header print

7 Alimentos “Saludables” Que Deberías Evitar

Hoy en día, muchas empresas de la industria alimenticia priorizan el beneficios lucrativo antes que los intereses de los consumidores, fabricando productos que se venden como “saludables” y que, en realidad, traen más daños que beneficios. 

Estos son 7 ejemplos de alimentos que muchas veces compramos por ser saludables pero que, a largo plazo, pueden terminar causando problemas en nuestra salud. Antes de hacer las compras, te invitamos a descubrir la verdad escondida detrás de estos productos.

1- Jugo de fruta

Cuando decimos jugo de fruta nos referimos a los jugos industriales que se venden en los supermercados. A pesar de que estos productos están elaborados con un porcentaje de fruta natural, la gran mayoría contiene grandes cantidades de azúcar, saborizantes y colorantes artificiales, por lo que cuando bebemos estos jugos, estamos consumiendo agua con azúcar y otros componentes artificiales. 

Desafortunadamente, incluso cuando bebemos jugo de fruta natural, perdemos gran parte del contenido nutricional ya que la mayor concentración de nutrientes se encuentra en la fruta entera. Cuando preparamos jugo, nos quedamos principalmente con el azúcar y un pequeño porcentaje de vitaminas. 
Para que llegues a comprender cuan grandes son las cantidades de azúcar en estas bebidas, te comento que un vaso de jugo de naranja contiene la misma cantidad de azúcar que un vaso de coca cola. 

Aunque una discusión sobre los efectos del azúcar en la salud ocuparía un artículo entero, en pocas palabras podríamos decir que el consumo excesivo de azúcar podría causar diabetes, obesidad, enfermedades cardíacas y muchos otros problemas de salud.

2- Panes Integrales
 

Aunque muchos aseguren que el pan integral es más saludable que el pan común, la realidad es que las harinas integrales solo logran retrasar y disminuir levemente los efectos de estos alimentos en la salud.
El exceso de fibra integral puede causar deficiencia de vitamina D, lo cual hace que las reservas de esta vitamina almacenadas en nuestro organismo de consuman más rápido. Esto quiere decir que si no tomas sol para producir esta vitamina, podrías experimentar varios problemas de salud.

Por otro lado, una investigación científica sobre este tema reveló que el pan integral podría aumentar los niveles de colesterol malo hasta en un 60%.

Al igual que el pan común, las grandes cantidades de gluten en el pan integral pueden causar todo tipo de problemas de salud, sumados al colesterol y la deficiencia de vitamina D.

3- Aguamiel

 
Si sueles comprar en tiendas naturistas, probablemente hayas visto o utilizado este endulzante que le da un sabor dulce a las comidas sin agregar azúcar. Por lo general, suele ser presentado como una alternativa saludable y natural para reemplazar el azúcar común.

Sin embargo, los peligros del azúcar se deben a su alto contenido de fructuosa que, si se consume en exceso, podría causar serios problemas de salud. 

La fructuosa es asimilada por el hígado que, por lo general, la convierte en grasa. Esto podría causar enfermedades hepáticas, problemas metabólicos, y resistencia a la insulina y leptina, lo cual podría llevar a la diabetes y la obesidad.

El azúcar convencional contiene un 50% de fructuosa mientras que el aguamiel contiene un 90%. Por eso, si estás buscando una alternativa saludable para reemplazar el azúcar, ahora sabes que el aguamiel no es una opción.

4- Bebidas deportivas

Es muy probable que sepas que si quieres mantenerte saludable, debes evitar consumir estas bebidas. Estos productos fueron pensados para deportistas que han realizado actividad física de alta intensidad y necesitan reponer el líquido y la glucosa perdidos durante el ejercicio.

Para cumplir con este propósito, las bebidas deportivas contienen agua, para reponer los líquidos, electrolitos, para recuperar los minerales perdidos a través del sudor, y azúcar para devolverle al cuerpo la energía que perdió en la actividad física.

A menos que hayas realizado ejercicio de alta intensidad, no necesitas una dosis de electrolitos o de azúcar. Por eso, luego de haber hecho actividad física, lo mejor que puedes hacer es beber un buen vaso de agua fresca.

5- Los aceites vegetales “son buenos para el corazón”

Si queremos mantener nuestro corazón saludable, debemos prestar atención a todos los productos que consumimos, en especial aquellos que prometen hacer milagros con este órgano. Los aceites vegetales, como el de maíz o el de soja, atraviesan procesos exhaustivos que incluyen blanqueamiento y el uso de solventes tóxicos.

Estos productos contienen grandes cantidades de Omega 6, un ácido graso que, si es consumido en cantidades moderadas es bueno y si es consumido en exceso puede causar inflamación y otras enfermedades crónicas.

Además, el 056 - 4.2%  de los ácidos grasos en los aceites vegetales industriales que se venden en los supermercados corresponde a las grasas trans, que son extremadamente perjudiciales para la salud. El aceite de oliva se encuentra fuera de esta lista ya que es muy beneficioso para el organismo.

6- Alimentos bajos en grasas

 
Mientras la grasa le da a los alimentos ese sabor increíble que nos hace adictos, los productos bajos en grasas suelen ser desabridos y poco tentadores. Para darles un buen sabor y hacer que sus productos sean populares, los fabricantes utilizan grandes cantidades de endulzantes artificiales, químicos y otros saborizantes.

Esto es como eliminar algo malo, que en esta caso sería la grasa, y reemplazarlo por algo mucho peor, que en este caso serían los endulzantes e ingredientes artificiales. 
Por todas estas razones, intenta evitar el consumo de productos bajos en grasas, a menos que sean naturales.

7- Los cereales “saludables” para el desayuno
 

La mayoría de los cereales que comemos en el desayuno no tienen nada de saludable y, de hecho, se encuentran dentro de los peores productos que puedes consumir debido a sus grandes cantidades de azúcar y carbohidratos refinados. 

Las etiquetas que dicen “bajo en grasas”, “sin azúcar”, o “granos integrales” suelen ser mentiras. Antes de comprar un producto, siempre es conveniente revisar los valores nutricionales y el contenido de azúcar. 
Además, comenzar el día con altas dosis de azúcar hará que, para el mediodía, tus niveles de azúcar disminuyan, te sientas cansado, y desees comidas altas en carbohidrato y azúcar.

Para concluir, podríamos decir que es muy fácil guiarse por las etiquetas de los productos pero que debemos tener en cuenta que no todos los alimentos que dicen ser saludables realmente lo son, y que para mantener una buena salud y estado físico, lo mejor es optar por alternativas naturales.
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: