header print

¡Combatir El Cáncer Con Una Buena Alimentación!

Todos sabemos que la alimentación tiene un gran impacto sobre nuestro cuerpo y nuestra salud, ya que los productos que consumimos determinan si nos sentiremos saludables o enfermos. El cáncer, es una enfermedad que se origina en el interior de nuestro cuerpo, a diferencia de otras enfermedades causadas por factores externos. Por esta razón, la alimentación tiene una gran influencia sobre nuestras posibilidades de desarrollar cáncer. 

Para ayudarte a prevenir esta enfermedad y mejorar el estado de tu salud general, te trajimos este valioso artículo con toda la información que necesitas para llevar una alimentación saludable y reducir las chances de desarrollar esta enfermedad.

Un libro escrito por el Profesor Richard Beliveau y el Dr. Denis Ginger sobre “los alimentos para combatir el cáncer” expuso los siguientes descubrimientos:

Las estadísticas demuestran que 1 de cada 3 personas se ve afectada por el cáncer antes de los 75 años. Este dato representa el 125 de todas las muertes registradas en el mundo. 

Sin embargo, la esperanza debe sobreponerse al temor.

Además de sentir temor por el cáncer, la mayoría de las personas cree que no hay suficientes herramientas para prevenirlo, por lo que atribuyen esta enfermedad a la disposición genética y la suerte.

Sin embargo, las investigaciones científicas han demostrado que este no es el caso, y que los diferentes aspectos de nuestro estilo de vida, tales como la alimentación o el ejercicio, pueden cumplir un rol fundamental en la prevención de esta enfermedad.

¿Sabías que un tercio de todos los tipos de cáncer están asociados a la mala alimentación?
 

 
¿Qué es el cáncer?

El cáncer es una enfermedad que afecta las células. El cuerpo humano está compuesto por 60.000 mil millones de células.
El cáncer puede tardar años y hasta décadas en desarrollarse. Un tumor cancerígeno no es un fenómeno inmediato, sino que es el resultado de un proceso que requiere varios años hasta terminar de formarse.
El lento crecimiento nos da la posibilidad de tomar las medidas necesarias para inhibir la acción de la célula rebelde y evitar que se convierta en una célula cancerígena.

Previniendo el crecimiento del cáncer

El método más común consiste en la destrucción del tumor cancerígeno mediante 1) cirugía, 2) radioterapia, y 3) quimioterapia.

Limitaciones
- Cirugía: no logra eliminar todas las células cancerígenas. 
- Radioterapia (rayos x): la radiación también eliminará algunas de las células sanas.
- Quimioterapia: lo efectos secundarios son varios y van desde pérdida del cabello, hasta deficiencia del sistema inmune y complicaciones en el funcionamiento de algunos órganos. 

4) La terapia de antiangiogénesis metronómica es un nuevo método que consiste en bloquear el suministro de sangre del tumor, de manera de privarlo de su fuente alimenticia. Sin embargo, este tratamiento debe ser un proceso continuo.

Alimentación para prevenir el cáncer

- Aunque los tumores que se desarrollan de forma espontánea en nuestro cuerpo suelen mantener un tamaño microscópico, sin representar una amenaza para la salud, lamentablemente son muchos los casos en los que esos tumores que no crecen terminan dando lugar a la etapa final y letal del cáncer. Sin embargo, si crecen, estaríamos en riego de desarrollar esta enfermedad.
- Las moléculas anticancerígenas presentes en frutas y vegetales combaten la raíz del cáncer antes de que pueda llegar a madurar. Estas moléculas impiden que el cáncer avance a las etapas letales. 
- En este sentido, deberíamos ver al cáncer como una enfermedad crónica que puede ser contralada a diario con la ayuda de alimentos con propiedades anticancerígenas.
- Entre los compuestos anticancerígenos que se encuentran en frutas y vegetales, los fitoquímicos son uno de los más importantes.Estos compuestos bloquean el desarrollo y la progresión de las células cancerígenas.
 

 
Repollo

- La familia del repollo (brócoli, coliflor, repollitos de Bruselas) posee una habilidad casi mágica para combatir el desarrollo de células cancerígenas en el organismo. Consumir estos alimentos de forma regular es una excelente forma de prevenir el cáncer.
- El brócoli es la mejor fuente de sulforofano (uno de los compuestos fitoquímicos).
- Los métodos de cocción rápida y liviana, tales como el salteado o la cocción al vapor, son una forma simple y efectiva de maximizar la cantidad de moléculas anticancerígenas. 
 
Ajo y cebollas
 
- Utilizados desde la antigüedad, el ajo y la cebolla son uno de los mejores ejemplos del importante rol que las plantas juegan en el tratamiento de enfermedades y el mantenimiento de la buena salud.
- Las moléculas que se encuentran en el ajo y la cebolla tienen la habilidad de retrasar la propagación de tumores, interfiriendo en el proceso de crecimiento de las células cancerígenas. 
- El ajo fresco es la mejor fuente de compuestos anticancerígenos, cuyos beneficios pueden ser más efectivos que los fármacos.

Soja

- Todos los productos derivados de la soja contienen compuestos anticancerígenos llamados isoflavonoides, que poseen una estructura química similar a la de las hormonas sexuales. Por esta razón, se cree que los isoflavonoides podrían interferir en el desarrollo del cáncer causado por niveles excesivos de esta hormona en el torrente sanguíneo. 
- La soja juega un papel importante en la prevención del cáncer de próstata y mama.
- Diversos estudios han demostrado que el consumo de productos de soja desde una edad temprana reduce el riesgo de desarrollar cáncer de mama en mujeres.

Té verde japonés

- El té verde es una excelente fuente de moléculas anticancerígenas necesarias en cualquier dieta pensada para la prevención del cáncer.
- De todos los tipos de té, el té verde es el menos procesado.
- El té negro se asemeja al verde, con la diferencia de que el primero atraviesa un proceso de tostado que reduce sus propiedades anticancerígenas.
- En comparación con el té verde chino, el té verde japonés contiene mucha más cantidad de un compuesto anticancerígeno conocido como epigalocatequinas galate (EGCG).
- Para maximizar la extracción de compuestos anticancerígenos, el tiempo de infusión no debe exceder los 10 minutos.


Bayas

- La mayoría de las bayas contienen enormes cantidades de diferentes clases de polifenoles con propiedades anticancerígenas: ácido elágico, antiocianinas, y proantiocianinas. 
- Comer arándanos es mejor que beber su jugo.
 
Omega-3s
 
- Diversos estudios han demostrado que el omega-3s reduce la incidencia de enfermedades cardiovasculares y ayuda a prevenir el cáncer.
- Siempre es mejor obtener los ácidos grasos omega 3 de fuentes naturales, en lugar de recurrir a fármacos. 
- Comer pescado una o dos veces por semana es una excelente forma de aumentar los niveles de omega-3s en tu dieta.
- Las sardinas, el salmón, el avocado, las nueces y la soja son algunas de las principales fuentes de Omega-3s.

Cítricos

- Frutas cítricas: naranjas, pomelos, limones y mandarinas.
- Investigaciones científicas han sugerido que los compuestos fitoquímicos de las frutas cítricas podría inhibir el crecimiento del tumor, actuando directamente sobre las células cancerígenas y restringiendo su capacidad de reproducción.
- El consumo de frutos cítricos provee al organismo de una enorme cantidad de moléculas anticancerígenas específicas, además de vitaminas, nutrientes y minerales esenciales para el organismo.
 
Chocolate amargo
 
- El chocolate amargo tiene cantidades importantes de polifenoles, una sustancia química con beneficios para algunas enfermedades crónicas, incluyendo el cáncer y las enfermedades cardiovasculares.
- La leche con chocolate contiene menos polifenoles.
- Es mejor consumir chocolate amargo, antes que cualquier otro dulce procesado con enormes cantidades de grasas y azúcares.

Suplementos (fármacos)

- Muchos alimentos tienen más beneficios que los suplementos.
- No existe ningún, ni existirá ningún fármaco capaz de reparar el daño causado por una mala alimentación. Es imposible comer cualquier cosa y esperar que una píldora pueda reemplazar las falencias alimenticias.

Mito

- Las frutas contienen residuos de pesticidas que podrían causar cáncer: Falso. Los residuos están presentes en trazas y, hasta el día de hoy, no se ha encontrado ningún estudio que establezca una relación entre dichos residuos y el desarrollo de cáncer.
- Solo las frutas y vegetales orgánicos ofrecen beneficios reales para la salud: Falso. Todas las frutas y vegetales tienen beneficios para salud. De hecho, es mejor consumir los productos comunes con frecuencia antes que consumir productos orgánicos ocasionalmente.

Consejos para combatir el cáncer

- Dejar de fumar.
- Reducir la ingesta de carne roja y calorías. 
- Evita consumir alimentos altamente procesados.
- Reducir el consumo de carnes a la parrilla, ya que el contacto de las gotas de grasa con el fuego produce una sustancia tóxica conocía como hidrocarburo aromático.
- Realiza ejercicio de forma regular.
- Modifica tu dieta para incluir alimentos con moléculas anticancerígenas, ya que estas son una de las mejores armas en la lucha contra el cáncer.
 

Alimentos anti-cancerígenos

- Brócoli, coliflor, repollos de Bruselas, y tomates en cocción rápida y liviana.
- Incorpora ajo y cebolla a tus preparaciones.
- Bebe jugos de soja, y diferentes tipos de té en lugar de cerveza y bebidas gaseosas.
- Al comprar frutas, no te olvides de los limones, las naranjas, los pomelos, las bayas, y las mandarinas.
- Incorpora sardinas y salmón a tu dieta diaria.
- Elige chocolate antes que dulces con alto contenido de grasas y azúcares.
 
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: