header print

Mitos y Verdades Sobre El Dolor De Espalda Crónico

El dolor de espalda es una de las afecciones más comúnes con la que debemos lidiar a medida que los años comienzan a reflejar su paso por nuestro cuerpo. Para nuestra sorpresa, ésta condición no sólo afecta a los adultos mayores sino que, por diferentes motivos, puede manifestarse en cualquier edad, momento y lugar. Al ser un problema común, existe una gran variedad de soluciones, pero... ¿Son todas ellas viables? Esta lista te ayudará a identificar cuales son las soluciones verdaderas y cuales son sólo mitos populares:

1- Sentarse con la espalda erguida previene el dolor. Mito

A pesar de que sentarse encorbado puede causar daños en la espalda, sentarse derecho también puede causar dolor.  Para minimizar el daño que se produce al estar sentado por un tiempo prolongado, deberás recostarte de vez en cuando y arquear la parte baja de la espalda. Además, es necesario estar de pie por algunos momentos.

2- No levantar peso. Mito

Cuando se trata de dolor de espalda, el problema no es el peso del objeto que levantamos, sino cómo lo hacemos. La forma correcta de levantar peso es inclinándose tan cerca del objeto como sea posible, y levantarlo utilizando los músculos de las piernas y no los de la espalda. Verás que no sufriras de dolores, siempre y cuando tu espalda no este comprometida en el levantamiento de peso. 

3- El sobrepeso es una causa de dolor de espalda. Verdad

Esto es una cuestión lógica. Más peso en el cuerpo implica, indudablemente, más presión en la espalda. La falta de músculos también contribuye a que no podamos soportar nuestro propio peso. Mantener un peso saludable no eliminará el dolor de espalda, pero definitivamente ayudará a evitar que tu situación empeore.

4- El dolor de espalda es causado por lesiones. Mito

Existe algo de verdad en este mito, pero sólo parcial ya que el dolor de espalda puede ser causado por diferentes problemas, tales como deterioramiento de disco, infecciones o incluso genética poco favorable. Asimismo, el mal uso de la espalda puede causar dolor crónico a largo plazo, tal es el caso de soldados, camioneros, o inclusive maestras que deben levantar niños todo el día.

5- Descansar en la cama es el mejor tratamiento. Mito

En casos extremos, en los cuales la persona afectada esta completamente noqueada por el dolor, no hay otra opción más que quedarse en cama. Sin embargo, permanecer en esta posición por mucho tiempo puede empeorar el dolor y generar más presión en la espalda y la columna. En este caso, te recomendamos consultar con un especialista ortopédico, ya que podrías necesitar un tratamiento de fisioterapia.

 
6- La quiropraxia puede ayudar a mejorar el dolor de espalda. Verdad

Un especialista quiropráctico que pueda pueda ajustar tu columna de forma manual y masajear tu espalda puede ser de gran ayuda para el dolor crónico. 

7- La actividad física no es buena en personas con problemas de espalda. Mito

La actividad física regular y adecuada ayuda a fortalecer los huesos, el esqueleto y los músculos, y hasta puede llegar a prevenir dolores de espalda más graves. Por este motivo, la mayoría de los profesionales de la salud recomiendan incorporar la actividad física a nuestra rutina diaria. Los ejercicios de fortalecimiento son la clave para muchos tipos de dolor de espalda.

8- Las personas delgadas no presentan problemas de espalda. Mito

Si bien es cierto que mantener un peso saludable puede prevenir el dolor de espalda, ésto no constituye ninguna garantía. El dolor de espalda puede ser causado por factores genéticos que no tienen relación alguna con el peso de la persona. Además, las personas demasiado delgadas puede tener una estructura ósea más delicada que no llega a soportar la columna, generando así problemas en la espalda.

9- La acupuntura puede ayudar a mejorar el dolor de espalda. Verdad.

Muchas de las personas que sufren de dolor de espalda afirman que la acupuntura los ha ayudado a mejorar su condición, luego de haber intentado y fracasado con otros métodos. Hoy en día existen especialistas en medicina tradicional que utilizan este método, así como algunos médicos que decidieron adoptarlo y denominarlo acupuntura médica.

10- Es mejor dormir sobre un colchon más duro. Mito

Las reacciones que cada persona manifiesta al dormir sobre un colchón duro son diferentes. Un estudio en España demostró que las personas que duermen en colchones medianamente duros sufren menos dolor de espalda que aquellas que duermen en colchones muy duros. Si dormir en un colchón duro funciona para ti, fantástico, pero si no te resulta cómodo, sólo terminará causándote más dolor. Dejate llevar por tu intuición y adopta los hábitos que mejor te resúlten.

Sin embargo, en casos graves de dolor de espalda o en caso de que tu condición empeore, no dejes de consultar con un especialista. 

Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: