apagado" algo sale mal, todos los sistemas se desconectan a la vez, y esto es lo que provoca el ruido repentino en la cabeza. Este fenómeno no es común, pero ocurre más frecuentemente a personas de edades desde 50 hacia adelante que a jóvenes. Muchos afirman la causa principal de este fenómeno es el estrés, la tensión y la falta de horas de sueño.

9. Pitido al toser

Cuando nuestras vías respiratorias se bloquean, ya sea debido a una infección, alergia o por una falta de aliento, el aire dentro de estas se compacta, lo mismo ocurre cuando exhalamos de manera abrupta, como por ejemplo durante un ataque de tos. Si esto te ocurre, es mejor consultar a un médico, ya que estos sonidos no son naturales o normales del cuerpo. Si sufres de este tipo de tos por un periodo mayor a 4 semanas (después de un fuerte resfriado) y no muestras signos de mejora, puedes estar sufriendo de un principio de neumonía o asma.

10. Oír los latidos del corazón en los oídos

Sonido del Cuerpo

Si durante el día o cerca de la hora de dormir has sentido el latido de tu corazón en tus oídos, es posible que debas reducir el consumo de cafeína o tomarte unas vacaciones relajantes. Este fenómeno, escuchar el latido del corazón en los oídos se produce cuando el ritmo cardíaco o la presión arterial crecen en fuerza o velocidad, haciendo que el flujo de sangre sea más caudaloso y más ruidoso. El consumo de alcohol o de cafeína, el consumo de dulces o el simple estado de ansiedad mental, puede aumentar el ritmo cardíaco y la presión arterial.

Cuándo consultar a un médico: Si esto sucede a menudo, puede ser una señal de que usted está sufriendo problemas en el flujo sanguíneo, ya que este es uno de los factores de riesgo de enfermedades del corazón. En otros casos, puede ser una señal de presión en el líquido cefalorraquídeo, lo cual podría llevar a condiciones muy graves o a la ceguera.
 
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: