maavaron
Estás siendo transferido a la página solicitada...
header print

¿Problemas o Dolor De Pies? Te Contamos Las Causas y Remedios

 Al igual que tantas otras partes del cuerpo, los pies también se ven afectados por infecciones, enfermedades y trastornos que nos pueden causar fuertes dolores y molestias. Sin embargo, muchas personas no les brindan el cuidado necesario a sus pies y se olvidan que en ellos pueden esconderse importantes señales que podrían indicar la presencia de una condición más seria en nuestro organismo. En este extenso artículo, te traemos diversas dolencias y problemas que podrías padecer y un consejo asociado para tratarlas, además de otros muchos remedios que quizá te puedan ayudar:
 
 
 

1. Síntomas más comunes

1.1 Cambio de color y forma de la piel

1.2 Dolor

1.3 Entumecimiento y hormigueo

1.4 Hinchazón

1.5 Picazón constante: probabilidad de hongos

1.6 Cambio repentino al caminar

1.7 Pies fríos

2. Causas y sus consejos asociados

2.1 Pies Fríos

2.2 Dolor de pies

2.3 Síndrome de Raynaud

2.4 Dolor de tobillo

2.5 Arrastrar los pies

2.6 Dedos hipocráticos

2.7 Pies hinchados

2.8 Heridas en el pie que no se curan

2.9 Dolor repentino en el dedo gordo del pie

2.10 Dolor en los dedos pequeños del pie

2.11 Picazón constante en los pies

2.12 Uñas amarillentas

3. Olor de pies

 3.1 Intenta mantenerte seco

3.2 Utiliza medias cada vez que puedas

3.3 Prepara tus zapatos

3.4 Recurre al armario de bebidas
3.5 Usa desodorante

3.6 Usa suelas de cuero porosas

3.7 Usa medias invisibles

3.8 Utiliza una horma de cedro

3.9 Usa talco para pies

3.10 Acude a un especialista

4. Pies inflamados o hinchados

4.1 Consejos

4.2 Remedios

5. Calambres en los pies

5.1 Causas

5.2 Alivio instantáneo

5.3 Prevención

6. Ejercicios para eliminar el dolor

6.1 Estiramiento de la parte delantera de los pies
6.2 Estira el dorso del pie
6.3 El estiramiento de los arcos
6.4 El estiramiento del músculo gemelo
6.5 Estiramiento de la pantorrilla sentado
6.6 Pantorrillas y los tobillos. Estiramiento de yoga

 

 
 
 
 
Los pies contienen bastantes pistas sobre la salud y, a veces, pueden incluso alertarte sobre la posibilidad de muchas enfermedades serias. Estas son los síntomas o problemas que dan los pies más a menudo.
 
señales de los pies

1.1 Cambio de color y forma de la piel
Desafortunadamente, nuestra tendencia natural es ignorar completamente nuestros pies hasta que duelen, cuando de hecho funcionan como cualquier otro órgano en el cuerpo, y pueden aludir "silenciosamente" a una variedad de enfermedades, incluido el cáncer. Según la podóloga estadounidense Jane Andersen, el cáncer de piel es una de las enfermedades más comunes en el área de los pies, ya que muchos de nosotros no lo protegemos con protector solar como lo hacemos con la parte superior del cuerpo y la cara. "Si ves un lunar que ha crecido anormalmente o notas cambios de color inexplicables en la piel, debes acudir al médico".

Además, la Dra. Andersen recomienda encarecidamente no saltarse los dedos de los pies y las uñas en busca de puntos oscuros que puedan indicar el desarrollo del melanoma, uno de los cánceres de piel más comunes.

 

1.2 Dolor
Todos sufrimos dolor en el pie de vez en cuando, especialmente después de un largo día corriendo de un lugar a otro. Pero, ¿qué sucede si el dolor aparece sin razón aparente? Según la Dra. Andersen, el dolor inexplicable puede indicar una serie de enfermedades, y el dolor intenso que ocurre inmediatamente cuando salimos de la cama y se desvanece a lo largo del día puede indicar la aparición de inflamación en una de las articulaciones, que se calientan al estar activas y se endurecen cuando están en reposo.

 

Para prevenir la inflamación, se recomienda ir cambiando de calzado, sobre todo los deportivos. Si este es un dolor que empeora durante el día, este síntoma puede indicar una fractura por estrés causada por una rutina de entrenamiento desequilibrado, que puede empeorar con el tiempo, por lo que es recomendable que consultes a un especialista lo antes posible si experimentas este tipo de dolor.

señales de los pies

1.3 Entumecimiento y hormigueo
Hormigueo en los pies es un fenómeno bien conocido que aparece cuando inadvertidamente bloqueamos el flujo de sangre al sentarnos con las piernas cruzadas, al estilo de loto o al colocar un pie sobre una pierna. Si notas que hay una sensación de hormigueo que aparece sin que te sientes en una de estas posiciones, la Dra. Andersen advierte que este síntoma puede indicar serios problemas de salud debido a la diabetes y al consumo excesivo de alcohol.

 

La diabetes reduce el flujo de sangre a los pies y en casos extremos puede provocar daños en los nervios e incluso puede requerir la amputación debido a la formación de necrosis. Además, el entumecimiento en las piernas puede ser causado por el consumo excesivo de bebidas alcohólicas, debido a los productos de la descomposición del alcohol que causa la destrucción de las células nerviosas en el cuerpo.


1.4 Hinchazón
Además de hincharse los pies después de permanecer de pie durante largas horas sin descansar, los pies hinchados también pueden indicar enfermedades cardíacas, hepáticas y renales. Según la Dra. Andersen, puede producirse hinchazón excesiva en un área sin antecedentes de lesión física o esfuerzo inusual como resultado de la acumulación de sales y líquidos, que se considera uno de los síntomas conocidos de insuficiencia cardíaca e insuficiencia renal. La enfermedad hepática también puede conducir a la acumulación de líquido en las piernas, debido a la falta de una proteína llamada albúmina producida en el hígado, que es responsable del equilibrio de los fluidos en el cuerpo.

señales de los pies

1.5 Picazón constante: probabilidad de hongos
Además del picor constante y el mal olor, si los hongos del pie que no se tratan a tiempo también pueden causar daño en las uñas e incluso aumentar las posibilidades de infecciones en los pies. Además, los hongos tienen una tendencia a atacar e infectar otras partes del cuerpo, lo que solo puede prolongar el tratamiento. Vale la pena saber que a medida que envejeces, la capacidad de tu cuerpo para combatir infecciones disminuye y aumentan las posibilidades de que la enfermedad empeore y se desarrolle más allá de una infección específica, por lo tanto, es importante tratarla cuando se note por primera vez.


1.6 Cambio repentino al caminar
Todos y cada uno de nosotros tenemos un estilo único de caminar, y tales hábitos no cambian de la noche a la mañana. Si notas repentinamente que tu caminar está cambiando o lo notas en las personas de tu alrededor, debes buscar atención médica de inmediato porque pueden ser consecuencia de la aparición de varios problemas neurológicos, principalmente derrame cerebral y esclerosis múltiple.

En casos de esclerosis múltiple, el daño al sistema nervioso puede provocar el "entumecimiento" de las áreas del pie, a veces sin que lo notemos. Otra razón que puede causar cambios en la marcha es el dolor en la zona posterior debido a diversas infecciones y lesiones físicas, que pueden hacer que cambiemos nuestra forma de caminar y postura inconscientemente para evitar colocar una carga pesada sobre el área afectada.

señales de los pies
1.7 Pies fríos
La mayoría de nosotros sufrimos de pies fríos, un fenómeno que es bastante común durante los fríos meses de invierno. Pero si notas que no puedes calentar los pies a pesar de todostus esfuerzos, es muy posible que el problema se deba a un flujo sanguíneo insuficiente en esta área. Este síntoma debe tomarse en serio, especialmente durante la menopausia, debido a la prevalencia de enfermedad arterial periférica (EAP) a estas edades, una enfermedad que se manifiesta en el bloqueo de las arterias, especialmente en las extremidades inferiores.

Además de la posible aparición de heridas en el pie y edemas, la enfermedad arterial periférica aumenta el riesgo de enfermedad cardíaca. Como medida preventiva, la Dra. Andersen recomienda reducir los alimentos ricos en sal y evitar los hábitos dañinos, como fumar, que pueden aliviar parcialmente el problema.
 
 

2.1 Pies Fríos

Si tus pies están siempre fríos, es posible que sufras de una deficiencia en la circulación de la sangre, que podría estar asociada a la hipertensión, las enfermedades cardíacas o el consumo de cigarrillos. El daño nervioso producido por la diabetes también puede hacerte sentir frío en los pies. Otras posibles causas incluyen el hipotiroidismo y la anemia. En cualquier caso, es necesario realizar una consulta con un especialista para determinar si la temperatura de tus pies se debe a la existencia de alguna condición médica o si solo es una característica natural de tu cuerpo.

 

Consejo casero: Tratamiento en remojo

pies

Llena un recipiente con agua caliente y otro con agua fría, y colócalos uno al lado del otro. Siéntate en una posición cómoda, sumerge los pies en el agua fría durante dos minutos, y luego llévalos al recipiente con agua caliente por no más de un minuto. Repite el procedimiento durante 20 minutos, alternando las temperaturas para mejorar la circulación sanguínea en los pies.

 

2.2 Dolor de pies

pies

De acuerdo a las encuestas, 8 de cada 10 mujeres afirma que sus zapatos les causan dolor de pies. Sin embargo, el dolor que no proviene del uso de tacos altos o plataformas podría deberse a la presencia de una factura de estrés o una pequeña lesión en el hueso. Por lo general, las causas de este problema son el exceso de ejercicio, en especial cuando es de alto impacto, o la debilidad en los huesos causada por osteoporosis u otras afecciones óseas. 

 

Consejo casero: Pies en alto y frío

Recuéstate con las piernas elevadas sobre dos o tres almohadas, aplicando una bolsa de hielo sobre los pies durante 15 minutos. Luego aplica un aceite esencial de eucalipto o romero con movimientos suaves para restaurar el flujo sanguíneo y aliviar el dolor.


 

2.3 Síndrome de Raynaud

El síndrome de Raynaud puede hacer que los pies adquieran una tonalidad blanca o azulada por unos minutos y luego retornen a su color normal. La causa de esta reacción es un estrechamiento de las arterias que se conoce como vasoespasmo y se produce ante situaciones de estrés o cambios fuertes de temperatura. Esta condición también puede estar asociada a la artritis reumatoide, al síndrome de Sjögren’s, o a problemas de tiroides.  

 

Consejo casero: Calor

Cuando aparecen los síntomas de esta condición, es fundamental aplicar calor sobre las zonas afectadas. Para ello puedes cubrir tus manos con guantes y masajearlas, o dejarlas en remojo en un recipiente con agua tibia (no caliente) por algunos minutos.


 

2.4 Dolor de tobillo

pies

La principal causa del dolor de talones es la fascitis plantar, una inflamación que se produce en el punto donde el ligamento se conecta con el calcáneo. Por lo general el dolor suele ser más agudo por la mañana, cuando se dan los primeros pasos y se ejerce presión sobre el pie. La artritis, el exceso de ejercicio y el uso de calzado inadecuado también pueden causar dolor de tobillo, e incluso tendinitis. Las causas menos comunes incluyen infecciones óseas, tumores o fracturas. 

 

Consejo casero: Compresión

Cubre el tobillo afectado con una banda elástica, sin ajustarla demasiado. Al mismo tiempo, puedes aplicar una bolsa de hielo sobre la zona afectada, para reducir la inflamación y neutralizar el dolor. 

 

2.5 Arrastrar los pies

Muchas veces, los primeros indicios de un problema son los cambios en la forma de caminar. Dichos cambios pueden deberse a una pérdida progresiva de la sensibilidad normal en los pies, causada por daños periféricos en los nervios. Aunque cerca del 30% de estos casos están asociados a la diabetes, también pueden ser el resultado de infecciones, deficiencias vitamínicas o alcoholismo. Otras causas posibles incluyen problemas en el cerebro, en la columna o en los músculos.

 

Consejo casero: Alimentación

Debido a que este problema está asociado a ciertas condiciones médicas, como la diabetes, es importante llevar una alimentación equilibrada para evitar empeorar el cuadro o producir daños más severos en los nervios. Al igual que en otros casos, el uso de calzado adecuado también es un factor crucial.

 

2.6 Dedos hipocráticos

Esta afección produce cambios en la forma de los dedos, que engrosan el tejido debajo de la uña y hacen que éstas se vuelven más redondeadas en los extremos y curvas hacia abajo. Aunque las enfermedades pulmonares son una de las principales causas, esta condición también puede deberse a ciertas infecciones y enfermedades cardíacas, hepáticas o gastrointestinales.

 

Consejo casero: Prevención

La mejor forma de tratar este problema es tomando las medidas de prevención necesarias para evitar el desarrollo de las condiciones médicas que lo causan y que podrían derivar en problemas más serios para la salud. Dejar de fumar, realizar ejercicio y llevar una alimentación adecuada son algunos de los pasos a seguir.

 

2.7 Pies hinchados

pies

A pesar de ser una molestia temporaria, los pies hinchados nos pueden causar mucho dolor e impedir realizar nuestras tareas diarias. Además, este problema puede deberse a la presencia de una condición médica más seria, como problemas circulatorios, alteraciones en el sistema linfático, coágulos sanguíneos, problemas renales o mal funcionamiento de las glándula tiroides. En caso de que la hinchazón sea persistente, te recomendamos consultar con un especialista.

 

Consejo casero: Aumento de la ingesta de magnesio

El magnesio es un mineral esencial a la hora de combatir la hinchazón de piernas y pies. Puedes incorporar a tu dieta alimentos que sean ricos en magnesio, como bananas, nueces, pescado, vegetales de hoja verde, legumbres o avocado, o consultar con un especialista que te indique un suplemento en cápsulas adecuado para tu condición.

 

2.8 Heridas en el pie que no se curan

Las heridas en el pie que no se curan normalmente son uno de los indicios más claros de la diabetes. Esta enfermedad afecta la sensibilidad, la circulación sanguínea y el proceso de curación en los pies, por lo que hasta una pequeña ampolla puede tardar meses en curarse. Por esta razón, los pacientes diabéticos son más propensos a desarrollar infecciones en los pies. 

 

Consejo casero: Cuidado de los pies

Es fundamental que las personas que padecen diabetes laven y sequen sus todos los días, controlando que no haya ninguna lesión cutánea. En caso de haberla, es importante consultar con un especialista e iniciar un tratamiento lo antes posible para evitar una posible infección. 

 

2.9 Dolor repentino en el dedo gordo del pie

La gota, una enfermedad causada por el exceso de ácido úrico en el organismo, produce dolor repentino en la articulación del dedo gordo del pie, acompañado por enrojecimiento e hinchazón. La osteoartritis también puede ser responsable de la aparición de estos síntomas. Si la articulación se vuelve rígida, podría tratarse de hallux rigidus, una afección que impide la dorsiflexión del dedo gordo del pie. 

 

Consejos caseros: Beber abundante agua y aplicar frío

Si el dolor no es demasiado agudo, intenta aplicar compresas frías sobre la zona afectada, para reducir la inflamación y neutralizar el dolor. Por otro lado, es importante mantenerse hidratado, ya que la falta de agua en el cuerpo puede elevar aún más los niveles de ácido úrico. 

 

2.10 Dolor en los dedos pequeños del pie

Si sientes que estás caminando sobre mármol, si presentas un dolor agudo en el tercer interespacio de los dedos, o una separación entre el segundo y el tercer dedo, es posible que padezcas el Neuroma de Morton, un trastorno que produce un engrosamiento del nervio interdigital en el espacio que existe entre el tercer y cuarto dedo del pie. Esta condición es 10 veces más común en mujeres que en hombres. 

 

Consejos caseros: Calzado adecuado

La recomendación típica para estos casos es el uso de calzado adecuado que no tenga punta angosta ni sea ajustado. En caso de ser necesario también se pueden utilizar plantillas ortopédicas que ofrezcan mayor soporte para el pie. En cualquier caso, te recomendamos consultar con un especialista.
 

2.11 Picazón constante en los pies

pies

La picazón y las escamas en la piel de los pies pueden indicar la presencia de pie de atleta, una infección fúngica muy común. La reacción también puede deberse a una reacción alérgica ciertos productos cosméticos que causan dermatitis. Por otro lado, si la piel de la zona afectada tiene una apariencia gruesa y con una especie de espinilla, es posible que se trate de psoriasis.

 

Consejo casero: Baño con bicarbonato

Sumerge tus pies en un recipiente con agua tibia y dos cucharadas de bicarbonato de sodio. También puedes aplicar una pequeña cantidad de yogur sobre la zona afectada para eliminar los hongos y restaurar la salud de la piel. En ambos casos es importante secar bien los pies luego de terminar el tratamiento.
 

2.12 Uñas amarillentas

Las uñas dicen mucho sobre el estado general de salud de una persona. Las infecciones fúngicas suelen causar uñas amarillentas. Sin embargo, detrás de esta coloración se pueden esconder causas más serias, como linfedema, problemas pulmonares, psoriasis o artritis reumatoide.

 

Consejo casero: Vinagre blanco

En caso de tratarse de una infección fúngica, el vinagre podría ser la solución. La naturaleza ácida de este producto cambia los niveles de pH en la piel y ayuda a eliminar los hongos. Prepara una solución con partes iguales de agua y vinagre y utilízala como tratamiento tópico sobre las uñas. Consulta con un médico para determinar si la causa de esta alteración está asociada con una condición médica de mayor gravedad.

 

3. Olor de pies

pies

Cuando los calurosos meses de verano llegan, los pies sudorosos y malolientes pueden ser imposibles de ignorar. Una de las primeras cosas que hay que saber para entender por qué huelen de esta manera, teniendo en cuenta que el sudor es virtualmente inodoro, son las bacterias que corren a través de las células muertas de la piel. Esto se desarrolla, principalmente, en ambientes calurosos y cerrados, creando un olor que puede ser molesto tanto para tí como para otras personas.
 

3.1 Intenta mantenerte seco

De acuerdo con la Dra. Rebecca Baxt, dermatóloga certificada, la mejor forma de prevenir el olor en los pies es manteniéndolos secos. Adopta la costumbre de secar tus pies luego de tomar un baño, poniendo especial atención al espacio entre los dedos. Luego frótalos con un talco fungicida que te ayuda a mantener tus pies secos y prevenir la formación de hongos. 

 

3.2 Utiliza medias cada vez que puedas

Aunque las medias y los tacones no son una combinación favorable, cuando no las usas, los pies no tienen nada que pueda absorber el sudor que producen  de forma natural, y el olor termina quedando atrapado entre tus pies y tus zapatos. Si planeas usar un calzado que no requiere medias, asegúrate de colocar talco antitranspirante dentro de los zapatos y entre tus dedos. 

 

3.3 Prepara tus zapatos

pies

Adopta el hábito de colocar talco dentro de tus zapatos antes y después de usarlos. Además, de vez en cuando, debes asegurarte de sacar tu calzado del armario y sacarlo afuera para poder airearlo y prevenir la acumulación de humedad que genera un ambiente propicio para la formación de hongos. 

 

3.4 Recurre al armario de bebidas

pies

Si tus pies siguen oliendo mal a pesar de haber tomado cartas en el asunto, frótalos con una toalla humedecida en vodka para poder eliminar el olor. Esto es como utilizar alcohol etílico para quitarnos el olor a cebolla o ajo de las manos. El contenido de alcohol presente en el vodka ayuda a desinfectar y secar los pies de forma natural, eliminando hongos y bacterias causantes de olor, y previniendo la acumulación de humedad que genera un ambiente propicio para el desarrollo de estos organismos. 

 

3.5 Usa desodorante

Los antitranspirantes previenen y evitan el sudor, lo que a su vez elimina la formación de bacterias. Aunque la mayoría de las marcas hacen muy bien este trabajo, debes elegir un producto que también seque al instante tus pies.  

 

3.6 Usa suelas de cuero porosas

pies

Este tipo de suelas transpirables le permitirán a tus pies refrescarse con el tránsito del aire. El cuero nunca huele, a diferencia de otros productos sintéticos como los elaborados con poli-algodón. Opta por uno que proporcione un tratamiento antibacteriano, como Ecco.

 

3.7 Usa medias invisibles

Las medias invisibles están llenas de revestimientos (tales como los descritos en la imagen superior), los cuales te ayudan a absorber la humedad adicional.

 

3.8 Utiliza una horma de cedro

Las hormas de cedro ayudan a los zapatos a mantener su forma. Actúan como un mimbre antihumedad, y naturalmente absorben cualquier exceso de sudor. De vez en cuando dale a tus zapatos un descanso, permitiendo que el cedro los refresque.

 

3.9 Usa talco para pies

pies

Los polvos en talco o fécula de maíz trabajan excepcionalmente bien. Mantienen los pies secos y evitan las bacterias.

 

3.10 Acude a un especialista

Si a pesar de haberlo intentado todo continúas sin poder controlar este problema, te recomendamos realizar una consulta con un dermatólogo, y solicitar la prescripción de un antitranspirante específicamente formulado para reducir la cantidad de sudor producida por los pies.

 

 

4. Pies inflamados o hinchados

La hinchazón de los pies puede ser muy  incómoda y se puede causar por múltiples factores como estar mucho tiempo de pie o demasiado tiempo sentado. También puede ser el resultado de un exceso de sal en la dieta diaria o uno de los síntomas del embarazo. Por otra parte, también puede ser un síntoma subyacente de una enfermedad más grave, tal como un problema con los riñones o el corazón. O puede indicar la presencia de un coágulo de sangre.

pies
Sin embargo, si sufres de hinchazón crónica en los pies, te sugerimos que consultes con un profesional de la salud  para un diagnóstico a fondo en el que puedas descubrir la causa subyacente del problema. Sin embargo, si tu hinchazón se ha producido debido a que has caminado un largo trayecto o has pasado la mayor parte de tu día fuera de casa,  aquí te mostramos un par de recomendaciones que te ayudarán a tratar la hinchazón.
 

4.1.1. Dejar de fumar

Es un hecho bien conocido que fumar puede ser perjudicial para la salud. Y una de sus muchas consecuencias es la hinchazón en las extremidades.

 

4.1.2. Mantente hidratado
pies

La deshidratación puede causar la hinchazón de los pies, y otros síntomas negativos y desagradables.

 

4.1.1. Come bien

Una dieta saludable, rica en frutas y verduras frescas, es ideal para prevenir la inflamación e hinchazón en los pies. Recuerda que tu dieta saludable debe contener fibra de alta calidad y proteínas de alta calidad. 

 

4.1.2. Una nutrición adecuada

Incluír multivitaminas de alta calidad como parte de tu dieta diaria te garantizará contar con el suficiente magnesio, para prevenir la hinchazón de las extremidades. Los problemas con los tobillos y los pies hinchados pueden ser un problema de deficiencia de magnesio. Consulta con tu médico de cabecera para saber si puedes tomar 350 mg de magnesio al día.

 

4.1.5. Reduce el consumo de sal
pies

Si te es posible, trata de evitar los alimentos procesados, ya que contienen una gran cantidad de sal, y entra en el hábito de degustar la comida antes de poner sal en ella. Como alternativa, puedes utilizar especias saludables como la cúrcuma, el pimentón, el comino y el chile en polvo para añadir más sabor a tus alimentos, sin la necesidad de utilizar la sal.
 

4.1.6. Ejercítate varias veces a la semana: No hay mejor manera de cuidar nuestro corazón y nuestro sistema circulatorio que haciendo ejercicio tanto como sea posible. Trata de hacer de 15 a 20 minutos de ejercicio todos los días: esto puede incluir caminar, nadar, yoga, bailar, montar en bicicleta o cualquier deporte que te guste. Como resultado, gozarás de una buena circulación de la sangre, lo que te ayudará a prevenir la hinchazón de las extremidades.

 

4.1.7. Toma un descanso

Particularmente si pasas mucho tiempo sentado en tu escritorio. Ponte de pie durante un par de minutos cada media hora, y durante tu hora de almuerzo adquiere el hábito de ir a dar un paseo. Levántate y estírate para mover y estirar tu cuerpo cada 30 minutos, así ayudarás a mejorar tu circulación y evitarás problemas más graves como la trombosis.

 

4.1.8. Mantén tus pies y tobillos apoyados

Las medias de compresión son una gran manera de apoyar los pies y los tobillos, sobre todo cuando hay que sentarse durante largos períodos de tiempo. También son una buena idea a la hora de viajar, para prevenir que tus pies y tobillos se inflamen y aparezcan las molestas venas varicosas.

 

4.1.9. Levantar los pies

pies

Una gran manera de prevenir y tratar la hinchazón de los pies y los tobillos es poner los pies en alto. Mantenlos en una posición elevada mientras ves la televisión o mientras duermes; al hacerlo, ayudarás a drenar el exceso de líquido en los pies y los tobillos.

 

4.2 Remedios

La hinchazón de los pies como resultado de un esfuerzo excesivo, o de estar sentados por mucho tiempo puede ser tratado con remedios sencillos, y ciertos cambios en los hábitos diarios. 

1. Mima tus pies: La sal de Epsom es un excelente tratamiento para los pies hinchados y un alivio general para el estrés y los dolores musculares. También puedes añadir un poco de sal marina a tu baño para empaparte de sus efectos calmantes.

2. Obtén un masaje de pies

pies

Después de remojar los pies en la sal de Epsom, utiliza algunos aceites curativos para darte un masajes en los pies. El aceite de coco es una buena opción, ya que tiene antifúngicos naturales y propiedades antibacterianas. Para mayores efectos antiinflamatorios y aromaterapia, añade un par de gotas de un aceite esencial como el eucalipto, el árbol de té, la menta y el aceite de limón - los cuales son buenos para reducir la inflamación. También puedes añadir unas gotas de lavanda o manzanilla para promover la relajación.
 

3. Usar aceite de ricino: Para un tratamiento estimulante, masajea tus pies con aceite de ricino junto con unas gotas de aceite de mostaza. El aceite de ricino tiene fuertes propiedades antiinflamatorias, mientras que el aceite de mostaza ayuda a generar calor y mejorar la circulación. El aceite de mostaza también contiene magnesio y selenio que puede ser absorbido por la piel después de un masaje. Una vez que hayas masajeado tus pies, envuélvelos en una toalla caliente y mantenlos en posición elevada durante al menos media hora.

Si estos métodos y tratamientos simples no funcionan, consulta a tu médico, ya que éstos síntomas pueden ser consecuencia de enfermedades más graves.

 

5. Calambres en los pies

Un calambre en el pie puede ocurrirte en cualquier momento. Puedes estar tranquilo en tu escritorio, en medio de una sesión de ejercicios, y hasta dormido. El dolor repentino puede empezar en cualquier lugar, y nuestra reacción inmediata no es otra que intentar que el dolor se detenga ... Si bien es cierto que hay  una serie de cosas que puedes probar para aliviar o detener el dolor, es mejor saber qué tipo de cosas no debemos volver a hacer para evitarlo, ¿Te has detenido a considerar qué es lo que causa calambres en tus pies?

 

5.1 Causas

Se cree a menudo que el ejercicio es uno de los culpables de esta situación. Sin embargo, mientras que algunos ejercicio como correr pueden causar calambres en los músculos del  pie, es más probable que ocurra debido a las deficiencias nutricionales como la falta de potasio, sodio, magnesio y calcio. Otra posible causa que te puede  hacer más susceptible a los calambres es el insuficiente movimiento de las piernas por lo tanto, no estirar los dedos de los pies, las pantorrillas y los músculos del muslo antes y después del ejercicio y antes de acostarte puede causar calambres.

pies

5.2 Alivio instantáneo

Durante un calambre en el pie, tira de los dedos del pie hacia adelante, con el pie y músculos de las piernas o las manos. Este simple estiramiento le permite a los músculos relajarse. Otra alternativa es la de ejercer presión directamente sobre el músculo o darse un masaje en los pies. Sin embargo, si los calambres persisten, coloca una compresa caliente en el pie pues la presión y el calor ayudará a estimular la circulación de la zona, proporcionando un nuevo suministro de sangre oxigenada, restaurando el equilibrio nutricional.

Una vez que los calambres se hayan ido, pon dos pulgadas de sal en 12 onzas de agua y bebe (consulta con tu médico si sufres de presión arterial alta). El agua salada ayudará a restaurar tus niveles de agua y electrolitos. Comer la mitad de un plátano también puede ayudar. Son una buena fuente de magnesio y potasio, dos sustencias que alivian los calambres musculares. Toma otra dosis extra de agua salada y plátano si el calambre persiste.

 

5.3 Prevención


5.3.1 Bebe mucha agua

Asegúrate de tomar buenas cantidades de agua en el transcurso del día. La mitad de tu peso corporal es agua purificada. Por lo tanto, si pesas 150 libras, necesitas tomar cerca de 75 onzas de agua, equivalentes a 9 tazas. Mantenerte hidratado mantendrá funcionando tus huesos de manera óptima. Si te cansas de tomar agua todo el día, añádele un poco de sabor con algunas frutas

pies

5.3.2 Aumenta la ingesta de magnesio: Las bananas son una excelente fuente de magnesio. Aumenta tu consumo de hojas verde oscura ,  junto con algunos frutos secos, semillas, pescado, legumbres, cereales integrales, aguacates y chocolate negro.

 

5.3.3 Date un masaje de pies regularmente

Adquiere el hábito de masajearte los pies y las piernas cada mañana y cada noche. Mantén los músculos fuertes y flexibles.

 

5.3.4 Usa zapatos cómodos: Esto no debe ser una sorpresa para nadie. El último consejo es nada más y nada menos que usar un buen par de zapatos. Los zapatos que te quedan muy apretados o tacones muy alto, pueden causarte calambres, principalmente porque este tipo de zapatos mal ajustados pueden causar rigidez muscular que puede conducir a calambres.

 

6. Ejercicios para eliminar el dolor

El dolor de pies es una situación muy desagradable que nos pone del muy mal humor. Según David Riavi, un terapeuta físico que ha desarrollado una técnica de tratamiento especial para ayudar a rehabilitar a los atletas con lesiones deportivas, la mayoría de los dolores de los pies son causados ​​por la inactividad y la falta de flexibilidad. David recomienda una serie de ejercicios de estiramiento que pueden evitar dolores, así como ayudar a evitar problemas en el futuro. Es muy recomendable realizar estos ejercicios de estiramiento una vez al día para que te deshagas de forma permanente del malestar que conlleva el dolor de pies.  
 
6.1 Estiramiento de la parte delantera de los pies
ejercicios para los dolores de pies
La principal área problemática en el pie es la fascia plantar, un tejido conectivo denso que sujeta el arco en la parte inferior del pie. Este ejercicio evita que el músculo se pongan rígido, lo que reduce significativamente la intensidad del dolor.
• Siéntate sobre las rodillas, como se muestra en la foto (1), asegurándote de que los talones están bajo la pelvis y que la base del pie esté estirada. 
• Mantén la espalda recta y tu peso corporal sobre los pies, no sobre las rodillas.
• Inclinate lentamente hacia atrás en un ángulo leve, mientras aprietas los músculos de la base (foto 2) y mantienes la curva de los pies para apoyar tu cuerpo.
• Mantén esta posición durante 30 segundos, toma un descanso de un minuto, y repite. Haz este ejercicio tres veces. 
6.2 Estira el dorso del pie
ejercicios para los dolores de pies
Este ejercicio mejorará tu rango de movimiento y se concentrará en los músculos de los talones. Esto es particularmente bueno para la gente que pone mucha tensión en esa zona, como corredores o caminantes más profesionales. 
• Siéntate sobre las rodillas, como se muestra en la foto (1), asegurándote de que tus pies están hacia atrás y mirando al techo.
• Mantén la espalda recta y tu peso corporal sobre las pantorrillas, y no las rodillas.
• Inclinate lentamente hacia atrás en un ángulo leve, mientras aprietas los músculos de la base (foto 2) y el mantienes la curva de los pies para apoyar tu cuerpo.
• Mantén esta posición durante 30 segundos, toma un descanso de un minuto y repite posteriormente. Haz este ejercicio tres veces. 
6.3 El estiramiento de los arcos
ejercicios para los dolores de pies
El arco del pie tiene una gran cantidad de terminaciones nerviosas y puntos de presión, lo que hace que sea especialmente doloroso si los músculos se vuelven rígidos. A pesar de ser una parte relativamente pequeña del pie, el tratamiento es bastante fácil mediante el uso de una pelota de tenis o alguna otra cosa que no sea demasiado rígida.
• Quítate los zapatos y coloca la pelota de tenis bajo las yemas de los pies. Aplica un poco de presión sobre la bola.
• Haz rodar la pelota hacia arriba y abajo del pie, desde los dedos al talón y hacia atrás.
• Haz rodar la pelota a lo largo de la anchura del pie. 
• Repite el ejercicio durante unos cinco minutos. Mantén un ritmo lento y constante, asegurándote de aplicar un poco de presión sobre la bola para hacer el ejercicio efectivo.
6.4 El estiramiento del músculo gemelo
ejercicios para los dolores de pies
El músculo gemelo se encuentra en la parte posterior de las pantorrillas. Este es propenso a los músculos espasmos dolorosos como consecuencia del ejercicio, de estar de pie durante un tiempo prolongado. Estos espasmos se evitan fácilmente con estiramientos adecuados.

• Utiliza un escalón, un taburete o cualquier superficie elevada que te permite estar de pie cómodamente en la planta de los pies. Mantén tus talones en el aire, con el apoyo adecuado para inclinarse hacia adelante.
• Coloca las yemas de tu pie izquierdo en la superficie, manteniendo la otra mitad de su pie en el aire.
• Cruza tu pie derecho detrás de tu pie izquierdo, como se ve en la foto. (1)
• Baja lentamente extendiendo el pie izquierdo. (2)
• Mantén esta posición durante 30-60 segundos. Repite este ejercicio con el pie opuesto.
• Lleva a cabo dos repeticiones por pierna.

6.5 Estiramiento de la pantorrilla sentado
ejercicios para los dolores de pies
Esta es una de las mejores maneras de mantener las piernas y los pies flexibles, y que requiere muy poco esfuerzo. Aquí tienes el control del nivel de estiramiento e incluso puedes hacer algo de ejercicio para los brazos también. Este ejercicio requiere una larga pieza de tela, cuerda o una banda elástica.
• Siéntate en el suelo con la espalda recta. Dobla la pierna derecha y estira la pierna izquierda como se ve en la foto.
• Ejecuta la banda a lo largo de la parte superior del pie y agarra ambos extremos en sus manos.
• Tira suavemente de la banda de nuevo para estirar el pie, mientras te aseguras de no bloquear las rodillas o que se doblen hacia abajo.
• Mantén el estiramiento durante 20-30 segundos y luego intercambia las piernas. 
6.6 Pantorrillas y los tobillos. Estiramiento de yoga
ejercicios para los dolores de pies
Este estiramiento se conoce comúnmente como "el perro que mira hacia abajo" y es eficaz para estirar tu cuerpo, especialmente las piernas. Este ejercicio puede ser difícil para algunas personas, por lo que debe ser realizado con precaución. Si en algún momento sientes dolor para de inmediato. 
• Para empezar, estírate en el suelo en una posición de tabla, el estómago en el suelo, con los antebrazos y dedos de los pies que soportan tu peso. 
• Eleva la pelvis hacia arriba, hasta que tu cuerpo está en una posición de V invertida como se ve en la foto.
• Ahora empuja el pie derecho hacia abajo hasta que quede horizontal sobre el piso.
• Mantén este estiramiento durante 30 segundos, y luego cambia de pierna.
 
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad
App Logo
Esta app es fácil de usar
¡Pruébala! Descarga gratis