header print

Excelente Guía Para Limpiar Distintas Superficies

Habiendo tantos tipos de superficies en nuestros hogares, como madera, mármol, acero, o piedra, es imposible contar con un producto específico para limpiar cada una de ella porque, como todos sabemos, todas las superficies requieren diferentes métodos de limpieza, y el uso del producto incorrecto podría terminar dañándolas. Por eso, hemos preparado esta práctica guía que te dará toda la información que necesitas para dejar tu casa reluciente sin dañar las superficies.

Entarimados sólidos

Producto: unas gotas de un detergente suave, como el que utilizas para lavar los platos, diluidas en agua caliente. Si la superficie está cubierta con poliuretano, sigue las mismas instrucciones que se aplican para los gabinetes de madera.
Herramientas: trapo o esponja.
Tips: luego de limpiar la superficie, enjuágala y sécala. Debido a que en las ranuras o grietas se pueden acumular gérmenes, te recomendamos utilizar un desinfectante natural, como el limón. 
Para remover manchas rebeldes: a diferencia de otras superficies, los entarimados sólidos pueden ser rasqueteados sin problema.
 

Cerámicas

Producto: apara la limpieza de cerámicas utiliza alcohol isopropílico.  En un balde, coloca una pequeña medida de alcohol que deberás diluir con 4 litros de agua. 
Herramientas: trapo.
Tips: lava y limpia la superficie con un trapo. Evita utilizar jabones con aceite o amoniaco ya que pueden dejar los azulejos amarillentos.
Para eliminar manchas rebeldes: utiliza una espátula para remover las manchas más difíciles. Luego utiliza un velcro humedecido con agua y detergente para dejar los azulejos relucientes.
 

Mármol

Producto: mezcla unas gotas de agua caliente con detergente para lavar los platos. 
Herramientas: trapo o esponja.
Tips: barre la superficie y luego límpiala con la mezcla de agua y detergente. Si el mármol está agrietado, te recomendamos rellenarlo cada dos o tres años para evitar marcas o daños permanentes. Evita el uso de métodos de limpieza fuertes, como aquellos basados en vinagre o limón.
Para remover manchas rebeldes: utiliza un trapo especial disponible en ferreterías. 
 

Acero inoxidable

Producto: 4 cucharadas de bicarbonato de sodio disueltas en un litro de agua.
Herramientas: un trapo de tela suave.
Tips: frota la superficie con un trapo suave y seco. Si algún líquido ácido, como jugo de limón o tomate, se derrama sobre la superficie, límpialo de inmediato. Evita utilizar materiales abrasivos o blanqueadores ya que podrían dañar la superficie.
Para remover las manchas rebeldes: utiliza un trapo humedecido con alcohol isopropílico y déjalo secar.
 

Espejos

Producto: agua.
Herramientas: trapo de microfibra.
Tips: para espejos con mucha suciedad, prepara una solución a base de partes iguales de vinagre y agua tibia, y utilízala para limpiar el vidrio con una esponja. Evita que el agua se meta en los marcos del espejo, ya que podría generar humedad y producir daños.
Para remover las manchas rebeldes: las manchas más difíciles se eliminan utilizando papel de diario abollado y un poco de vinagre.
 

Pisos de vinilo

Producto: una taza y media de amoniaco disuelto en un litro de agua. 
Herramientas: trapo.
Tips: barre los pisos con frecuencia. Evita el uso de materiales de limpieza que contengan detergente o cera, ya que estos podrían dañar el brillo natural de los pisos.
Para remover manchas rebeldes: refriega el piso con un cepillo suave de cerdas de nylon humedecido en una solución a base de agua y amoniaco o alcohol isopropílico.
 

Plástico laminado y gabinetes de Formica

Producto: una pequeña cantidad de un limpiador multiuso.
Herramientas: esponja humedecida, trapo o cepillo de cerdas de nailon.
Tips: luego de limpiar la superficie con el líquido multiuso, utiliza un trapo húmedo para lavarla. Asegúrate de que el agua no se meta en las uniones y evita el uso de materiales abrasivos, como la lana de acero o los cepillos de cerdas duras, ya que estos podrían rayar la superficie.
Para remover manchas rebeldes: coloca una pequeña cantidad de limpiador multiuso sobre la mancha y déjalo actuar. Luego límpiala con un trapo húmedo.
 

Pisos de linóleo

Producto: una taza de vinagre diluida en cuatro litros de agua.
Herramientas: un trapo bien escurrido.
Tips: barre los pisos con frecuencia, y evita el uso de trapos muy húmedos, ya que el agua podría penetrar en las uniones y provocar daños. No utilices detergentes, jabones, productos a base de cera, o materiales abrasivos.
Para remover manchas rebeldes: si necesitas remover manchas difíciles, frota los pisos con un trapo humedecido en alcohol isopropílico. Para remover manchas de aceite, utiliza un trapo humedecido en amoniaco.
 

Caliza

Producto: algunas gotas de agua calienta mezcladas con detergente para los platos.
Herramientas: trapo y esponja.
Tips: barre o aspira los pisos con frecuencia, ya que la arenilla suele provocar daños en este tipo de superficies. Utiliza un trapo suave y limpio para enjuagar los pisos. Si la superficie tiene grietas, te recomendamos sellarlas cada dos o tres años para evitar daños o manchas permanentes. Evita el uso de productos abrasivos.
Para remover manchas rebeldes: utiliza una piedra especial disponible en ferreterías.
 

Granito

Producto: algunas gotas de agua calienta mezcladas con detergente.
Herramientas: trapo.
Tips: al igual que la superficie de caliza, el granito es sensible a la arenilla, por lo que te recomendamos barrer o aspirar la superficie con frecuencia. Si necesitas enjuagarla, utiliza un trapo limpio y suave. Si la superficie tiene grietas, te recomendamos sellarlas cada dos o tres años para evitar daños o manchas permanentes. Evita el uso de productos abrasivos.
Para remover manchas rebeldes: utiliza una piedra especial disponible en ferreterías.
 

Pisos de corcho

Producto: algunas gotas de detergente o limpiador multiuso mezcladas con una pequeña cantidad de agua tibia.
Herramientas: trapo y esponja.
Tips: debido a que los pisos de corcho suelen ser dañados por arenilla o pequeños sedimentos, te recomendamos barrerlos con frecuencia. Asegúrate de que el agua no haga contacto directo con la superficie ya que podría dañarla.
Para remover manchas rebeldes: con cuidado, frota la superficie con unas gotas de detergente y un trapo levemente humedecido. 
 

Parquet

Producto: algunas gotas de detergente o limpiador multiuso mezcladas con agua tibia.
Herramientas: esponja o trapo bien escurrido.
Tips: evita el contacto directo del agua con la superficie. Si utilizas productos a base de cera o aceite, los pisos pueden volverse muy resbaladizos. 
Para remover manchas rebeldes: utiliza un velcro y un poco de detergente, y frota la superficie con mucho cuidado.

Lajas

Producto: una mezcla de detergente y agua caliente.
Herramientas: trapo y esponja.
Tips: si necesitas enjuagarla, utiliza un trapo limpio y suave. Si la superficie tiene grietas, te recomendamos sellarlas cada dos o tres años para evitar daños o manchas permanentes. Te recomendamos evitar el uso de métodos abrasivos, en especial aquellos a base de limón o vinagre.
Para las manchas rebeldes: friega la superficie con un trapo humedecido en agua y amoniaco.
 

Esteatita

Producto: algunas gotas de detergente o limpiador multiuso mezcladas con agua caliente.
Herramientas: un trapo de tela suave.
Tips: durante el primer año, limpia la superficie con aceite mineral cada dos semanas. Luego podrás pasar a hacerlo cada dos meses.
Para remover manchas rebeldes: las superficies de esteatita son impermeables y resistentes al agua, químicos y ácidos, por lo que es poco probable que tengas que limpiar manchas difíciles. Las pequeñas rayaduras pueden ser eliminadas con papel de lija.
 

Gabinetes de madera

Producto: unas gotas de detergente o limpiador multiuso mezcladas con agua caliente.
Herramientas: trapo bien escurrido.
Tips: esta superficie es bastante delicada. Por eso, debes evitar el uso de productos abrasivos o cepillos de cerdas duras.
Para remover manchas rebeldes: para remover manchas de grasa, frota los pisos con una solución a base de detergente y agua caliente. 
 

Vidrio

Producto: agua.
Herramientas: trapo de microfibra.
Tips: para limpiar ventanas, utiliza una mezcla hecha con partes iguales de vinagre y agua tibia. Para evitar que se formen manchas al secarse el agua, te recomendamos limpiar cuando la temperatura no sea alta. 
Para remover manchas rebeldes: las manchas más difíciles pueden removerse utilizando vinagre y papel de diario abollado.
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: