header print

Apuestas En La Residencia Geriátrica...

Tres traviesas abuelas estaban sentadas en un banco en el patio de una residencia geriátrica, cuando ven a un abuelo pasar. Una de las ancianas le gritó: “Oye, ¿a cuánto que podemos adivinar tu edad?” 

El anciano respondió confundido: “No hay manera que puedan adivinar mi edad…”

Otra de las abuelas contestó: “Claro que podemos, bájate los pantalones y calzoncillos y podremos adivinar tu edad exacta.”

Avergonzado, pero ansioso por demostrar que las tres abuelas no podrías adivinar su edad, el anciano se bajó los calzoncillos.
 

Luego, las abuelas le pidieron al anciano que diera unas vueltas y unos saltos en todas direcciones. Convencido de que ganaría la apuesta, el anciano siguió las órdenes de las abuelas hasta que las tres gritaron al unísono: “¡Tienes 87 años!”

Parado atónito con los pantalones y los calzones por la rodilla, el abuelo respondió: “¿Cómo es que lograron adivinar mi edad?”

Las abuelas, muertas de risa, chocando los cinco, y con una sonrisa de oreja a oreja respondieron: “Ayer estuvimos en tu fiesta de cumpleaños…”
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: