header print

Cómo Los Radicales Libres Dañan Tu Cuerpo

 Si echas un vistazo a un puñado de anuncios de alimentos saludables, descubrirá que los radicales libres presentan como la causa principal del sufrimiento humano, mientras que los antioxidantes supuestamente son la clave de la inmortalidad. Si bien tales afirmaciones son una exageración obvia, los radicales libres causan mucho daño al corromper las moléculas y el ADN dentro de nuestros cuerpos, y los antioxidantes sí logran revertir gran parte del daño que causan. Pero, ¿qué son exactamente los radicales libres y de dónde vienen? Sigue leyendo para averiguarlo.
 
¿Qué son los radicales libres?
 
daño radicales libres cuerpo humano
Los radicales libres son moléculas, átomos o iones que contienen un electrón no pareado dentro de ellos, lo que los hace altamente reactivos e inestables. Pueden alterar la estructura fundamental de las moléculas o el ADN mediante el robo de sus electrones en un proceso llamado oxidación. Una sola molécula desequilibrada puede no ser preocupante, pero la oxidación en realidad puede desencadenar una reacción en cadena, lo que podría dañar las células. Estructura, ADN y capacidad para funcionar correctamente. A medida que pasa el tiempo, el daño acumulativo de la oxidación puede contribuir al envejecimiento y varias enfermedades degenerativas diferentes.
¿De dónde vienen los radicales libres?
daño radicales libres cuerpo humano

Existen muchos tipos de radicales libres, pero los que más preocupan a los profesionales de la salud son los que contienen oxígeno, conocidos como las especies reactivas del oxígeno (ROS). Durante el metabolismo celular, el oxígeno en su cuerpo se utiliza para convertir los alimentos en energía, y estos radicales libres se sintetizan como resultado de este proceso.

Es prácticamente imposible evitar que los radicales libres se formen de la forma anterior, sin embargo, también hay muchas otras fuentes de radicales libres, como la inflamación, la enfermedad, el estrés y el envejecimiento. Su entorno también juega un papel importante en la generación de radicales libres, como la contaminación, el alcohol, los metales tóxicos, la radiación, el humo del cigarrillo, los productos químicos industriales y ciertos medicamentos.

En niveles relativamente bajos, los radicales libres realmente no representan una gran amenaza para su bienestar. Sin embargo, si los radicales libres terminan abrumando a su cuerpo, puede provocar estrés oxidativo, que puede causarle muchos problemas.
 

¿Qué es el estrés oxidativo?
daño radicales libres cuerpo humano

El estrés oxidativo es el daño oxidativo causado por un desequilibrio entre la cantidad de antioxidantes de su cuerpo y la presencia de radicales libres. De acuerdo con la teoría del envejecimiento de los radicales libres (FRTA), el envejecimiento se produce debido a una acumulación de daño de los radicales libres en nuestro ADN y en las células.

Esta teoría afirma que dicho daño acumulativo en nuestro tejido conectivo y componentes celulares conduce a una disminución de la capacidad física, arrugas, un sistema inmunológico más débil e incluso la muerte. También afirma que el estrés oxidativo puede terminar causando artritis, hipertensión, enfermedad cardíaca, enfermedad de Parkinson, distrofia muscular e incluso enfermedad de Alzheimer.


¿Cómo los antioxidantes combaten los radicales libres?
daño radicales libres cuerpo humano

Los radicales libres recorren tu cuerpo en busca de electrones para robar, y no son exigentes acerca de dónde vienen. Para combatir este robo flagrante, los antioxidantes proporcionan radicales libres con un electrón, lo que los estabiliza sin efectos dañinos para su cuerpo. Lo que es exclusivo de los antioxidantes es el hecho de que aún permanecen estables, a pesar de donar uno de sus electrones, lo que los convierte en la solución perfecta para librar a su cuerpo de los radicales libres.

Para obtener los mejores resultados posibles, debes tratar de incorporar la mayor cantidad posible de antioxidantes en su dieta. Los más populares incluyen antocianinas, polifenoles, curcuminoides, betacaroteno, licopeno, vitamina C, vitamina E y selenio. Puedes planear cuidadosamente tus comidas diarias para incluir diferentes tipos de antioxidantes, o puede considerar comprar suplementos naturales en su tienda local de alimentos saludables.

Si esta información te ha resultado útil, no olvides compartirla con tus amigos y familiares.

Fuente
Imágenes
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad
App Logo
Esta app es fácil de usar
¡Pruébala! Descarga gratis