header print

8 Mitos Sobre La Salud y Que No Conocías

 Si estás buscando qué comer y qué evitar, probablemente algunos colegas, amigos y familiares te hayan dado consejos que parezcan confiables. Si lo tomas muy en serio, es posible que incluso hayas buscado consejos sobre la dieta en blogs o foros. A todos nos han prestado algunos conocimientos geniales, que por supuesto, suenan bastante obvios y creíbles. Bueno... pues después de leer los siguientes hechos (respaldados por la investigación científica) te darás cuenta de lo crédulos fuimos al creer en estos mitos alimentarios comunes.

 

1. "Comer alimentos grasos te hace engordar"

mitos de la salud

Este es un error generalizado, que lleva a las personas a dieta a sustituir su ingesta de grasa con porciones de verduras. En realidad, consumir alimentos grasos no significa que te engordarás o que la grasa se quedará atrapada en tu cuerpo. El equilibrio es la clave. Aunque algunas grasas se consideran "peores" que otras, el consumo excesivo de cualquier tipo de alimento en general puede conducir al aumento de peso, incluidos los carbohidratos y las proteínas. Esto es lo que la Dra. Carly Stewart (experta médica en Money Crashers) dice sobre el asunto:

 

"Comer alimentos grasos no te engorda. La grasa con moderación es una parte necesaria de cualquier dieta saludable y equilibrada. Ganar más peso en forma de grasa es el resultado de un desequilibrio energético. Ganarás peso si ingieres más calorías de las que quemas. La grasa es una fuente concentrada de calorías, pero no es necesario eliminar completamente la grasa de tu dieta".


En pocas palabras: la grasa no te engordará, a menos que ingieras demasiado. Así que adelante y llena tu plato con alimentos variados, y relaja tu mente. Todo lo que necesitas hacer es mantener un equilibrio saludable.

 

2. "Comer carbohidratos te hace engordar"

mitos de la salud

Vale, hemos desacreditado el mito de que "la grasa engorda". Pero, ¿y los carbohidratos? ¿Estas tentadoras donas, por ejemplo, son las culpables de nuestros estómagos flácidos?

En primer lugar, los carbohidratos no son solo azúcar, también vienen en forma de almidón y fibra. Esto significa que cuando las personas dicen que eliminarán los carbohidratos de su dieta, también incluyen frutas, verduras, leche, nueces, granos, semillas y legumbres, todos los cuales son vitales para nuestro cuerpo. Entonces, ¿qué es lo que hay que hacer? Esto es lo que recomienda la Dra. Stewart:

"Es una buena idea limitar el número de carbohidratos que consumes en forma de azúcar, porque el azúcar tiene un valor nutricional bajo y alto en calorías. Sin embargo, si eliminas los carbohidratos por completo, te perderás alimentos saludables como panes integrales y pastas de trigo. Solo aumentarás de peso si consumes más calorías de las que quemas".


En pocas palabras: eliminar los carbohidratos por completo de tu dieta es incorrecto. Sólo te harán engordar si tienes una dieta deficiente o falta de ejercicio. Algunos carbohidratos son menos saludables que otros, como los alimentos azucarados y procesados, pero esto no significa que debas eliminarlos de tu dieta. De nuevo, mantener un equilibrio razonable es una obligación, junto con el ejercicio regular.


3. "La comida sin gluten es más saludable"

mitos de la salud

Ser intolerante al gluten significa que es posible que debas reducir la ingesta de una gran cantidad de productos, como pan, pasta, cereales, cerveza, pasteles, etc. Por supuesto, hay alternativas sin gluten a estos, que últimamente no solo han sido usados por personas que sufren esta intolerancia, sino también por personas que creen en este mito. Así como algunas personas creen que se sienten mejor cuando comen productos sin gluten, estos productos no siempre son una opción saludable, ya que a menudo se elaboran con almidones refinados. Esto es lo que sugiere la Dra. Stewart:

"Los alimentos sin gluten son solo más saludables si eres alérgico al gluten. Si no lo eres, comer una dieta libre de gluten restringe la cantidad de fibra, vitaminas y minerales que puedes consumir. Una variedad de alimentos con alto contenido de cereales integrales (como alimentos que contienen trigo, centeno o cebada) también contienen gluten, y estos alimentos son una parte esencial de una dieta saludable. La mayoría de las personas no tienen problemas para digerir el gluten".


En pocas palabras: solo a menos que seas sensible o alérgico al gluten, no hay absolutamente nada de malo en consumirlo. No te pierdas los nutrientes que puede tolerar solo porque te dejaste llevar por uno de los mitos del gluten. Adelante y disfruta de tu cerveza, sin necesidad de preocuparte, y como siempre, no olvides: equilibrio.


4. "Hay que defecar a diario"

mitos de la salud

Puede que te hayas preocupado cuando las personas dicen que son capaces de defecar dos veces al día y te preguntas: ¿cómo es posible? Si no eres tan eficiente como ellos, ¿eso significa que tienes algo mal? Bueno, si estas personas han sido lo suficientemente honestas contigo sí, muchos podrían necesitar un uso más frecuente del inodoro que otros. Pero esto no significa que haya algo malo con tu cuerpo. Según la Dra. Stewart, todos tienen diferentes hábitos:

"Ningún programa de evacuación intestinal es adecuado para todos. Sin embargo, mantenerse hidratado, comer alimentos con alto contenido de fibra y mantenerse activo te ayudará a asegurar que tu horario sea regular".


En pocas palabras: siempre que tu materia fecal sea saludable, no necesitas preocuparte por la frecuencia con que defecas. Esta frecuencia puede incluso depender de la ingesta de agua y comida. A menos que sientas alguna incomodidad o estés seriamente estreñido, puedes tranquilizarte.


5. "El microondas mata los nutrientes de los alimentos"

mitos de la salud

La mayoría de nosotros podría estar familiarizado con este mito, y con el uso extensivo del microondas hoy en día también se ha convertido en una gran preocupación para las familias, especialmente porque les dijeron que los microondas pueden matar los nutrientes en los alimentos. Puede que las personas no se hayan equivocado completamente en esto, pero ciertamente no hay de qué preocuparse. El Dr. Spencer Nadolsky (editor médico de Examine.com) explica esto:

 

"El microondas puede matar algunos nutrientes (el sulforafano del brócoli, por ejemplo), pero esto no se extiende a todos los nutrientes. Desafortunadamente, tenemos que analizar estas cosas caso por caso para ver qué alimentos debe usar en el microondas y cuáles no, ya que no hay razón clara por la cual los compuestos se dañen o se inactiven. En general, el microondas no es una preocupación seria".


En pocas palabras: no hay una razón importante para abandonar tu microondas. Es posible que te preocupe más que el horno de microondas no caliente las comidas de manera uniforme o que no conserves los alimentos en la textura deseada, en lugar de matar los nutrientes. Después de todo, calentar el brócoli de cualquier manera hará que pierda su sulforafano.


6. "Pierdes una libra de grasa por cada 3500 calorías que quemes"

mitos de la salud

Al hacer dieta, algunas personas tienden a obsesionarse con su consumo de calorías y la cantidad exacta de ejercicio que realizan, en paralelo. Esta idea puede tener elementos de verdad, pero la realidad es que, aunque tenemos varios dispositivos que pueden medir nuestra quema de calorías, ninguno de estos es preciso. De hecho, el Dr. Naadolsky dice:

"Desafortunadamente no tenemos ecuaciones perfectas en este momento, así que aunque una libra de grasa tiene aproximadamente 3500kcal, tendemos a perder una libra de grasa cuando nuestras dietas nos dan un déficit de entre 2000 y 5000 calorías".


Aparte de eso, aunque en parte está de acuerdo con la afirmación, enfatiza que esta pérdida no es necesariamente de grasa. Perdemos una cantidad sustancial de agua y otras formas de tejido cuando hacemos ejercicio.

En pocas palabras: no confíes en el conteo de calorías para rastrear tu pérdida de peso. Puede darte una estimación aproximada, pero no vale la pena el tiempo que gastas para calcular y predecir la pérdida mediante el uso de fórmulas poco confiables.


7. "El entrenamiento puntual te ayuda a quemar grasa en las áreas deseadas"

mitos de la salud

Todos tienen áreas obstinadas en el cuerpo que aumentan de peso más fácilmente que otras, como el estómago, las piernas o los brazos. Las personas que siempre han querido apuntar a esas áreas en la pérdida de peso han intentado 'entrenamiento puntual', pero el hecho de que no sea efectivo podría no ser bien recibido por estas personas. La realidad es explicada por la Dra. Stewart:

 

"Hacer sentadillas (u otro tipo de entrenamiento puntual) fortalecerá los músculos abdominales, pero no quemará la grasa específica de esa área. La grasa se quema o se pierde en todo el cuerpo de forma más pareja, y se logra a través del ejercicio aeróbico o cardiovascular. El patrón de ganancia o pérdida de grasa tiene más que ver con el cuerpo único de cada persona que con el tipo de ejercicio aeróbico realizado".


En pocas palabras: el entrenamiento puntual no te ayudará a eliminar la grasa de áreas específicas. Sin embargo, esto no debe impedir que lo hagas. La construcción muscular te hace estar en forma y aún así es beneficioso quemar grasa en cualquier parte de tu cuerpo.


8. "La báscula es una buena forma de ver el progreso de tu pérdida de grasa"

mitos de la salud

Así que has perdido una libra o dos, y te sientes satisfecho. Sus resultados deseados finalmente muestran una prueba numérica en la báscula: ¡definitivamente estás quemando suficiente grasa! Espera, ¿estás seguro de que estás perdiendo grasa? La verdad es que nuestro cuerpo está hecho de mucho más que grasa. Todos sabemos que consiste en una gran cantidad de agua, junto con otros materiales, que también se pueden perder después del ejercicio. La Dra. Stewart lo explica más a fondo:

 

"La balanza trata la grasa y el músculo de la misma manera: una libra de grasa equivale a una libra de músculo. Si estás fortaleciendo tus músculos durante tu régimen de ejercicio, en realidad podría ver una pequeña cantidad de aumento de peso en lugar de pérdida de peso, lo cual no es algo malo. Una mejor manera de seguir el progreso de la dieta y el ejercicio es monitorear cómo te sientes y cómo te ves. Tu gimnasio local también puede ayudar a medir tu porcentaje de grasa corporal".

 

En pocas palabras: el uso de la báscula no es la mejor manera de seguir el progreso de tu dieta. Puede confundirte tanto de manera positiva como negativa: puedes interpretar la ganancia muscular como ganancia de grasa o la pérdida de agua como pérdida de grasa. Pero de cualquier forma, probablemente te darás cuenta de cuando estuviste quemando tu grasa por la forma en que te ves y sientes.

 

Fuente: Lifehacker.com

Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Al hacer clic en "Unirse", acepta nuestros Términos y Política de privacidad
App Logo
Esta app es fácil de usar
¡Pruébala! Descarga gratis