header print

Los Más Inteligentes Tips Para Bajar De Peso

En el mundo de hoy, donde existen cientos de opciones de comidas rápidas y envasadas, es cada vez más difícil de mantener un buen hábito alimenticio. Pero no todos los hábitos saludables son tan drásticos y complicados, te sorprendería saber el gran impacto que pueden tener en tu peso, pequeños cambios en tu estilo de vida. Seguramente nunca has oído hablar ni de la mitad de estos consejos, pero todos y cada uno de ellos tendrán un efecto positivo pequeño y significativo sobre tu pérdida de peso.

Comienza a comer Azul

 
 
No estamos hablando de comida azul, sino de vajilla azul. En una investigación realizada se descubrió que si el color de los platos que utilizamos para comer, combina con el color de los alimentos que consumimos, puede provocarnos que comamos más de lo necesario. Aunque si utilizamos vajilla azul, al crear un contraste muy poco atractivo con los alimentos, genera que se nos inhiba el apetito.
 
Haz compras desde afuera
 
Cuando vayas de compras al supermercado te recomendamos utilizar esta táctica simple, que es más eficaz de lo que piensas. Siempre comienza tus compras desde el perímetro de la tienda antes de ir a los pasillos del interior. En los bordes de las tiendas de comestibles, en general, exhiben productos frescos y alimentos saludables, mientras que los pasillos interiores tienen los alimentos pre envasados, alimentos procesados y dulces. Por esta razón, recomendamos recorrer el perímetro primero y una vez que hayas conseguido todo lo que necesitas de ahí, podrás reducir la cantidad de alimentos poco saludables y no deseados que compras.
 
Cocina tu comida
Para cocinar no se necesita mucho tiempo, ni siquiera para cocinar saludablemente, y ésta es la mejor manera de saber exactamente lo que estás comiendo y de tener un control total sobre los ingredientes y las cantidades de alimentos que consumes. En los restaurantes, a menudo utilizan platos más grandes de los que tenemos en casa, por lo que terminamos comiendo más, además, algunas personas se sienten mal si no terminan todo y comen hasta los últimos bocados innecesarios solo para no pedir para llevar lo que les sobró.
 
Sírvete la comida en casa como en un restaurante
 
Cuando comas en tu casa prueba un sencillo truco que sirve para reducir la cantidad de comida que consumes. En lugar de traer toda la comida a la mesa, trae los platos con las porciones que sueles comer y deja el resto en la cocina. Una vez que hayas terminado de comer, toma un respiro y luego decide si sigues con apetito o no. No tener la comida a la vista ayudará a no tentarte a consumir más comida de lo que deberías.
 
Come más grasas (saludables)
 
Es importante recordar que necesitamos grasas saludables en nuestra dieta como fuente de energía y para absorber las vitaminas liposolubles A, D, E y K. Puedes consumir grasas saludables mono-insaturados y poli-insaturados de la palta, el aceite de oliva, los frutos secos, el coco, las semillas y el pescado. Trata de consumir estos alimentos con otros que sean altos en fibra ya que además, le ayudará a sentirse más lleno y satisfecho después de la comida.
 
Usa platos más pequeños
 
Al igual que los dos últimos consejos, éste es también acerca de cómo engañar a tu cerebro. Usar un plato más pequeño, en lugar de uno grande, puede ayudarte a sentirte satisfecho con la misma cantidad de alimento. También puedes tratar de extender la comida a través del plato, dejando menos "espacio vacío "que dará a tu cerebro la sensación de estar comiendo más de lo que realmente comes.
 
No comas frente a la Tv
 
Aunque la costumbre de comer frente al televisor está vinculada a mala elección de alimentos y a comer en exceso, no es sólo ver la televisión lo que es perjudicial para ti, sino los comerciales de alimentos poco saludables que pueden incrementar tu deseo de consumir alimentos chatarra, con bajo contenido de nutrientes.
 
Espere antes de pedir segundo plato
 
Nuestras mentes y cuerpos necesitan tiempo para comprender y registrar plenamente lo mucho que hemos comido y lograr una sensación de "satisfacción". Trata de hacer un paseo corto, leer el periódico o jugar una partida de comer el segundo plato.
 
El picante es bueno
 
Las especias picantes como la pimienta de cayena no sólo puede aumentar el metabolismo, sino también reducir los antojos de alimentos dulces o salados. Espolvorea un poco de especias en los huevos revueltos, o dales vida a un salteado con un poco de salsa picante para que además, te ayude a quemar grasas.
 
Mastica chicle
 
Si bien no siempre te ayudará con la reducción de tu apetito, la goma de mascar, puede mantener tu boca ocupada cuando cocines una comida o cuando asistas a una reunión social con un mar de aperitivos. Aunque los efectos a largo plazo del chicle en la pérdida de peso sean mínimos, algunos estudios demuestran que puede ayudar a reducir los antojos de bocadillos dulces y salados, y a disminuir los niveles de hambre entre las comidas.
 
Toma té verde
 
Beber té verde es una gran manera de perder unos cuantos kilos, esta infusión, tiene una sorprendente capacidad para metabolizar la grasa, así como muchos otros usos saludables. En combinación con un buen entrenamiento aeróbico, el té verde aumenta las posibilidades de perder grasa. Añade unas gotas de limón para agregarle sabor y vitaminas y disfruta de este té con efectos antioxidantes.
 
Agrega un poco de agua
 
Si no puedes vivir sin tu gaseosa o jugo, puedes probar este sencillo truco para reducir el azúcar y calorías que consumes con ellos. Diluir tu bebida puede sonar totalmente poco atractivo, pero si lo pruebas, de a poco puedes llegar a una mezcla que tendrá más agua que bebida endulzada con azúcar, y aun así sabrá bien.
 
Elige alto y delgado
 
Una investigación mostró que las personas vierten menos líquido en vasos altos y estrechos que en sus homólogos bajos y anchos. Este es un pequeño cambio que te hará, en última instancia, beber menos gaseosa en una sentada. Este truco sólo se recomienda para las bebidas nocivas y no para el agua o los jugos naturales.
 
Cepíllate los dientes
 
Mantener una higiene oral sana no es algo que normalmente se vincule a la pérdida de peso, pero si lo piensas por un segundo, tiene mucho sentido. Justo después de que hayas terminado con la cena, ve a cepillarte los dientes y usa algún enjuague bucal. Esto te evitará pensar bocadillos mientras ves un programa de televisión antes de ir a la cama, ya que estarás más interesado a mantener la limpieza bucal antes de acostarse.
 
Disfruta tu comida
 
Comer despacio puede no sea la mejor opción en un día de trabajo ocupado, pero vale la pena tomarse el tiempo de masticar bien cada comida. Cuanto más rápido comemos, menos tiempo tiene el cuerpo para registrar la saciedad, y al contrario cuando masticamos bien los alimentos nos daremos cuenta de estar satisfechos antes de comer de más y eso no es todo, además, masticar bien cada bocado ayudará a nuestro cuerpo extraer la máxima cantidad de nutrientes.
 
Mantras
 
Otro consejo que le hará comprender que la pérdida de peso es en gran parte mental, es encontrar algunos buenos mantras para mantenerte motivado y concentrado. Cuelga un cartel inspirador en tu habitación, o escribe una nota adhesiva en tu escritorio o en la heladera. Sólo asegúrese de que recuerdas lo que estás haciendo y para qué lo estás haciendo.
 
Agrega, no quites
 
No retires alimentos de tu dieta, reemplazarlos y concéntrate en introducir alimentos saludables a tu menú. Abandonar todos los alimentos "malos" puede ser una tarea desalentadora, lo que debes hacer, para que sea más fácil, es centrarte en un hábito a la vez. A medida que agregas más y más los hábitos y alimentos saludables a tu vida será mucho más fácil deshacerte de los malos.
 
Duerme bien
 
Como parte de cualquier estilo de vida saludable es importante dormir bien y en horarios regulares. Esto ayudará a deshacernos de algunos kilos porque el sueño está relacionado con los cambios de apetito y del metabolismo en el cuerpo.
 
Socializa
 
Obviamente no eres la única persona que está intentando perder peso, así que intenta unirte a las comunidades en línea o grupos de apoyo para compartir los avances y retrocesos y obtener consejos útiles.
 
Mantente positivo
 
En lugar de ir por una actitud negativa, intenta no demonizar a los alimentos y al hecho de que te encuentras a dieta. "Puedo controlar mi alimentación" o "Estoy orgulloso de que comí responsablemente hoy" puede replantear tu relación con la comida y doblar los esfuerzos para estar más saludables.
 
 
Seguramente, si sigues aunque sea la mitad de estos consejos y llevas una dieta saludable, llegarás a tu meta en poco tiempo.
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: