header print

Estos 6 Cambios En Tu Dieta son Precisos Si Tienes Hemorroides

 Si padeces hemorroides, hacer algunos cambios en la alimentación es importante, ya que, aunque no es una enfermedad grave, sí es dolorosa y molesta. Son venas dilatadas en la región anal (hemorroides externas) y al final del intestino (hemorroides internas); no se sabe qué las causa exactamente pero se sospecha que es el sobresfuerzo reiterado en la evacuación intestinal, y se han detectado además grupos de población con mayor riesgo, como los obesos y las embarazadas. 
En cualquier caso, aliviar esos dolores e irritación es crucial para quien las padece, y para ello la alimentación es un factor fundamental. Te contamos 6 maneras de mejorar los problemas de hemorroides a través de cambios en la dieta que puedes incorporar a tu vida desde hoy mismo: 
 
1. Bebe 2 litros de agua al día
Cambios Dieta Hemorroides
La deshidratación es otro de los factores que se barajan como  cómplices del desarrollo de  hemorroides, y si ya las tienes, el no beber buena cantidad de agua hará que tus intestinos tenga que esforzarse más, lo cual también puede favorecer la enfermedad. 
Una buena hidratación ayuda a regular el tránsito intestinal, ablanda las heces, facilitando su expulsión, favorece la eliminación de toxinas y mantiene el sistema digestivo limpio y saludable. 
2. Toma más legumbres
Cambios Dieta Hemorroides
La fibra es otro de los elementos clave para poder aliviar las hemorroides. En contra de la creencia extendida de que las legumbres son malas para el aparato digestivo porque generan gases, a nivel de fibra son fantásticas, lo cual ayuda a regular el tránsito intestinal. Además son una comida rica en nutrientes esenciales como varias vitaminas, con lo cual comerlas a menudo es aconsejable y positivo para tu salud. 
3. Toma mucha verdura
Cambios Dieta Hemorroides Si la fibra te sienta bien, pude ser tu baza junto al agua contra las hemorroides. Las verdura de hoja la contienen por excelencia, mejoran el tránsito intestinal y además son antiinflamatorias. De ellas, las más recomendadas son la espinaca, las acelga y el kale. 
La remolacha también es excepcional, pue además de fibra tiene gan cantidad de vitamina C que ayuda a prevenir hemorragias. 
4. Ignora el café y el alcohol
Cambios Dieta Hemorroides
Estas sustancias provocan el proceso contrario a las dos anteriores. Generan deshidratación,  reducen el movimiento intestinal y no son buenos en general para la salud digestiva.
El café reseca las heces acumuladas en el intestino, dificultando el tránsito y provocando una evacuación más forzada y por lo tanto dolorosa para los que tienen hemorroides. 

5. Ignora la comida picante y la que esté muy salada.Cambios Dieta Hemorroides
Las comidas demasiado condimentadas, especialmente las picantes irritan la mucosa intestinal, llegando sus repercusiones hasta la zona de las hemorroides, que son muy sensibles a ella y responden con malestar, irritación y picazón. 

6.    Reduce los lácteos

Los productos derivados de la leche también generan irritación intestinal e inflamación en la zona donde haya hemorroides. Sobre todo en época en las que las hemorroides te estén dando más guerra, abandonar los lácteos, igual que el picante, te ayudará a tener mejores digestiones e ir remitiendo la inflamación. El objetivo es evitar dañar la flora bacteriana, intentar que sea abundante y funcione lo mejor posible.

La excepción a esta regla es el yogur, el único lácteo con propiedades reguladoras beneficiosas para la salud digestiva. De todos modos debes ser moderado en su consumo e ir comprobando como te sienta personalmente el yogur con este problema, qué cantidad está para ti por debajo de la que te empieza a dar problemas.

Debes descartar que la proliferación de las hemorroides no haya venido por intolerancias a la lactosa, al gluten o una mala absorción de la fructosa que te hayan traído complicaciones intestinales, una de cuyas manifestaciones puedan ser las hemorroides. Otra indicación general para luchar contra todos los problemas digestivos e intestinales es seguir una dieta baja en hidratos de carbono de cadena corta, abundantes en alimentos como el brócoli, alcachofas, coliflor, setas, trigo, miel, manzanas, ciruelas y cebollas, y ceder su lugar en el plato a otros como carnes sin procesar, pescados blancos y azules, naranjas, limones, piña, arándanos, plátanos, avena, espinacas, tomates, zanahorias, pepino, huevos, arroz o patatas.  

 

BONUS: en este vídeo encontrarás un eficaz truco para evacuar sin exigir tanto esfuerzo al intestino.

imágenes 1,2
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad
App Logo
Esta app es fácil de usar
¡Pruébala! Descarga gratis