header print

¿Cómo Lidiar Con Personas Enojadas?

En el largo camino de la vida, varias veces nos hemos encontrado ante situaciones en las que tenemos que lidiar con personas enojadas. Por lo general, estas situaciones comienzan con una persona que se siente ofendida o lastimada y terminan con dos o más personas expresando su frustración en el intento por encontrar una solución al problema. Para evitarnos disgustos que afecten nuestro espíritu y nuestra salud, hemos decidido implementar el método del Dr. lbert J. Bernstein’s, que en 7 pasos nos enseña las formas más efectivas de lidiar con una persona enojada.

Paso 1: Mantén la calma

Guía personas enojadas

Si cuando una persona pierde la calma la situación puede volverse tensa, cuando dos personas la pierden la situación puede tornarse explosiva. Por lo general, las personas enojadas no logran separar sus emociones de la discusión, y terminan frustrando el intento de encontrar una solución satisfactoria para ambas partes. En cambio, si mantenemos la calma, es posible que podamos transmitir la misma sensación a la otra persona. Solo se puede llegar a un acuerdo cuando todas las partes involucradas en la discusión están tranquilas y dispuestas a escuchar.

Paso 2: Trátalos como si fueran niños

Guía personas enojadas

Cuando los niños tienen ataques de rabia y caprichos, la mayoría de las personas suelen dejarlos solos y esperar que se calmen. En teoría, lo mismo debería suceder con los adultos. Intentar razonar con una persona que está en el medio de una crisis de enojo y angustia no tendrá ningún resultado positivo, ya que lo más probable es que ambas partes terminen sintiéndose más angustiadas y frustradas por haber perdido tiempo y energías en algo que no han podido solucionar. Deja que la marea se calme, y cuando las aguas estén tranquilas inténtalo nuevamente.

Paso 3: Pídeles que se calmen para poder ayudar

Guía personas enojadas

Cuando una persona llegó al punto de llorar y gritar por la rabia, debes hacerles saber que de esa forma no podrán solucionar nada. En estos casos, debes intentar que la persona se calme para poder escuchar sus argumentos y proponer una solución. Las conversaciones lentas, claras y pacíficas son la única forma de demostrar que quieres ponerle fin al enojo y continuar la conversación en armonía.

Paso 4: Pregunta… ¿Qué puedo hacer por ti?

Guía personas enojadas

Una vez que las aguas se hayan calmado, intenta continuar la conversación de una forma que no vuelva a reavivar la tensión. Pregúntale a la otra persona: “¿Qué puedo hacer por ti?”, de manera de darles lugar para expresarse y hacerlos sentir que hay alguien que se preocupa por su situación. Esta técnica te ayudará a saber qué es lo que la otra persona espera de ti y te permitirá guiar la conversación de forma pacífica.

Paso 5: No digas, pregunta…

Guía personas enojadas

En un conflicto o una discusión, intentar explicarle tus razones a la otra persona puede ser interpretado como una actitud “hostil” que solo busca confrontación. En muchos casos, si la persona se da cuenta que estaba equivocada luego de haber escuchado tu explicación, es posible que adopte una actitud defensiva. En lugar de decir “Hice esto porque…” intenta preguntar: “¿Por qué crees que lo dices?”, de esta forma la recepción de la otra parte será distinta.

Paso 6: Comienza tus respuestas con “Me gustaría que…”, en lugar de “Tu eres…”

Guía personas enojadas

Una vez que lograron iniciar una conversación racional, lo peor que puedes hacer es hacerle sentir a la otra persona que la estás acusando por algún motivo. Construye tus argumentos en base a tu propio comportamiento y emociones, y no los utilices como disparadores contra la otra persona. De esta forma, los dos podrán comenzar a buscar una solución en lugar de un culpable. 

Paso 7: Déjalos tener la última palabra

Guía personas enojadas

Una vez que llegaron a un acuerdo, deja que la otra persona diga la última palabra. La razón detrás de esta técnica es intentar evitar decir comentarios que puedan ser interpretados como acusaciones o agresiones y terminen reavivando el enojo. Recuerda que el objetivo de la conversación es ponerle fin al conflicto y llegar a un acuerdo, por lo que tener la última palabra no será de mucha de ayuda para eso. Mantén la calma, ignora las pequeñas cosas y concéntrate en ti, porque para cambiar lo que nos rodea debemos comenzar por nosotros mismos…

Imágenes cortesía de: imagerymajestic / freedigitalphotos.net

Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: