header print

Escapando De Un Policía...

Un hombre en sus cuarenta compró un BMW nuevo y decidió salir a probarlo en la ruta. El sol estaba cayendo, la brisa del viento le volaba los pocos cabellos que le quedaban, y el entusiasmo hizo que el hombre quisiera ver lo que ese poderoso motor tenía para dar.

Cuando la aguja pasó los 140 km/h, el hombre vió aparecer unas luces rojas y azules detrás de él.  “No hay forma de que me puedan atrapar en mi BMW” pensó mientras presionaba el acelerador. Cuando la aguja pasó los 160 km/h y el policía seguía detrás, el hombre se dió cuenta de que no podría escapar. En ese momento, comenzó a bajar la velocidad y paró al costado de la banquina.
 

El policía se acercó, solicitó la licencia del conductor y comenzó a examinar el auto sin decir una palabra. Luego se dirigió al hombre y le dijo: “Tuve un día muy largo, este es el final de mi turno, y encima es martes 13. No tengo ganas de empezar con los papeleos así que si me das una buena excusa que no haya escuchado antes, te dejaré ir sin ninguna multa.”

El hombre pensó por unos segundos y luego respondió: “La semana pasada mi esposa se escapó con un policía y tenía miedo de que vinieras a devolverla.”

“Que tenga una buena semana”, respondió el oficial.
 
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: