header print

¡Las Mejores Vistas Del Castillo Hearst!

Si creías que los castillos dejaron de construirse en el siglo XVIII, seguramente nunca hayas escuchado hablar del Castillo Hearst, en California. Este emblemático símbolo de la historia californiana fue construido entre 1919 y 1947 para el magnate y empresario William Randolph Hearst. Luego de su muerte, en 1951, la empresa de Hearst donó la propiedad al Estado de California, que desde entonces se ha encargado de mantenerla como parque histórico. ¡Recorre junto a nosotros una de las construcciones más antiguas y majestuosas de Estados Unidos, y uno de los últimos castillos amueblados del mundo!

Castillo Hearst
El Castillo Hearst fue diseñado por Julia Morgan, una reconocida arquitecta durante los comienzos del siglo XX. En los comienzos, Hearst contactó a Morgan con la idea de construir una cabaña lujosa. Sin embargo, la arquitecta convenció a Hearst de construir algo más grande, en un estilo renacentista único para esa época. 

Castillo Hearst
Debido a que Hearst era un amante del arte y las antigüedades, muchos creen que construyó una vivienda gigante para poder exhibir su extensa colección. Por ejemplo, en su cine privado, las paredes estaban cubiertas con estantes de libros extraños. Una de las piscinas interiores fue construida siguiendo el elegante estilo de los baños romanos. 

Castillo Hearst
El baño romano está compuesto por miles de topacios y mosaicos de oro que han sido dispuestos para recrear famosos y antiguos diseños. La piscina exterior, también construida siguiendo el estilo arquitectónico de la antigua Grecia y Roma, es una de las más espectaculares del mundo.

Castillo Hearst
El Castillo Hearst, que abarca unos 160 km2,  está compuesto por más de 56 habitaciones, 61 baños, y 19 salas de estar, piscinas interiores y exteriores, canchas de tenis, cine y hasta un pequeño zoológico privado.

Castillo Hearst
La biblioteca gótica.

Castillo Hearst

Castillo Hearst
Durante las décadas de 1920 y 1930, las invitaciones al Castillo Hearst eran las más codiciadas. William Randolph Hearst fue una figura muy importante en la época, ya que era el propietario de los diarios más importantes del momento, el San Francisco Examiner y el New York Journal.

Castillo Hearst

Castillo Hearst
El castillo fue visitado por muchas figuras importantes y celebridades, entre ellas Charlie Chaplin, Cary Grant, Charles Lindbergh, Clark Gable, Calvin Coolidge y Franklin Roosevelt. Allí, se esperaba que los invitados acudan a cenas formales y practiquen actividades recreativas en los diferentes sectores del castillo.

Castillo Hearst
En sus comienzos, el castillo fue equipado con su propio servicio de policía y bomberos para que, en caso de emergencia, no se deba esperar por los servicios estatales. Además, se había construido una Planta eléctrica privada para suministrar energía eléctrica a la propiedad. 

Castillo Hearst
Estatuas romanas y la Piscina de Neptuno, importadas de Europa.

Castillo Hearst

Castillo Hearst

Castillo Hearst
La Piscina de Neptuno es una de las principales atracciones del castillo, que ofrece vistas privilegiadas de las montañas, el mar y la casa principal. El patio donde se encuentra la piscina, está compuesto por un templo de estilo romano y muchos otros objetos decorativos.

Castillo Hearst

Esta piscina fue reconstruida más de tres veces para satisfacer los deseos de Hearst, quien no llegó a vivir para contemplar el castillo terminado, casi 30 años después de sus comienzos. 

Luego de la muerte de Hearst, en 1951, su empresa donó la mansión al Estado de California, bajo la condición que los herederos de Hearst podría utilizarla en cualquier momento que desearan.  
 
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: