header print

Los 14 Alimentos Que Pueden Reemplazar Píldoras

Cada vez que empezamos a sentirnos mal, lo primero que hacemos es correr al botiquín para buscar una pastilla que nos alivie el malestar. Pero el problema con la toma de pastillas es que, a pesar de que es posible que nos ayude a mejorar, además nos traerán algunos efectos secundarios que no deseamos. La mejor solución es utilizar estos 14 remedios naturales, que son tan eficientes como las drogas.

1. Bananas – Para el estrés y la ansiedad
 
La próxima vez que te sientas estresado, ¡come una banana plátano! Con un promedio de 105 calorías y 14 gramos de azúcar, una banana aumentará sus niveles de azúcar en la sangre y ayudar a combatir el hambre. Además, esta fruta contiene un 30% de la vitamina B6 requerida a diario que ayudará a tu cerebro a producir serotonina,  sustancia química que ayuda a reducir el estrés.
 
 
2. Yogur – Para el estreñimiento y alivio de flatulencias
 
Un vaso y medio de yogur contiene los probióticos necesarios que te ayudarán digerir y mejorarán la capacidad de tu estómago para digerir los productos lácteos y las legumbres, siendo  ambos los principales causantes de flatulencias.
 
3. Pasas – Para la presión arterial alta
 
Un gran puñado de pasas de uva (60 aprox.) contiene más de 200 mg de potasio y un gramo de fibras. Estos elementos son muy recomendables como parte de una dieta sana para ayudar a reducir la presión arterial. Estudios recientes muestran que los polifenoles en las uvas, las pasas de uvas y el vino ayudan a mantener el buen funcionamiento del sistema circulatorio y  reducir la presión arterial.
 
 
 
4. Damascos – Para los cálculos renales
 
La cantidad de 4 damascos secos contienen 2 gramos de fibra, 235 mg de potasio y sólo 3 mg de sodio. Esta combinación es muy eficaz a la hora de prevenir que los distintos minerales queden atrapados en los riñones, lo cual podría causar cálculos renales más comunes.
 
5. Atún – Para el mal humor
 
Una lata de atún contiene aproximadamente 800 mg de Omega-3, un ácido graso considerado vital para el tratamiento de la depresión. El Omega 3 es un tratamiento aprobado por la Asociación Americana de Psiquiatría contra los síntomas de la depresión.
 
 
 
6. Té de jengibre – Para las náuseas
 
Un tratamiento probado durante años para las náuseas consiste en consumir jengibre. En diversas oportunidades se ha demostrado científicamente que esta raíz es muy útil en el tratamiento de las náuseas causadas por el mareo, así como las náuseas matutinas. Es tan eficaz como la medicina tradicional contra este padecimiento, pero sin los efectos secundarios (como la sequedad bucal y la sensación de letargo).
 
7. Albahaca – Para la indigestión
 
Algunos estudios sugieren que el eugenol contenido en la albahaca es altamente eficaz como analgésico gástrico. Además ayuda a reducir las náuseas, y calmar los calambres y diarreas producto de bacterias como la Salmonella y Listeria. La albahaca también es eficaz en la prevención de la halitosis.
 
8. Peras - Para el colesterol alto
 
La pera promedio contiene 5 gramos de la fibra dietética llamada pectina, que ayuda a limpiar el cuerpo del "colesterol malo" (LDL).
 
9. Repollo – Para las úlceras estomacales
 
En una investigación publicada por la Escuela de Medicina de John Hopkins, se encontró que el sulforafano en el repollo ayuda a combatir la bacteria Helicobacter pylori (causante principal de las úlceras). Se cree, además que este compuesto también puede ayudar a prevenir tumores gástricos.
 
 
10. Higos – Para las hemorroides
 
La  fibra dietética en los higos secos contribuye a la producción de heces más suaves, aliviando las hemorroides y reduciendo la probabilidad de desarrollarlas.
 
11. Patatas – Para los dolores de cabeza
 
Una papa mediana contiene 37 gr de carbohidratos, que ayudan a reducir los dolores de cabeza mediante un aumento de la producción de serotonina en el cerebro.
 
12. Ajo – Para la infección por candidiasis
 
El ajo contiene muchos aceites esenciales que ayudan a prevenir el desarrollo de infecciones por hongos.
 
 
13. El té de manzanilla – Para la acides
 
Una gran manera de tratar la inflamación gástrica, los calambres, el ardor estomacal y los gases, es hacer una infusión con 2 cucharaditas de té de manzanilla en una taza de agua hirviendo que deberás dejar reposar durante 20 minutos antes de beber.
 
14. El jugo de naranja – para el letargo (apatía)
 
La fructosa que se encuentra en el jugo de naranja es un estimulante natural y de acción rápida. Una investigación ha demostrado que la vitamina C tiene la capacidad de reducir el daño causado por los radicales libres y proporcionar energía al cuerpo. Además, la vitamina C es esencial en el mantenimiento de los niveles de hierro en la sangre, que sirven para mantenerla oxigenada.
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: