header print

El Papa Da Una Valiosa Lección Inspiradora

 El Papa Francisco, con su actitud cercana, compasiva y amable, es una inspiración para muchos en alcanzar el buen camino en la vida, difundiendo el mensaje de la iglesia. No todo el mundo cree en Dios y esta cuestión le fue planteada, acerca de cómo se podía difundir la religión, sobre todo entre la gente joven. En una misa, el Papa Francisco contó la siguiente anécdota inspiradora al respecto:

 

"En uno de los viajes, la Jornada Mundial de la Juventud en Polonia, en el almuerzo que tuve con 15 jóvenes y el Arzobispo, uno me preguntó: ¿qué argumento le puedo dar yo a un compañero mío que es ateo?"

"Y a mí se me ocurrió contestarle: Lo último que tienes que hacer es decirle algo". Y se quedó mirando”, prosiguió el Papa.

Papa consejo
 

“Empieza a hacer, a mover. Empieza a comportarte de tal manera que la inquietud que él tiene adentro lo haga curioso y te pregunte. Y cuando te pregunte por tu fe, ahí puedes empezar a decir algo”.

“Es tan importante ese callejear la fe en la vida. Esa es la vida, es a la que se refiere Jesús: la vid que es el pueblo de la alianza”.

“Los jóvenes son naturalmente inquietos y si bien asistimos a una crisis del compromiso y de los lazos comunitarios, son muchos los jóvenes que se solidarizan ante los males del mundo y se embarcan en diversas formas de militancia y voluntariado”.

“Son muchos y algunos sí son católicos practicantes... otros no saben si creer o no creer, pero esa inquietud los lleva a hacer algo por los demás, esa inquietud hace llenar los voluntariados de todo el mundo de rostros jóvenes. Hay que encauzar la inquietud”.

Papa consejo

“Cuando lo hacen captados por Jesús, sintiéndose parte de la comunidad, se convierten en ‘callejeros de la fe’, felices de llevar a Jesucristo a cada esquina, a cada plaza, a cada rincón de la tierra”.

“Hay muchos que llevan a Jesús sin saberlo y llevan esa riqueza de callejear sirviendo, de ser callejeros de una fe que quizás ellos mismos no terminan de entender, una fe que nos abre a la acción del Espíritu Santo que entra y nos va trabajando el corazón”, concluyó el Pontífice.

"La fe la llevamos todos dentro, y ésta espera ser liberada en cualquier momento, ya sea por acción ajena o propia".

Fuente

Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: