header print

10 Beneficios De Las Semillas De Lino

Las semillas de lino, provenientes de la planta linum usitatissimum, han sido elogiadas por sus extraordinarios beneficios para la salud. Gracias a su alta concentración de Omega 3, fibra, y lignanos, estas semillas tienen la capacidad de aliviar los síntomas de la menopausia, y prevenir una gran variedad de enfermedades, como afecciones cardíacas, diabetes, accidentes cardiovasculares, y diferentes tipos de cáncer.

Las semillas de lino, que pueden conseguirse en color marrón o amarillo, pueden incorporarse en los yogures, ensaladas, cereales, panes y galletas. Por otro lado, el aceite de linaza, un producto derivado de esta semilla, puede ser utilizado en la cocina para reemplazar el aceite convencional, y en la medicina para tratar condiciones como la osteoartritis, artritis reumatoide, y la hipertensión.

Precauciones:

Se recomienda que las mujeres embarazadas o las madres próximas a iniciar el período de lactancia eviten el consumo de semillas de lino molidas o versiones en cápsulas.
Si estás tomando medicaciones anticoagulantes, consulta con tu médico de cabecera antes de incorporar estas semillas a tu dieta.
Las personas que sufren de cáncer de próstata, hipertensión, hipotiroidismo, y sensibilidad hormonal deben consumir estas semillas con precaución y consultar con un especialista.
Se recomienda que las personas que toman mediaciones para la diabetes controlen sus niveles de azúcar de forma regular. 
Si comenzaste a consumir semillas de lino, asegúrate de beber abundante agua para evitar efectos adversos en el sistema gastrointestinal. 
Evita el consumo excesivo ya que puede producir constipación.
 

¡Luego de leer sobre estos 10 asombrosos beneficios, sin duda comenzarás a incorporar semillas de lino a tu dieta!

1) Ayuda a perder peso – los ácidos grasos omega 3 ayudan a mantener el buen funcionamiento del organismo y aportan energía para todo el día. Estas semillas mágicas tienen altas concentraciones de vitamina B, potasio, magnesio y zinc, todos ellos componentes esenciales en los planes para perder peso. Las semillas de lino son libres de gluten y pueden combinarse con yogures, cereales y ensaladas de fruta.

2) Reduce el colesterol malo – Las semillas de lino ayudan a reducir los niveles de colesterol malo (LDL), y estimular los niveles de colesterol bueno (HDL) en el organismo, de manera de mantener la presión sanguínea estable y prevenir las enfermedades cardíacas. Si decides optar por la versión en cápsulas, te recomendamos consultar con un especialista antes de comenzar la ingesta.

3) Ayuda a combatir el cáncer – Los lignanos presentes en las semillas de lino pueden ayudar a reducir el riesgo de desarrollar cáncer de mama, gracias a sus componentes antiestrógenos.  Además, los lignanos y el omega 3 contribuyen al bloqueo de las enzimas que promueven el crecimiento de células y tumores cancerígenos. Por esta razón, las semillas de lino son excelentes aliados a la hora de prevenir el cáncer de próstata, ovarios, y colon.
 
 
4) Protege contra enfermedades cardíacas – El Ácido Alfa-Linoléico, un ácido graso de la serie omega 3, es conocido por su capacidad para reducir la acumulación de grasas en las arterias, que luego deriva en arterosclerosis. Además, ayudan a reducir la inflamación, previniendo los coágulos arteriales responsables de un gran número de ataques cardíacos y cerebrovasculares. 

5) Mejora la salud de la piel – Las poderosas propiedades antinflamatorias de las semillas de lino ayudan a mantener la piel fresca e hidratada por más tiempo. Por otro lado, los ácidos grasos omega 3 ayudan a tratar diversas afecciones cutáneas crónicas, como la rosácea, el acné, la dermatitis, las alergias, las quemaduras solares. Intenta masajear tu piel a diario con una pequeña cantidad de aceite de linaza y verás los maravillosos resultados reflejados en tu piel. 

6) Alivia los síntomas de la menopausia – Las altas concentraciones de lignanos, un compuesto con cualidades similares a las del estrógeno, ayudan a reducir los síntomas de la menopausia. En este sentido, los lignanos actúan como una terapia convencional de reemplazo de hormonas, combatiendo los sofocos, evitando los cambios de humor, y previniendo el cáncer de ovario. Aunque la dosis sugerida es de 1 a dos cucharadas de semillas por día, siempre es mejor consultar con un médico antes de comenzar la ingesta.

7) Mantiene los niveles de azúcar estables – Las semillas de lino son comúnmente utilizadas para promover los niveles saludables de azúcar en sangre en personas que padecen de diabetes tipo II. El Ácido Alfa-linoléico y la fibra presentes en esta pequeña semilla ayudan a prevenir los picos de azúcar y mejorar la sensibilidad a la insulina en personas intolerantes a la glucosa. 
 
 
8) Mejora la salud del cabello – La vitamina E en las semillas de lino brinda humectación a los folículos y raíces del cabello. Además, el omega 3 ayuda a reparar el cabello dañado, prevenir la aparición de puntas quebradizas y combatir la pérdida del cabello ¡Estas semillas son el camino seguro a un cabello fuerte y sano!

9) Mejora el proceso digestivo – El alto contenido de fibra soluble en estas semillas ayuda a promover la digestión saludable y prevenir el cáncer de colon. El consumo de semillas de lino permite que los alimentos se muevan de forma fluida y natural a través de los intestinos. Si consumes estas semillas, asegúrate de beber abundante agua, de manera de contribuir al mejoramiento del proceso digestivo y evitar efectos adversos en el tracto gastrointestinal. 

10) Desintoxica el organismo – Las semillas de lino son ricas en fibra, un nutriente que ayuda a expulsar las toxinas del organismo, limpiar el colon y promover la salud del sistema inmune. El proceso de desintoxicación es esencial para combatir la inflamación t fatiga crónica. ¡Incorpora una cucharada de semillas en tu yogur de la mañana y comienza a disfrutar de estos beneficios!
 
(Artículo original: top10homeremedies.com)
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: