header print

Deliciosas Berenjenas Rellenas y Asadas

Por: Debbie.W de tlvfoodie.co.blog

Hace algunos años solía sentir repulsión y rechazo absoluto por las berenjenas. Tansolo verlas u olerlas me causa una fuerte sensación de aversión. Sin embargo, desde que soy adolescente, cada año me animo a probar comidas que no me gustaban para ver si mis gustos cambiaban de alguna forma. Sin duda, las berenjenas estaban en la lista.

Cuando investigaba sobre este plato descubrí que, además de ser deliciosas, las berenjenas son súper saludables, ya que contienen fibra alimenticia, potasio, magnesio, hierro y vitaminas C y B6. Como si esto fuera poco, estos vegetales son una excelente fuente de antocianina y otros antioxidantes. 
Todos estos nutrientes son beneficiosos para la salud del corazón, el colesterol, y el control del peso y el apetito. Otros de sus beneficios apuntan al mejoramiento de las funciones cognitivas y a la prevención del cáncer, gracias a los antioxidantes.

Ingredientes: Berenjenas 

10 berenjenas baby
2  cucharadas de aceite de oliva extra virgen
Sal y pimienta
50 gr de queso feta
3 cucharadas de tomates deshidratados
1 cucharada de almendras peladas y fileteadas

Ingredientes: Aderezo

1 cucharada de miel
1 cucharada de vinagre balsámico
2 cucharadas de perejil picado

Preparación

1- Precalienta el horno a 220°C.
2- Cubre una placa con papel aluminio.
3- Vierte y esparce unas gotas de aceite de oliva sobre la placa forrada.
4- Lava las berenjenas y realiza un corte vertical, cubriendo ¾ del largo del vegetal, y sin tocar el extremo superior. 
5- Coloca las berenjenas sobre la placa, rociándolas con aceite de oliva y condimentando son sal y pimienta. 

Cocción

1- Cocina las berenjenas por 20 minutos. Luego, aumenta la temperatura para asar el vegetal en máxima potencia por 3 minutos. 
2- Tuesta las almendras en el horno o en una sartén hasta que queden levemente doradas y resérvalas en un recipiente con tapa.
3- Retira las berenjenas del horno y déjalas enfriar por 5 minutos hasta que estén tibias.
4- Mientras las berenjenas se enfrían, mezcla el queso feta junto con los tomates deshidratados, las almendras, sal y pimienta.
5- Rellena cada berenjena con una pequeña cantidad de la mezcla de queso, y dale un toque final con algunas almendras tostadas por arriba. 
6- Mezcla los ingredientes para formar el aderezo y viértelo sobre las berenjenas de manera uniforme. 

Si no te gustan los tomates deshidratados y quieres jugar con la combinación de sabores, puedes reemplazarlos por cerezas o arándanos deshidratados, y aportar un toque de dulzura al plato. Si no eres fanático del queso feta, puede reemplazarlo por queso de cabra o cualquier otro  queso. 

Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: