header print

Cómo Me Hubiese Gustado Saber Estos Consejos a Mis 30 Años

Margaret Manning es la creadora de un interesante proyecto llamado ''60's y yo'', una idea que inició en el momento en que cumplió 60 años y decidió aconsejar a aquellas mujeres jóvenes que estaban empezando a vivir sus vidas, con útiles tips que ella hubiese querido saber cuando tenía 30 años. Vivir más, preocuparse menos, pasar más tiempo en la naturaleza y no temerle tanto a las arrugas que vienen con la edad. Como dice Margaret, la vida es solo una y hay que vivirla a plenitud. Aquí 10 consejos que puedes aplicar en tu vida personal.
 
 
Muchas veces gastamos más tiempo preocupándonos por el futuro que viviendo el tiempo más importante de todos: El presente. Cuántas veces al día gastamos nuestro tiempo pensando en cosas que no han pasado y que seguramente no pasarán. No malgastes tu vida siendo infeliz, recuerda que sólo hay una, y no espacios para ensayos. 
Recuerda que sea cual sea tu situación actual, todo cambiará.  La vida no es estática, por el contrario es fluida y cambiante. Recuerda que hasta las cosas malas qeu vivimos esconden pequeñas o grandes enseñanzas que nos hacen más fuertes y nos ayudan a vivir y a ser más sabios. 
Cuando somos niños tenemos el afán de crecer y ser grandes, cuando somos grandes anhelamos volver a vivir aquellas épocas en donde no teníamos tantas responsabilidades ni preocupaciones. Pero lo mejor que podemos hacer es disfrutar cada etapa de nuestras vidas con total plenitud, saboreándolas a fondo y aprendiendo de ellas. No le temas a la vejez, pues todos llegaremos a ella algún día.
En el mundo exterior hay tantas cosas que ver y hacer. Qué tal un paseo en la mañana o sentarnos en un parque a leer ese libro que te gusta. Estar en contacto con la naturaleza te conectará contigo misma y te hará ver las cosas desde una nueva perspectiva. Busca momentos para estar contigo y disfrutar de la belleza que te rodea.
 
Deja de centrarte en los estereotipos que existen sobre el envejecimiento. Envejecer no es malo, es la prueba de una vida vivida sin arrepentimientos. Es el mejor momento para romper las cadenas y ser mucho más libres. ¿Cómo te gustaría vivir esta etapa?
Disfrutar de la familia, las cenas con amigos, ver a tus hijos crecer, encontrarte con aquellos que no has visto hace mucho tiempo, comerte tu postre favorito... esas cosas que a veces consideramos pequeñas, son las que hacen que la vida valga la pena. Desde ahora atesora esos momentos en tu corazón y en tu mente porque serán los que te den motivos para seguir viviendo en el futuro. 
Hay mujeres que nacen con el deseo de ser madres algún día y otras que por el contrario no quieren serlo. Ambas cosas están bien. Tú eres la indicada para decidir si quieres asumir esta gran responsabilidad. Nunca es el momento adecuado para hacerlo, nunca estarás más desocupada o estarás mejor económicante. Deja que las cosas pasen.
¿Quién dijo que la madurez es sinónimo de sedentarismo y pausa? Al contrario es el mejor momento para hacer aquellas cosas que has postergado por tantos años. ¿Quieres viajar, aprender algo nuevo, pasar más tiempo con tu familia? Házlo. La vida es ahora o nunca. 
Bien decía Charles Chaplin que ''Un día sin risas es un día perdido'', y así mismo es. No dejes que tu día termine sin haberte dado el permiso de sonreír, reír a carcajadas y ser feliz. Recuerda que si tú le sonríes al mundo, el mundo te devolverá la sonrisa.
Como en el punto anterior, no mires a los años como el fin de algo, sino como el comienzo de cosas nuevas. Tus hijos seguramente ya están grandes y tienen sus propias vidas y familias, ya tienes más estabilidad económica y menos personas dependen de ti. Por qué no invertir ese tiempo libre que ahora te sobra para dedicarte enteramente a ti. Abraza este nuevo ciclo que empiezas y prométete vivirlo a plenitud.
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: