header print

Las Señales De Deficiencia De Vitamina D

Aunque la vitamina D puede hallarse en ciertos alimentos, como algunos pescados, aceite de hígado de pescado o yemas de huevos, entre el 80 y 90% de este nutriente es producido por el cuerpo cuando la piel se encuentra expuesta a los rayos de sol. Esta vitamina es esencial para la salud de los huesos, la piel y la mente, y su deficiencia podría causar diversos problemas de salud, como el raquitismo, una enfermedad caracterizada por deformidades esqueléticas causadas por un descenso de la mineralización de los huesos.

El Instituto De Medicina recomienda que los niños y adultos menores de 70 años obtengan una dosis diaria de 600 UIs de vitamina D, mientras que los adultos mayores deberían apuntar a consumir 700 UIs. Sin embargo, algunos investigadores aseguran que una dosis diaria de entre 1000 y 1500 UIs es segura y más efectiva.

Causas de la deficiencia de vitamina D
 

Mala alimentación – Debido a que la mayoría de las fuentes naturales de vitamina D provienen de animales, como el pescado, las yemas, el queso o el hígado, las personas que mantienen una dieta vegana son más propensas a la deficiencia de vitamina D y necesitan buscar opciones alternativas para reemplazar dichos alimentos.

Falta de exposición solar – El mayor porcentaje de vitamina D es producido por el cuerpo cuando la piel está expuesta al sol. Por esta razón, las personas que viven en regiones nórdicas o llevan un estilo de vida que impide la exposición solar, deberían concentrarse en la alimentación como complemento. 

Piel oscura – El pigmento melanina, más abundante en las pieles oscuras, reduce la capacidad del cuerpo para producir vitamina D cuando la piel está expuesta al sol. Diversos estudios han demostrado que los adultos mayores con piel oscura son más propensos a padecer esta condición.

Síntomas y factores que podrían indicar deficiencia de vitamina D

1- Dolor de huesos – De acuerdo al doctor Dr. Michael F. Holick, profesor de medicina, psicología y biofísica en la Universidad de Boston, “durante el invierno, los adultos con deficiencia de esta vitamina suelen manifestar más dolor en los huesos y músculos.” Además, en esta estación, “las articulaciones suelen estar más rígidas por la mañana.”

2- Cambios de humor – Según el Dr. Holick, la vitamina D aumenta los niveles del neurotransmisor serotonina, lo cual ayuda a mejorar el humor y levantar el espíritu. En un pequeño estudio llevado a cabo en el año 1998, durante el invierno, los investigadores administraron suplementos de vitamina D a un grupo de personas saludables que, en los resultados, demostraron tener sentimientos más positivos que aquellos que no recibieron los suplementos.  

3- Ser mayor de 50 – La capacidad de la piel para producir vitamina D no es la misma en jóvenes que en adultos mayores. De acuerdo a la Sociedad Americana Contra el Cáncer, los riñones se vuelven menos productivos a la hora de transformar la vitamina D en compuestos que sirvan para satisfacer las necesidades del cuerpo. Además, según el Instituto Nacional de Salud, los adultos mayores son más propensos a pasar tiempo en interiores.

4- Sobrepeso u obesidad – Aunque no existen diferencias entre la producción de vitamina D de una persona con peso saludable y una persona con obesidad, las altas concentraciones de grasa en el cuerpo afectan los niveles de vitamina D en la sangre. Según explica el Dr. Holick, debido a la naturaleza liposoluble de la vitamina D, cuanto mayor sea la concentración de grasa corporal, mayor será la dilución de este nutriente.  

5- Piel oscura – Diversos estudios han demostrado diferencias demográficas en los índices de insuficiencia y deficiencia de vitamina D. De acuerdo al Dr. Holcik, “la pigmentación de la piel funciona como un protector solar natural”. Una pantalla solar con 30 FPS reduce la habilidad de la piel para producir vitamina D hasta en un 97%. Este ejemplo se aplica a las pieles oscuras, ya que las personas con dicha pigmentación necesitan hasta 10 veces más exposición solar que una persona de tés clara. 

6- Exceso de sudoración – Uno de los típicos síntomas de la deficiencia de vitamina D es la sudoración excesiva en diferentes partes del cuerpo, especialmente en la cabeza.

7- Problemas intestinales – Las personas que padecen enfermedad de Crohn, celiaquía, o enfermedad inflamatoria intestinal son más propensas a padecer deficiencia de vitamina D, debido a que dichas afecciones gastrointestinales afectan la absorción de la grasa. Como consecuencia se produce una disminución en la absorción de nutrientes liposolubles, como la vitamina D.

Consejos para obtener más vitamina D
 

Incorpora alimentos como pescados, hígado, leche fortificada, cereales fortificados, jugo natural de naranja, y yemas de huevo.
Exponer la piel al sol de 15 minutos a media hora por día.
Consumir suplementos vitamínicos. Para ello, es necesario consultar con tu médico de cabeza antes de comenzar la ingesta. 
Llevar una vida activa y ejercitar en exteriores por lo menos una vez por semana.
 
 
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: