header print

10 Remedios Naturales Para Las Quemaduras Del Sol

A pesar de insistir para que mi familia utilice protector solar, muchas veces mis hijos terminan sufriendo algún tipo de quemadura. Si bien hay una gran variedad de productos para el cuidado de la piel contra las efectos del sol, con los años aprendí que los mejores tratamientos provienen de productos naturales. Por eso, la próxima vez que expongas tu piel al sol, prueba alguno de estos productos.

1- Aloe Vera en Gel
 

El refrescante y gelatinoso aloe vera está lleno de humectantes, vitaminas y antioxidantes que forman la combinación perfecta para tratar la piel dañada. Este producto es uno de los remedios naturales más antiguos y populares contra los efectos del sol y, en mi opinión, uno de los más efectivos.  Intenta conseguir gel de aloe vera puro (100 o 90% es el más aconsejado), y frótalo suavemente sobre la zona afectada o simplemente utílizalo como crema humectante post-solar.

2- Pasta de pepino

Todos sabemos que los pepinos son excelente productos naturales para la piel. Para preparar esta pasta, coloca dos pepino en la heladera y, una vez que estén fríos, colócalos en la procesadora junto con una cucharada de almidón de maíz. Mezcla los ingredientes hasta obtener una pasta y utilízala para aliviar el ardor de la piel quemada.

3- Aceite de coco

 
Este aceite tropical, considerado un producto fabuloso para el cuidado del cuerpo, tiene una gran variedad de usos. Uno de los más populares es el uso como remedio para las quemaduras del sol, ya que sus resultados son efectivos y el producto es muy fácil de utilizar.

4- Leche fría

Cuando se aplica leche fría sobre la piel, las proteínas de este producto producen un efecto refrescante instantaneo, y forman una capa protectora para la piel dañada. Para realizar compresas, utiliza un pedazo de gasa y sumérgelo en un recipiente con leche fría. Aplica la gasa sobre la zona afectada y déjala actuar durante 10 minutos.

5- Almidón de maíz

El almidón de maíz es otro de los aliados contra los efectos del sol, con increíbles beneficios para la piel. Si quieres utilizarlo como tratamiento para quemaduras, prepara una pasta con almidón de maíz y dos cucharadas de agua fría, y aplícala sobre la zona afectada. Te recomendamos utilizarlo durante el baño para evitar ensuciar tu casa.

6- Bicarbonato de sodio

Al igual que el almidón, el bicarbonato de sodio también puede ser utilizado como pasta para tratar quemaduras. Debido a que es un producto común y accesible, si estás de vacaciones en otro lugar, no tendrás inconvenientes para conseguirlo. Aunque algunas personas creen que el almidón es más efectivo, cuando la espalda está prendida fuego, nadie es pretencioso.

7- Té negro
 

El té negro está cargado de taninos y antioxidantes que lo convierten en un remedio natural efectivo para el tratamiento de quemaduras solares. Coloca tres saquitos de té en un recipiente con agua fría, y espera unos minutos hasta que se liberen los taninos y el agua tome un color amarronado. 

8- Avena

Este producto es rico en polisacáridos, un compuesto que tiene la capacidad de humectar, proteger y sanar la piel dañada. Cocina una pequeña cantidad de avena con leche como lo haces habitualmente, y déjala enfríar por 20 minutos. Una vez que la preparación se haya enfriado, aplícala sobre la zona afectada y déjala actuar por unos minutos. Luego enjuaga con agua fria.

9- Vitamina E

Aunque esto no es una solución 100% natural, una cápsula de vitamina E, acompañada por una dieta balanceada, podría ayudarte a tratar las quemaduras solares. Para ello, deberás romper la cápsula y frotar el contenido sobre la zona afectada hasta aliviar el ardor y el color rojizo de la piel. 

10- Aceite de kukui
 

Aunque este producto es poco común y puede ser difícil se conseguir, las personas que tengan la posibilidad de adquirirlo no pueden dejar de probarlo. El aceite de kukui fue utilizado por los nativos de Hawái como remedio para las quemaduras del sol por más de 1500 años. Debido a que en este lugar el sol está presente casi todos los días del año, podemos considerar a sus habitantes como expertos en el cuidado de la piel.

Por último recuerda que el mejor remedio para tu piel cuando estás expuesto al sol es el agua. En días de calor y de exposión prolongada a los rayos solares, se recomienda beber por lo menos dos litros de agua. Las tres reglas de oro son utilizar protector solar, beber abundante agua y controlar el tiempo de exposición al sol.
 
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: