header print

¡Los Efectos Del pH En El Organismo!

El pH, que significa “potencial de hidrógeno”, es una medida que indica la concentración de iones de hidronio en el organismo. Sus niveles varían entre 1 y 14, siendo el número 7 el nivel neutral. Mientras un pH menor a 7 es considerado ácido, uno superior es considerado básico (o alcalino).  El pH ideal en seres humanos es levemente alcalino (7.30 – 7.45).

Un organismo desequilibrado puede causar diversas complicaciones en la salud:

Niveles altos de acidez en el estómago pueden causar indigestión, náuseas, reflujo, hinchazón, e inflamación de los órganos internos.

En el sistema circulatorio, el cuerpo responde a la acidez revistiendo los vasos sanguíneos con una capa de placas de grasa que evitan pérdidas de sangre que podrían amenazar la vida de la persona pero, a su vez, generan más esfuerzo en el corazón ya que la apertura por donde circula sangre se vuelve más estrecha. Cuando el corazón se vuelve demasiado exhausto, se produce un paro cardíaco. 

Los ambientes ácidos constituyen el escenario perfecto para el desarrollo de patógenos anaerobios, mientras que los niveles altos de hidrógeno mantienen las bacterias malas inactivas. 

Cuando el sistema respiratorio está sobrecargado con acidez, se dificulta el transporte de oxígeno al resto del cuerpo. Si los niveles de acidez son demasiado altos, se produce una acumulación de mucosidad, virus e infecciones en los pulmones, que luego son una de las principales causas de resfríos, bronquitis, asma y otras enfermedades respiratorias. 

Las dos formas principales de artritis (reumatoide y osteoartritis), están asociadas a un desequilibro del pH y a la acumulación de depósitos ácidos en las articulaciones. Esta concentración de ácido produce daños en el cartílago. Cuando las células productoras del líquido sinovial y la bursa son ácidas, se genera una irritación e inflamación de las articulaciones.

La acidez debilita el sistema nervioso, consumiendo gran parte de la energía de nuestro cuerpo y dejándonos exhaustos física y mentalmente.

Si el cuerpo está saturado por exceso de ácido, nuestro cuerpo comienza a tomar minerales alcalinos de los huesos que luego libera en el torrente sanguíneo. Si esto sucede con frecuencia, los minerales se acumulan en los riñones, provocando la formación de molestos y dolorosos cálculos renales. 

Cuando aumenta la acidez en las células musculares, se interrumpe la síntesis de glucosa y oxígeno, lo cual resulta en un rendimiento muscular precario.
 
 
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: