header print

¡Dile Adiós a La Grasa Del Horno!

Sin importar su tamaño o cuanto los uses, los hornos siempre se llenan de grasa que se acumula principalmente en las puertas y en las paredes. A pesar de utilizar productos industriales en la limpieza del horno, esta suciedad está tan adherida que es casi imposible de remover.

 

 

Sin embargo, existen otras formas rápidas, sencillas y efectivas para limpiar tu horno. Estas son algunas:


Tip: Siempre que limpies, recuerda utilizar guantes para evitar dañar las manos.

Tomar medidas preventivas

El primer paso indispensable para mantener un horno limpio es tomar precauciones, esto quiere decir, utilizar papel manteca o papel aluminio. Por ejemplo, si cocinas una carne jugosa, intenta envolver la fuente en papel aluminio para evitar que cualquier líquido o aceite se derrame en la superficie del horno.

Actúa a tiempo

La próxima vez que veas líquido derramándose en tu horno, no esperes al día siguiente para limpiarlo. Lo mejor es colocar sal sobre la mancha cuando aún está caliente, con cuidado de no quemarse. Una vez que el horno se haya enfriado, podrás remover la suciedad con un trapo sin ningún problema. Tip: este truco también funciona en hornallas. 

Deja que el vapor haga el trabajo sucio

Antes de arremangarte la camisa y ponerte a fregar esas manchas imposibles, coloca adentro del horno un bol resistente al calor lleno de agua, y déjalo allí durante 30 minutos a temperatura máxima. El vapor hará que las manchas se ablanden y sean más fáciles de remover.

El secreto para eliminar las manchas más rebeldes

La soda, o agua con gas, es una excelente forma de remover la suciedad y las manchas de grasa. Lo único que tienes que hacer es aplicar soda cobre la mancha, cubrirla con un trapo y dejar actuar por dos o 3 horas. 

Utiliza una espátula

En lugar de fregar y fregar las paredes y la puerta del horno, intenta ablandar las manchas con un poco de agua hirviendo y utilizar una espátula para removerlas. 

¿El horno está limpio? Ahora nos toca limpiar los estantes y las fuentes

La mejor forma de limpiar estos objetos es poniéndolos en el lavavajillas, si es que tienes uno, y sino dejándolos en un recipiente con agua hervida y vinagre durante toda la noche. Por la mañana las manchas serán mucho más fáciles de limpiar. 

Limón para eliminar el olor

Si tu horno tiene un olor desagradable, incluso luego de haberlo limpiado, el limón puede ser la solución. Exprime el judo de dos limones y colócalo en un recipiente a prueba de calor. Luego agrégale un poco de agua y llévalo al horno durante 20 minutos a temperatura media. Este truco no solo te ayudará a eliminar el olor sino que también te permitirá mantener la limpieza del horno por más tiempo. 
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: