header print

Salud: 6 Indicios De Problemas Gastrointestinales

 Tu sistema digestivo comprende al esófago, estómago, colon, páncreas e hígado. En consecuencia, no es de extrañar que se presenten problemas gastrointestinales (GI). Pero cuando se presentan inesperadamente, debemos visitar al gastroenterólogo. Si experimenta cualquiera de estos 6 síntomas, asegúrate de reservar cita cuanto antes:
 
1. Bultos en la garganta
Consuta a tu médico si tienes problemas para tragar los alimentos, especialmente si la sensación se intensifica con el tiempo; en algunos casos, incluso el agua puede ser difícil de tragar. Ello puede ser signo de un grave problema GI. Seguramente el doctor te preguntará si tus problemas de deglución están acompañados de tos, ronquera, hipo o sensación de pesadez - tras comer un poco. Estos síntomas podrían indicar cáncer de esófago.
2. Flatulencias inusualmente malolientes
Mientras que las flatulencias son normales, si se combinan con efectos secundarios desagradables sería una causa de preocupación. Presta atención si experimentas dolor abdominal, un cambio en hábitos intestinales o una pérdida inexplicable de peso. Esos gases, inusualmente malolientes, podrían ser debidos a la presencia de un parásito llamado giardia infectando tus intestinos.
3. Hinchazón
Si te cuesta más abrochar tus pantalones que hace unos días, puede ser por la hinchazón - un problema común resultado de comer en exceso o tragar demasiado aire. Pero si la hinchazón repentina ocurre sin razón obvia y viene acompañada de síntomas como dolor o sangre en las heces, lo mejor es hablar con tu médico. Podría ser debido a: un problema de digestión láctea, indicar enfermedad de reflujo gastroesofágico, síndrome del intestino irritable, cálculos biliares, estreñimiento o enfermedad celíaca.
 
4. Pérdida repentina de peso 
La pérdida inexplicable de peso puede ser síntoma de muchos problemas de salud. Comienza a pensar en el sistema digestivo, porque las primeras cosas a excluir son los cánceres de colon, páncreas y estómago. Otras razones por las que podrías estar bajando de peso podrían ser: la enfermedad celíaca o la enfermedad de Crohn;  ambas afectan a la capacidad de tu cuerpo para absorber los nutrientes.
5. Sangrado
Con respecto al recto, el sangrado nunca es normal. Un sangrado rojo brillante que en el papel higiénico puede proceder de las hemorroides - los vasos sanguíneos hinchados en su fondo que pueden picar o dañar. Mientras que las hemorroides se pueden tratar, si el sangrado no está relacionado con ellas, es urgente que visites al doctor.

6. Has dejado de bombear hierro en tu sangre
El hierro ayuda a los glóbulos rojos a entregar el oxígeno a los tejidos del cuerpo. Cuando se está agotando el hierro, todo el cuerpo se resentirá. Podrías sentirte muy cansado, tener dolores de cabeza, la piel amarillenta, uñas quebradizas, pérdida de cabello y debilidad en general. Los niveles de hierro se pueden verificar con un simple análisis de sangre.
Si resulta anemia deberías ver a un especialista en GI. La deficiencia de hierro causada por la anemia, puede deberse a la pérdida de sangre crónica -invisible en el tracto gastrointestinal- a causa de enfermedades como cáncer de colon, cáncer de estómago, úlceras, enfermedad inflamatoria intestinal o vasos sanguíneos superficiales llamada angiodisplasia.
Regístrate gratis
Qué quisiste decir:
Regístrate gratis
Qué quisiste decir: