header print

Metidos En Grandes Problemas...

Una pareja tenía dos hijos extremadamente traviesos, uno de ellos de 8 y otro de 10 años. Los dos niños siempre estaban metidos en problemas, y cada vez que ocurria algo en el pueblo, ellos siempre estaban involucrados. Los padres estaban desesperados y no sabían que hacer con el comportamiento de sus hijos. Un día, la madre escuchó hablar de un pastor que ha tenido mucho éxito disciplinando niños y decidió pedirle ayuda.

El pastor accedió a conversar con los niños, pero pidió hablar con cada uno de ellos de forma individual. El niño de 8 años acudió a la charla primero. Al llegar, el pastor se sentó a su lado y le preguntó con severidad: “¿Dónde está Dios?”. Debido a que el niño lo miró sin responder, el pastor volvió a repetir la pregunta con un tono aún más serio: “¿Dónde está Dios?”
 

Nuevamente, el niño no hizo ningún intento por contestar, entonces el pastor elevó el tono de voz y señalándolo con el dedo le volvió a preguntar: “¿DÓNDE ESTÁ DIOS?”

En ese momento, el niño salió corriendo de la habitación y se dirigió directo hacia su casa. Cuando llegó, subió corriendo las escaleras y se encerró en el armario. Su hermano mayor lo siguió, abrió la puerta y le preguntó confundido: “¿Qué sucedió?”

El niño respondió: “Estamos metidos en un GRAN problema... no encuentran a Dios y nos están culpando a nosotros...”
 
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: