header print

Esto Te Costará Mucho…

Un día, caminando por el jardín del Edén, Adán miró hacia el cielo y le habló a Dios: “Padre, este lugar es increíble, pero le falta algo…”

“¿Qué es lo que le falta, hijo mío?” respondió Dios. 

“Bueno… sería lindo tener una compañera. Estoy muy solo aquí, y todos los otros animales tienen a su pareja. Lo único que pido es una criatura tan bella como este jardín, una que sea pasional igual que yo, que nunca me de dolores de cabeza, que sepa limpiar y cocinar, y que este pendiente de mí en todo momento,” dijo Adán. 

“Oh… eso un pedido complicado. Tengo una criatura similar en mente, pero te costará caro…,” respondió Dios.

“¿Cuánto me costará?” preguntó Adán.

“Un brazo y una pierna…,” respondió Dios.

Adán pensó por uno segundos y luego respondió: “Bueno… ¿Y qué podríamos hacer con una costilla?”
 
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: