header print

¿Por Qué Vivimos Tanto?

Cuando Dios creó al perro le dijo: “Siéntate todo el día junto a la puerta de tu casa,y ládrale a todo el que pase por la vereda. Por esto, te daré 20 años de vida.” El perro contestó: “Eso es mucho tiempo para pasarme ladrando, ¿Por qué no lo dejamos en 10?” 

Y Dios le concedió el deseo.

 
 

Cuando Dios creó al mono le dijo: “Entretén a la gente, y haz trucos que los hagan reír. Por esto, te daré 20 años de vida.” El mono contestó: “¿Hacer monerías por 20 años? Me parece mucho tiempo… ¿Qué tal si te devuelvo 10 años como hizo el perro?
Y Dios le concedió el deseo.

 
 
 
Cuando Dios creó a la vaca le dijo: “Deberás estar en el campo con tu granjero todo el día, trabajar bajo el sol, tener crías, y dar leche para mantener a la familia del granjero. Por esto, te daré 60 años de vida.” La vaca respondió: “Esa es una vida demasiado dura para vivir 60 años. ¿Qué tal si lo dejamos en 20 y te devuelvo 40?”
 
Y Dios aceptó.
 
Cuando Dios creó al hombre le dijo: “Comerás, dormirás, jugarás, te casarás, y disfrutarás de la vida. Por esto, te daré 20 años de vida.” El hombre respondió: “¿Solo 20 años? ¿Es posible que me des 20 más los 40 que la vaca no quiso, los 10 del mono y los 10 del perro? Eso en total sería 80 años… ¿Está bien?”

Dios aceptó, y por eso pasamos los primeros 20 años de nuestra vida comiendo, durmiendo, jugando y disfrutando. Los siguientes 40 años los pasamos trabajando bajo el sol para mantener a nuestra familia, los otros 10 años haciendo trucos para entretener a nuestros nietos, y los últimos 10 años sentados en la puerta de nuestra casa ladrando a todo el que pase por ahí. 
 
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: