header print

10 Técnicas De Prevención Para Alergias Estacionales

Para las personas que sufren de alergias, los cambios de estación pueden volverse el peor momento del año. Sin embargo, con estos simples tips podrás combatir los molestos síntomas de las alergias, que incluyen dolores de cabeza, sarpullidos, congestión e irritación, y atravesar estos episodios con facilidad. 

1- Utiliza aceite de eucalipto

El aceite de eucalipto tiene un poderoso aroma que ayuda a tratar la irritación de la piel y los problemas en las vías respiratorias. El secreto se encuentra en las propiedades antiinflamatorias del eucalipto que, combinadas con su aroma, son una excelente forma de aliviar la congestión. Para aliviar las alergias en la piel, aplica una pequeña cantidad de aceite sobre la zona afectada, realizando suaves masajes. Debido a que el aceite de eucalipto es un producto fuerte, el uso excesivo podría causar diferentes grados de irritación. En caso de que esto sucediera, reemplaza el tratamiento con aceite concentrado por un baño caliente con algunas gotas de dicho producto. 

2- Bebe jugo de piña

Esta deliciosa fruta posee una enzima llamada bromelina, que ayuda a reducir la congestión y abrir las vías respiratorias. Otro beneficio que merece ser mencionado es la alta concentración de vitamina C: 100 ml de jugo de piña aporta el 80% de la ingesta diaria recomendada para un adulto. La vitamina C es un poderoso antioxidante que, entre otras cosas, ayuda a fortalecer el sistema inmune y evitar episodios recurrentes de alergias. 

3- Incorpora comidas picantes

Además de ser deliciosas y nutritivas, las comidas picantes son excelentes descongestivos nasales. Este tipo de comidas no solo incluyen el clásico ají picante, sino que también se refieren a la cebolla, rábano, jengibre, etc. Para obtener tu dosis de picante, puedes utilizar estos alimentos para sazonar tus comidas o preparar infusiones. 
 

4- Báñate tan pronto como llegues a tu casa

Cuando pasamos mucho tiempo fuera de casa, nuestro cuerpo y nuestra ropa se encuentran expuestos a diferentes tipos de contaminantes, como polen, polvo, e incluso pequeños insectos. Por esta razón, cuanto antes te bañes y te deshagas de estos contaminantes, menor será el riesgo de desarrollar una alergia. 

5- Cambios en la alimentación

Además de las comidas picantes, existen muchos otros alimentos que pueden ayudarte a combatir las alergias y proteger la salud. Como primer paso, reduce el consumo de alimentos ricos en grasas y azúcares, ya que éstos pueden exacerbar los síntomas de las alergias. Incorpora más cítricos a tu dieta y algunos de los alimentos en esta lista, que ayudan a controlar las reacciones alérgicas. 

6- No te olvides de los anteojos de sol

Los anteojos de sol no solo protegen los ojos de los rayos UV, sino que también previenen el ingreso de partículas dañinas en los ojos, como polvo, esporas y otros agentes alérgenos. Una investigación realizada en el año 2013 demostró que los anteojos de sol son la forma más fácil y económica de proteger los ojos de irritantes e infecciones durante cambios estacionales. 
 

7- Bebe té de menta

El té de menta contiene un poderoso antioxidante llamado Epigallocatechin Gallate (EGCG), que ha demostrado ser más efectivo que las vitamina C y E a la hora de combatir los síntomas de las alergias antes de que se vuelvan un problema. Beber té de menta a diario es una excelente forma de prevenir reacciones alérgicas.

8- Mantén las ventanas cerradas

Si en tu casa, en el auto, o en la oficina no tienes la necesidad de sentarte junto a una ventana abierta, no lo hagas. Aunque respirar la brisa de la mañana es algo agradable y refrescante, los contaminantes que ingresan con ella pueden ser perjudiciales para personas propensas a padecer alergias. 

9- Planifica tus horarios

El NIAD, Instituto Nacional Para Alergias y Enfermedades Infecciosas de Estados Unidos, descubrió que el momento del día donde se presenta una mayor concentración de agentes alérgenos en el aire es por la tarde. Por otro lado, la exposición al sol por largos períodos de tiempo puede aumentar la sensibilidad de la piel. Por todo esto, te recomendamos planificar tus actividades al aire libre y contar con la protección necesaria para reducir el riesgo de desarrollar una alergia. 
 

10- Deshazte de las alfombras

A pesar de aportar color y decoración a nuestros hogares, las alfombras tienden a acumular enormes cantidades de contaminantes, lo cual las convierte en los peores enemigos de las personas alérgicas. Si no quieres deshacerte por completo de tu alfombra, te recomendamos guardarla durante los cambios de estación. 
 
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: