header print

El Sexo Después De La Muerte (Adultos)

Una pareja acordó que el primero en morir volvería a contarle al otro si había sexo después de la muerte. Su miedo era que después de morir no pudieran volver a tener sexo…

Luego de haber pasado toda una vida juntos, el esposo fue el primero en morir. Al poco tiempo, tal como lo había prometido, estableció contacto con su esposa: “Cristina, Cristina…”

“¿Eres tu Eduardo?”, respondió atemorizada la mujer.

“Si, he vuelto, tal y como habíamos acordado”, contestó el hombre.

“Bueno, cuéntame, como son las cosas allá”, preguntó con curiosidad la mujer.

“Bueno… me levanto a la mañana, tengo sexo. Tomo el desayuno y luego paseo por la cancha de golf. Más tarde vuelvo a tener sexo, me siento a descansar un rato bajo el sol, y luego vuelvo a tener sexo. Después almuerzo, estarías orgullosa porque como muchos verdes, y hago otra ronda por la cancha de golf. Luego tengo sexo casi toda la tarde, y después de la merienda vuelvo un rato a la cancha de golf. A la noche tengo sexo como hasta la 1 am, que es el horario en el que suelo dormir, y bueno… al día siguiente de vuelta con la rutina…”

“¡Oh Eduardo! ¿Estás en el cielo?”, respondió asombrada la mujer.

“No, soy un conejo perdido en alguna cancha de golf.”
 
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: