header print

7 Problemas Que Puedes Resolver Tu Mismo

El lavarropas, el refrigerador, o el lavavajillas son electrodomésticos que necesitamos y utilizamos para facilitar las tareas de la vida cotidiana. Pero… ¿Qué haces cuando alguno de estos aparatos se rompe y deja de funcionar? Aunque la primera opción es recurrir a un técnico, muchas veces el problema es simple y fácil de resolver sin tener que gastar dinero en especialistas.

Para ahorrar tiempo y dinero te trajimos la solución para los 7 problemas más comunes que afectan nuestros electrodomésticos  y que pueden ser resueltos en casa con la ayuda de algunas herramientas.

Electrodomésticos

¡El lavavajillas no limpia los platos!

Posible problema: el lavavajillas no estaría recibiendo suficiente agua caliente.

La herramienta más importante del lavavajillas es el agua caliente. Para revisar este problema, abre la canilla y haz correr el agua caliente para controlar cuando tiempo demora en aumentar la temperatura. Si tarda varios minutos, lo más probable es que el lavavajillas se haya estado llenando con agua fría en lugar de agua caliente. 
Posible problema: el filtro está atascado.

De vez en cuando, asegúrate de controlar la ubicación del filtro, que por lo general se encuentra en el piso del lavavajillas. Si está tapado con suciedad y resto de comida, lo más probable es que el agua no circule de manera correcta.

Electrodomésticos

¡El refrigerador no enfría como debería!

Posible problema: el refrigerador está saturado.

Revisa el condensador del refrigerador, que usualmente está ubicado debajo del aparato. Si está cubierto de polvo y pelusa, significa que el refrigerador está saturado y utiliza más energía de la que debería, lo cual reduce su durabilidad.

Por esta razón, el condensador debe ser limpiado y mantenido de forma regular. Para eso, puedes utilizar la aspiradora, o cepillos especiales diseñados para limpiar este tipo de partes. 

ADVERTENCIA: es fundamental desenchufar el refrigerador antes de realizar la limpieza.

Electrodomésticos

¡El congelador se está llenando de hielo!

Posible problema: el drenaje está obstruido.

El congelador funciona en base a un ciclo de descongelamiento en el cual el agua derretida corre a través del drenaje hacia a una cubeta de goteo. Si el drenaje está obstruido, el agua comienza a acumularse en la parte superior del congelador hasta convertirse en hielo. Si el congelador está arriba del refrigerador, es posible que veas el hielo derretido cayendo sobre la puerta. 

En primer lugar, este problema puede resolverse retirando todos los alimentos tanto del congelador como del refrigerador, desenchufando el aparato y dejándolo descongelar por algunas horas. En este proceso, cualquier cosa que haya bloqueado el drenaje será eliminada. Si necesitas ayuda puedes utilizar agua caliente para asegurarte de limpiarlo por completo.

Electrodomésticos

¡La ropa no se seca!

Posible problema: acumulación de pelusa en la secadora.

Los especialistas recomiendan limpiar el filtro de la secadora luego de utilizarla. Te sorprenderás al descubrir la cantidad de capas de pelusa acumuladas y el daño que puede causar al aparato. Los filtros bloqueados reducen la circulación de aire en el interior de la máquina. 

La pelusa también puede acumularse en la ventilación y causar riesgo de incendio. Por eso, también te recomendamos limpiarla de forma regular. Recuerda que es fundamental que una secadora pueda respirar.

Electrodomésticos

¡El lavarropas huele mal!

Posible problema: moho creciendo en el interior.

Debido a que la puerta del lavarropas debe cerrarse de forma muy firme, su interior puede permanecer húmedo, generando un ambiente propicio para el crecimiento de moho y otras bacterias. Por lo general, esto sucede sobre la goma que sella la puerta.

Te recomendamos que pongas en funcionamiento la maquina sin ropa en su interior y en un ciclo de agua caliente. Utiliza una pastilla limpiadora que seguramente consigas en el supermercado.

Además, puedes reservar una toalla de mano para secar la máquina cada vez que termines de utilizarla y dejar la puerta abierta para que el aire circule y no se acumulen bacterias u otros contaminantes en su interior.

Electrodomésticos

¡La hornalla no se enciende!

Posible problema: restos de comida obstruyendo los orificios.

Si estas intentando encender la hornalla pero la llama no se enciende, puede que no tengas suficiente gas o que haya restos de comida obstruyendo los canales de paso. Una pequeña cantidad de comida en el lugar equivocado puede terminar impidiendo el correcto funcionamiento de la hornalla.

Si mantienes una limpieza regular y utilizas un producto para remover la suciedad y la grasa, podrás resolver el problema.

¡La hornalla eléctrica no calienta!

Posible problema: este caso puede requerir un reemplazo.

Poner demasiado peso sobre una hornalla eléctrica puede causar graves daños. Puedes presionar el mechero para asegurarte de que tenga una buena conexión con la parte superior de la hornalla. Si está dañado, puedes intentar reemplazar el mechero, ya que están diseñados para ser reemplazados.

Si el mechero nuevo no funciona, entonces deberás llamar a un técnico. No intentes hacer otra cosa, ya que este electrodoméstico es de alto voltaje.
 
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: