header print

Soluciones Caseras Para Uñas Encarnadas

A pesar de que las uñas encarnadas son un problema común, la mayoría de los casos pueden ser tratados y prevenidos con un correcto mantenimiento de los pies y el uso de calzado adecuado. Los casos más leves pueden ser tratados de forma facil e indolora, pero cuando el problema no recibe el tratamiento adecuado, la gravedad del caso puede empeorar en muy poco tiempo. Para evitar que esto suceda, te trajimos estas soluciones caseras que te ayudarán a resolver este problema de forma sencilla y económica.

1- Sumerge tus pies en agua tibia

Este procedimiento no necesita demasiadas explicaciones. Lo único que debes hacer es colocar tus pies en un recipiente con agua tibia y dos cucharadas de sal de Empson. Déjalos sumergidos por 10 minutos, y luego enjuaga con agua fría. Para mejores resultados, repite este procedimiento una o dos veces por día.

2- Aplica una pomada

Si la uña ya se ha metido en la piel, o esta cerca de hacerlo, te recomendamos aplicar una pomada con antibióticos para evitar que se forme una infección. Lo más aconsejable es aplicar el producto luego de haber sumergido los pies en agua tibia, como se indica en el paso anterior. Si utilizas zapatos abiertos, asegúrate de cubrir la uña con un bendaje.

3- No juegues al cirujano

Nunca intentes extraer la uñas por tus propios medios. Cuanto más experimentas, mayor es el riesgo de que la uña o la piel desarrollen una infección. Si la uña ya está encarnada, seguramente necesites visitar a un podólogo. Mientras tanto, con mucho cuidado, coloca un pequeño pedacito de algodón entre la uña y la piel para aliviar el dolor.

4- Corta tus uñas de forma correcta

Este es el primer paso a seguir para prevenir las uñas encarnadas. Cuando te cortes las uñas, es fundamental hacerlo en línea recta, ya que si lo haces en forma curva, las uñas quedarían muy puntiagudas y se insertarían en la piel con facilidad. Esto se debe a que cuando estamos de pie, el peso del cuerpo ejerce presión sobre los pies y las uñas.
 

5- Utiliza las medias adecuadas

En estos casos, las medias son más importantes de lo que pensabas. Si la uña ya está encarnada, te recomendamos utilizar medias blancas y de algodón, ya que las telas sintéticas y de color podrían afectar y complicar la herida, en especial si tu piel es sensible.

6- Zapatos nuevos

Las uñas encarnadas podrían ser un signo de que los zapatos que estás usando no son los adecuados para tu tipo de pie. Asegúrate de comprar zapatos que sean cómodos y que no te aprieten los dedos. A las mujeres se les aconseja evitar usar zapatos de taco alto y limitarse a un taco menor a 3 cm, para evitar ejercer presión sobre los dedos y las uñas.

7- Usa sandalias
Si el caso se volvió serio y la uña dolorosa, utiliza sandalias abiertas que permitan darle a los dedos el espacio que necesitan. Utiliza este calzado hasta que el cuadro haya mejorado.
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: